Reunión AVAM.– Cuando a la American guayín se le quitaron los elevadores eléctricos

Era el Decreto para la Racionalización de la Industria Automotriz de José López Portillo. Había que quitar los autos de ocho cilindros y los artículos suntuarios de los autos como los elevadores eléctricos. La planta de Vehículos Automotores Mexicanos se dio a la tarea de sustituir proveedores y cumplir con la norma. Los Amigos de VAM (AVAM) se han reunido por octava ocasión recordando aquellos años antes de la recesión de 1982.

VAM May 29 Mauricio

Mauricio Licona, Roberto Rojas y Jorge Mota (Foto Al Volante).

Los organizadores de la reunión «Amigos de VAM» ya no recuerdan qué número de reunión es esta. Algunos dicen que es la octava (o la novena). No se ponen de acuerdo, pero donde sí coinciden es en lo que afirma a Al Volante –que lleva cuatro ocasiones de estar con ellos– es Martha Patricia Jacobo, quien era la secretaria del gerente de manufactura de ese entonces: «Lo que nos unió a los trabajadores de VAM y a los empleados en general, fue que éramos todos, la gran mayoría, muy jóvenes, y algunos estudiaban y trabajaban. Y entonces no había envidias, no había malos entendidos y sí mucha camaradería. Eso nos unió todavía más. Algunas terminamos casadas con nuestros propios compañeros de trabajo, como fue mi caso. Y si estamos aquí es porque amamos a este grupo de amigos, de grandes amigos. En VAM no había poses, no había quien se sintiera más que otro. Éramos parejos. Un gran grupo, un gran equipo», nos dice entusiasmada Martha Patricia.

VAM May 29 Alberto

Alberto Ruiz, Luis Baltazar, Manuel Sánchez y Palemón Castillo (Foto Al Volante).

Jorge Fernández, quien fungiera como gerente regional de ventas y trabajara en VAM de 1969 a 1983, 15 años, cumple 73 años en este día de la reunión. Le celebran. Nos toca convivir con él. Nos dice que hacía la ruta viendo a los distribuidores de Tepic, Nayarit; Mazatlán, Sinaloa; Guaymas, Sonora y así, todo el Pacífico en la parte Norte-Occidente del país. Eran unas 12 visitas por la zona. Había que ir a ver cómo estaban vendiendo las agencias VAM, qué productos necesitaban y meterles los productos que no querían recibir pero que lo tenían que comercializar.

— ¿Cuáles eran los que no querían?

— Pues nos costaba mucho trabajo vender la Pacer, el Gremlin, en un inicio.

VAM May 29 Carlos Mejia, Jorge Arguelles, Manuel Avila, Ismael   Fernández

Carlos Mejía, Jorge Argüelles, Manuel Ávila e Ismael Fernández (Foto Amado López).

Luego le tocó la ruta del Golfo y del Norte: Teziutlán, Monterrey, Torreón, Poza Rica, Tuxpan, Tampico, visitar Matamoros viendo a los señores Elizondo. En fin, dice, a donde mi jefe, Jesús Bañuelos me mandara. Poco tiempo después reportaríamos él y yo a Adolfo Vera, quien era el gerente comercial y luego se iría a General Motors cuando en 1986 se declaró vendida VAM.

En esas estamos cuando nos llegan a saludar Humberto Burguete y Pablo Gutiérrez. «Estas reuniones son así –nos dice Amado López, entonces jefe de publicidad de VAM y quien diera, junto con Miguel Ángel González de Burgos, ya fallecido, un apoyo invaluable al entonces periódico México Automotriz–. Unos llegan de imprevisto, dándonos la sorpresa, y otros esta vez no vinieron. Pero en cada reunión tenemos caras nuevas. Otros se ausentan, otros nos hacen reír de alegría con su presencia».

VAM May 29 Carlos Mtz

Carlos Martínez, Adolfo Vera, Roberto Rojas, Manuel Ávila, Arturo García y Héctor Gomar (Foto Al Volante).

Los brindis se dan. Se le cantan Las Mañanitas a Jorge Fernández, originario de Michoacán y quien nos da referencias de sus hijos, uno con un taller mecánico en Aguascalientes, el otro en los negocios en Cancún y otras latitudes. La mesa ríe, las horas pasan, las risas y sonrisas abundan; es cierto, hay recuerdos ya repetidos, pero otros son nuevos, es cuestión de parar la oreja y escuchar, sobre todo escuchar a quienes son unos maestros en la ingeniería automotriz, en la publicidad, en las ventas, en las cuentas… La lluvia no impide que el ánimo decaiga, al contrario, el tiempo se hace corto, la velada es la esperada.

Y Jorge Fernández nos recuerda la agencia que estaba en Periférico Norte y Horacio, Autos Super, de Eloy Sánchez, y cuando nos dice eso, recordamos haber conocido a Pepito el de las películas como «Pepito As del Volante», Pepe Romay. Resulta que acudimos a la presentación del Rally AMX en la agencia de avenida Universidad. Y allí estaba Romay. Nos tomamos una foto con él y con otros ejecutivos de la distribuidora. Recordamos a un director con lentes de pasta negros y algo de calvicie, chaparrito… No tardará alguien en acordarse de él.

VAM May 29 Pablo Gutiérrez, Aberto Reyes

Pablo Gutiérrez y Alberto Reyes (Foto Jorge Argüelles).

Jorge Fernández nos habla de Luis Echarren, de ventas; de Jesús Pérez, de abastecimientos. Eran los años del 77 cuando José López Portillo decreta la racionalización de la industria automotriz. Le decían sus allegados de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial que había que proteger a la industria, que se importaban demasiados componentes suntuarios. Entonces se prohiben los autos de ocho cilindros o bien pagaban altos impuestos para entrar al país. Los elevadores eléctricos de los cristales de las puertas se eliminan. «Había que conseguir proveedores que nos surtieran ahora las manijas para poder subir los cristales», dice Fernández. El achicamiento de modelos, la eliminación de lo lujoso llega a VAM.

Y luego alguien de la mesa comienza ha hablar de los inicios de VAM pero desde Willys Overland, luego Willys Mexicana. De Norte 45 a Poniente 150. Y de los años en que Vehículos Automotores Mexicanos llegó a producir 130 autos al día.

VAM May 29 Alberto Ocampo, Salvador Diaz, Amado López (2)

Alberto Ocampo, Salvador Díaz y Amado López (Foto Jorge Argüelles).

— ¿Qué pasaba en 1969 en Rambler, qué autos se vendían más?

— El Rambler American cuatro puertas era el sedán favorito para la marca, también la camioneta cuadradita, American guayín, los Jeep, el CJ5. Pero recuerdo que por allá en 1965 el Hotel Las Brisas, de Acapulco, había pedido que se le enviara una flotilla de unidades color rosa, eran los famosos Jeeps Rosa que salen en las películas de Mauricio Garcés. Eran Jeeps con el toldo en dos tonos, blanco y rosa, muy llamativos y en donde eran transportados los huéspedes de Las Brisas, el lugar más lujoso de Acapulco.

Y tercían otros ex-empleados: «También se hacían vehículos híbridos para el Ejército. Eran las camionetas pickup pero con el frente del Jeep. Otra compañía que compitió como proveedor fue Ford, pero sus camionetas no gustaron y fue VAM la que se llevó el concurso, por el tipo de vehículo fuerte y resistente que le hicimos», nos dicen.

40 amigos cumplen así el ritual, la reunión anual del sueño posible, que era el slogan de la empresa cuando Jorge Labardini presentaba los productos en la televisión. Y ya la última anécdota, cuando en Equipos Automotrices, S. A. se recogían los autos de ventas a gobierno y en donde México Automotriz, entonces en un plan de negocio de intercambio, recibió sus vehículos en esas puertas.

En octubre de 1986 cerró definitivamente sus puertas VAM. Jorge Bersunza fue de los últimos en salir y dar el portonazo al cierre. Hoy se le ha recordado.

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

3 Comentarios

  1. Pilar Vega Caballero

    Soy otra nostálgica ex-VAM, quien trabajó en Ventas del 68 al 73, inicie a mis 17 años y fue mi primer empleo y mi experiencia de vida. Solo identifico a mi estimado Mauricio Licona que espero me recuerde. Felicitaciones a todos por hacer inolvidable a nuestra gran empresa y por sus reuniones.

  2. Excelente!! de cunado México pertenecía… a los mexicanos.
    Es increíble ver funcionando por ahí a estos robustisimos autos, casi 40 años después, sin refacciones sin servicios especializados sin inyección electrónica, solo durabilidad y confiabilidad de la gran calidad de la mano de obra nacional. Ni siquiera logro imaginar ningun auto de producción actual que cueste menos de $400, 000 y que siga prestando servicio en 40 años, ustedes si?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *