Toyota Prius.– Un híbrido que requiere conocimiento y cuidados

Prueba de manejo: Ing. Gabriel Covelli / Texto: César Roy Ocotla

Encontrar que el Toyota Prius, auto compacto híbrido –equipado con dos motores, uno de combustión y otro eléctrico– nos permita un alto torque al combinar lo mejor de dos motores, nos encantó. Pero luego luego llegamos a la cuenta de que este auto no está hecho para correr, sino para ahorrar gasolina, contaminar menos. Caímos en la cuenta que requiere una nueva actitud del que lo maneja, una nueva cultura del automovilista.

TOY PRIUS FRENTE LATERAL

Un manejo conservador nos dio 17 Km/l en ciudad (Foto Al Volante).

Equipado con un motor de combustión interna de cuatro cilindros, 1.8 litros con 98 bhp, 16 válvulas y doble árbol de levas a la cabeza, DOHC, y un motor eléctrico sincrónico de 13,500 rpm con imanes permanentes y enfriado por aire, de 650 voltios de corriente alterna trifásica, la unidad finalmente nos da 134 bhp utilizando los dos motores. Por tanto, no es una unidad lenta cuando se le pide par motor. Y esta es la gran sorpresa del híbrido que –para la mentalidad de muchos– pudiera pasar como un auto aburrido. Sin embargo, la acotación ecológica nos hace reflexionar. ¿Quién busca un auto híbrido? Pues aquel automovilista que quiere principalmente cuidar el ambiente, que tiene una conciencia ecológica para no contaminar de más, que va a ver en el auto ecológico una inversión, pagar entre $337,700 y $416,200 por un auto que le va a permitir dividendos interesantes en el ahorro de gasolina. Aquí falta la política del gobierno para incentivar la venta de autos híbridos mediante un bono de recuperación de parte de la inversión.

TOY PRIUS TABLERO

La consola acerca los intrumentos en el tablero (Foto César Roy Jr.).

Por tanto, la pretensión de querer sacar caballos de un Prius híbrido con un manejo poco «tradicional», poco conservador, se va a la basura porque el fin de autos como este, no es ese, sino el de ahorrar combustible, emitir menos partículas de CO2 al medio ambiente. Por tanto, no hay que caer en contradicciones cuando se compre un auto cuyo fin no es «correr» sino ahorrar.

TOY PRIUS LATERAL

El diseño es en realidad un tanto raro, sobre todo de atrás (Foto Al Volante).

La versión 2015 del Prius trae una celda solar en el techo, que permite alimentar a dos motores eléctricos pequeños que hacen funcionar dos ventiladores que enfrían las baterías de ion-litio localizadas quizá atrás del asiento trasero o en el pido, en la «panza» del auto. No lo pudimos confirmar (dónde están localizadas las pilas).

TOY PRIUS QUEMACOCOS

El accionamiento del quemacocos es sencillo. En el techo está el panel solar (Foto César Roy Jr.).

El Prius trae un generador de 56 hp, se oferta en dos colores, blanco y plata. Hay que leer el manual porque la parte del motor requiere que el automovilista no le meta mano, sino que se lleve –en plataforma, en caso de una avería– a la agencia para que expertos sepan lo que hay que hacer. Hay unos cables color naranja que son intocables, porque trabajan a alta tensión. Cuidado.

Cuando preguntamos a Gabriel Covelli qué manejo le ha parecido mejor entre este Prius y el Ford Fusion híbrido, él encuentra el Fusion más familiar, más amplio, mientras al Toyota lo ve como más elitista, como que es el auto de los artistas ecológicos para quedar bien en la publicidad (¿recordando a Di Caprio que trae uno?). Pero lo que le fascinó del Prius es el panel solar en el techo para obtener energía extra a fin de enfriar las baterías. Toda una novedad, dice, que Ford debiera implementar.

TOY PRIUS MOTOR

Los cables naranja de la derecha no de deben tocar (Foto Al Volante).

En la carretera México-Toluca el manejo es dinámico. Se mueve bien porque se combinan los dos motores, de combustión y eléctrico, con lo que se obtiene más par motor para levantarlo fácilmente a los 110 Km/h sin problema. Pero Covelli siente que el auto debe ir más reposado. La consola central que es la que concentra Km/h, ahorro de energía, carga de energía en frenado y otras informaciones de interés, nos muestra cómo hacemos para lograr esos objetivos.

TOY PRIUS PANEL 1Panel de información de inicio (Foto Al Volante).

Uno de los paneles que se muestran es la carga de gasolina (que por cierto no visitamos la gasolinera desde que recibimos la unidad, sólo hasta que la entregamos y volvimos a llenar tanque). El modo ecológico también se presenta, así como el cambio de velocidades.

TOY PRIUS PANEL 2Otro modo del panel es para ver ahorro de energía (Foto Al Volante).

Aparece una figura de batería que en el modo B puede dar ahorro de esta. Y aparece la carga y el consumo, lo que nos ayuda a regular y saber cuándo gastamos y cuando generamos energía. Interesante para ser un hombre ecológico.

Manejo balanceado. Le pedimos a Covelli que deje el modo ecológico y que le meta un poco a la velocidad para observar cómo es la suspensión delantera MacPherson con barra estabilizadora y la trasera semi-independiente con eje torsional. Llantas P195/65R15 bien reguladas, de buen tamaño y de buen agarre. El peso de la unidad es de 1,400 kilos, un poco pesado para el tipo de motor que trae (1.8), lo que se compensa con la aplicación de los dos motores en el arranque. Recuerden que un motor eléctrico entrega toda la potencia de un jalón (¿alguien que recuerde cómo se siente el arranque en un trolebus eléctrico?).

TOY PRIUS GASOLINERAEl rendimiento en ciudad fue de 17 Km/l en tráfico (Foto Al Volante).

 El Prius no es un auto grande, es un compacto urbano de buen tamaño, 4.4 metros de largo. Su manejo en curvas es predecible, no te va a dar sorpresas. El paquete de seguridad es muy completo, frenos de disco delanteros ventilados y discos traseros sólidos. Las prestaciones dinámicas cumplen con su propósito, buen agarre, buen desplazamiento en rectas.

Los frenos no se desgastan a pesar que Maese Covelli quiere ver el punto de flexión de estos, lo que no ocurre. Bolsas frontales, en rodillas, laterales y tipo cortina.

TOY PRIUS ASIENTO TRASERO

El asiento trasero es cómodo y el espacio para piernas, suficiente (Foto César Roy Jr.).

La conclusión es que el Prius es una interesante alternativa de transportación inteligente en México. El precio es alto, sí, pero es aquí donde se necesita un gobierno que pueda ayudar a incentivar su venta. Si se lograran esos apoyos, más automovilistas lo mirarían con interés. Pero su adquisición requiere de un consumidor consciente de emitir la menor cantidad de CO2 al ambiente, cuidando el manejo, haciendo un uso racional de la unidad. Una nueva cultura pues, como ya dijimos.

TOY PRIUS PALANCA

Colocando P, usted no tiene que manipular más la palanca para estacionarse (Foto César Roy Jr.).

Léa también

Ford de EEUU atenderá a 560,000 afectados en Focus y Fiesta con transmisiones defectuosas

Lo que no se hizo en México en 10 años de transmisiones defectuosas, Ford Motor …

11 Comentarios

  1. Que tal Cesar, sabes si el diseño de la parte trasera de los autos híbridos es de esta forma por norma o solo coincidencia (la forma para mi gusto no muy agradable como de la Aztec), ya que el CR-Z de la honda tiene la misma terminación en la parte posterior

  2. Estos carros ecologicos contaminan mas que los normales, solo investiguen todo el proceso para fabricar las baterias de litio de esta vehiculo

  3. Mario Gutiérrez

    Qué tal a todos.

    Disculpen mi ignorancia, pero qué significa la B en la palanca de cambios?
    Gracias!

  4. Interesante opción la del Prius, pero sin dudas el que espero que llegue es el Mirai igualmente de Toyota, este si es una maravilla, completamente eléctrico alimentado por celda de hidrógeno con autonomía de 483km. Apenas llegue a México vendo mis coches para comprárme el Mirai!!

    • Aurelio Janeiro

      Buen día Roberto.

      ¿Podría usted indicarme cómo se alimentan las celdas de hidrógeno?

      Gracias y disculpe si la pregunta es tonta….

      Saludos.

  5. Auto caro, feo, con demasiadas complicaciones y no tan ahorrador de combustible, en resumen mejor uno Diesel o con motor mas chico y turbo, se consigue casi lo mismo y con mas de $100,000.00 menos ademas de una mejor linea.

    • Amigo no concuerdo contigo, pero creo que no sabes expresarte o redactar. Como Cesar dice es un auto para ser racional por eso los mexicanos estamos atrazados en tecnología automotriz nos conformamos con motores de hace 15 o 20 años. Me suenas a que eres fan de la vw.

    • Buena observación, ya había leído en otro lado que comparando consumos entre uno diesel y uno híbrido no había tanta diferencia, aquí el punto a favor del híbrido es la pésima calidad del diesel en México, que te va a hacer gastar más de lo normal en mantenimientos…

      • por mas malo que sea el diesel en mexico no te gastas $100,000.00 en mantenimientos, o un motor chico de gasolina para respetar mas el ambiente como el 1.2 tsi con 15 km promedio en ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *