Proyecto compra de auto en efectivo impactará venta de autos

La iniciativa de ley para combatir el lavado de dinero del narcotráfico, en cuanto a no poder hacer compras en efectivo de más de $100 mil pesos para vehículos automotores podrían impactar (negativamente) las ventas de automóviles, afirma la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores. La medida, dice la AMDA, «penaliza la compra de automóviles».

Luis Gómez, de AMDA.

Analistas critican a la AMDA porque indican que un número no determinado de agencias automotrices participaban en el lavado de dinero al permitir la venta de lotes de hasta 15 ó 20 unidades con pago en efectivo, lo que a todas luces era un mercado para el narcotráfico.

La AMDA dice en su boletín: «La prohibición a la compra de automotores nuevos en efectivo con valor superior a los 100 mil pesos que incluye el Proyecto de Iniciativa de Ley para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y Financiamiento al Terrorismo, podría impactar la adquisición de vehículos nuevos».

Maricarmen Cortés, periodista radiofónica, dijo que «los distribuidores de automóviles ya ni la chingan (sic) al oponerse a esta medida que es para combatir el lavado de dinero. Muchas distribuidoras lavaban dinero y recibían en efectivo el pago no de uno sino de flotas enteras de vehículos».

La asociación que dirige Luis Gómez afirma:  «Los asociados a la AMDA están a favor de cualquier medida que ayude a reducir los niveles de delincuencia. Sin embargo, estamos en un mercado donde el tamaño de la economía informal es superior a la formal, donde la penetración del crédito y los niveles de bancarización de la población aún son bajos».

En efecto, un núcleo social como el de los comerciantes de la Central de Abastos del Distrito Federal reciben todos los días efectivo y con este hacen la compra de sus bienes.

La pregunta que estos sectores hacen es: «¿Por qué el gobierno nos pone como sospechosos a quienes siempre hemos pagado en efectivo, que somos los más, por combatir a otros que son los menos».

«La AMDA prevé una afectación a las ventas de vehículos debido a las medidas propuestas en la Estrategia Nacional para la Prevención y el Combate al Lavado de Dinero y el Financiamiento al Terrorismo, anunciada por el Presidente Felipe Calderón, en la que se incluyen restricciones a la comercialización de vehículos», señala en un boletín de prensa.

El narcotráfico se presenta a las distribuidoras de automóviles del país a comprar Lincoln Navigator, Chevrolet Suburban o camionetas RAM, por poner algunso ejemplos,  y pagan en efectivo por una o varias unidades, aporta alvolante.info.

«La AMDA puntualizó que no está en contra del lavado de dinero pero las estrategias para combatir este tipo de ilícito deben estar encuadradas dentro del contexto de cómo se llevan a cabo las operaciones tradicionales de compra-venta de vehículos, sobre todo cuando actualmente el 60% de estas transacciones se realizan de contado, muchas de ellas en efectivo», continúa el documento.

Analistas financieros dijeron hoy que se corre ahora el riesgo que se creé una compra-venta paralela al legal, y en la que las propias agencias pueden ser partícipes por lo que llamaron a la Secretaría de Hacienda a hacer un control más estricto de esas operaciones.

En Estados Unidos las distribuidoras de automóviles son sujetas a auditorías fiscales muy estrictas para conocer sus operaciones financieras.

«La asociación de distribuidores del país recordó que la Ley del Impuesto sobre la Renta obliga a los distribuidores a reportar al fisco las operaciones superiores a los 100 mil pesos en efectivo; no obstante, con la nueva medida la autoridad extralimitaría las atribuciones de fiscalización de los vendedores de vehículos al prohibir la comercialización en efectivo por montos superiores al señalado», dice la AMDA.

La medida va a inducir a que la gente deje de hacer operaciones en efectivo en las agencias. El proyecto de ley establece que será Hacienda quien lo haga. «Porque ahora es un delito, no vas a continuar haciendo operaciones en efectivo», dijeron los analistas de radio. Los bancos están contentos con esta medida, señalaron. Fue una valentía de las autoridades, concluyeron.

Por otra parte, se establecerá la obligación al distribuidor de “identificar clientes y usuarios que realicen operaciones reguladas, recabar y conservar documentación e información de sus clientes y presentar reportes a la SHCP”, informa la AMDA.

Asimismo se establece un deber para todo aquél que reciba recursos de cerciorarse, con los medios que estén a su alcance, de que no sean de procedencia ilícita.

El incumplimiento de estas obligaciones será sancionado administrativa y penalmente hasta con 15 años de prisión.

«Ante ello cabe el cuestionamiento respecto a la exposición a la que se someterá a los comercializadores, debido al poder criminal que ha sometido incluso a funcionarios públicos con altos niveles de protección a su alcance», señala AMDA.

Al respecto, la AMDA ve con preocupación que se trasladen responsabilidades del Estado a los agentes económicos, ya que en su opinión deben de fortalecerse las acciones de vigilancia en las aduanas para evitar el trasiego del dinero en efectivo producto de las actividades del crimen organizado, así como incrementar el control de los circuitos financieros y la colaboración internacional en la materia.

«Se trata de no criminalizar las actividades económicas que no se realizan a través de los diversos instrumentos bancarios existentes, que es donde el Estado debería estar poniendo su mayor énfasis para detectar operaciones fraudulentas», dice la agrupación.

«Por último, la AMDA expuso que analizarán la iniciativa de ley que el Gobierno Federal enviará al Congreso de la Unión para su aprobación, con lo que se evaluará con mayor precisión su impacto al sector.  En este orden de ideas adelantó que el sector automotor tendrá acercamientos con las diferentes instancias legislativas, principalmente con la Comisión Especial de la Industria Automotriz en la Cámara de Diputados, presidida por el coahuilense Melchor Sánchez, con objeto que lo que se apruebe cumpla el objetivo de frenar al crimen organizado sin demérito de las justas y legales actividades económicas del sector automotriz», concluye la asociación.

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

5 Comentarios

  1. Y atacar las narcotienditas le pegaría al sector de tienditas de esquina César, y no por no afectar a un sector vamos a seguir permitiendo que criminales laven dinero y que vendedores sin escrúpulos se hagan de la vista gorda con tal de ganarse unos billetes –mojados en sangre aunque no lo quieran reconocer-. Si queremos mejorar la situación del país tenemos todos que cooperar, no todo es culpa del borrachin de los pinos.

  2. Esto es el colmo del cinismo.

    Hay una cosa llamada «Bancos», y otra llamada «cheques». ¿Adivinen que? Si se usan juntas, se pueden hacer operaciones de contados por cientos de miles de pesos LEGALES y… ¡sin problemas!

    Pero claro, hablamos de la AMDA… tambien conocida como la asocion de yo-yos.

  3. Es una buena idea, pero muy mal aplicada. Yo nunca he visto que llegue alguien, a una agencia de coches, con una maleta de dinero, y se lleve un coche nuevo.

    Creo, que más bien, deberían pedir, que en ese tipo de operaciones, se haga mediante transferencia bancaria o electrónica: es más seguro para todos pues, imaginénse que los cacos se enteren que en la agencia tal, se vendieron 4 coches al contado y en efectivo. Se llevan el dinero y más coches.

    Para hacer la transferencia o el depósito, no debe ser indispensable que el comprador sea cliente del banco; sino que basta (por ejemplo) que presente una identificación y un comprobante de domicilio. Y el traspaso de dinero, se hará en las 48 horas siguientes.

    De cualquier manera: los cacos y los malosos, si requieren de vehículos para cometer delitos, ¿para qué los compran? Mejor se los roban y ya.

    • Eso de robar autos siempre lo han podido hacer, pero un auto robado es un auto «caliente» y relativamente riesgoso de conducir.

      Las iniciativas tienen sustento y logica correcta. Lo que se ven como aparentes complicaciones o enredos, es para tapar esquemas alternos, como comprar autos usados.

      Forzar que el dinero sea rastreable y inhibir a vendedores corruptos o prestanombres al ahora castigar dichas practicas, es el camino correcto, aunque le duela a la AMDA.

      Incluso te proteje a ti el dia que vendas tu auto, evita el argumento de «ay si que casualidad». De haber existido esa ley, el «Caso Belmar BMW» nunca hubiera pasado.

  4. El que nada debe, nada teme.

    Hace falta mas cultura financiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *