Piden AMIA-AMDA apoyo por $3,000 mdd a Nafinsa-Bancomext

Las plantas armadoras de automóviles en México y los distribuidores de automotores en sus respectivas asociaciones AMIA y AMDA han solicitado a Nafinsa y Bancomext apoyos financieros por $3,000 millones de dólares para hacer frente a la crítica situación que comienza a padecer la industria automotriz en México, informaron esta mañana en conferencia de prensa Eduardo Solís y José Gómez, sus titulares.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (al micrófono en la foto facilitada por la AMDA), dijo que el sector padece una crítica situación que se podrá agravar si no se toman medidas correctivas a la crisis. “Los fabricantes de automoviles y el sector de la distribución padecemos una difícil situación por lo que estamos solicitando a la banca de desarrollo un fondo por $3,000 millones de dólares a fin de hacer frente a esa crisis”.

Mientras la demanda financiera es por parte de las asociaciones AMIA y AMDA, el sector de componentes encabezado por Agustín Ríos, presidente de la Industria Nacional de Autopartes, INA, presente en el evento, señaló que también este rubro va a necesitar recursos si las armadoras no están fabricando lo suficiente en automóviles, los proveedores requerirán esos fondos para sobrevivir, pero en su momento lo pedirán.

Es la primera vez en la vida reciente de la industria automotriz que se da un fenómeno como este. Ni en la crisis de 1995 con las devaluaciones de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo como responsables del funcionamiento de la economía nacional, se solicitó una ayuda de este tipo.

Desgraciadamente el gobierno federal, con un nuevo secretario de Economía que fue incapaz de tomar el asunto en sus manos desde el mes de septiembre cuando se ha comenzado a padecer esta situación de bajas ventas y repliegue de la producción de unidades en México y hacerle frente con medidas oportunas y más amplias como la reactivación del mercado interno.

Este funcionario que ha sido fuertemente criticado por varios industriales del ramo automotriz, se ha tardado hasta tres meses en comenzar a dar visos de estar al frente de la crítica situación de la industria que ya ha despedido a 10 mil trabajadores el presente año.

Durante la rueda de prensa, no se especificaron los mecanismos por los que se van a obtener dichos recursos ni tampoco estuvo presente algún funcionario que diera el aval a estas exigencias. Se esperan los pronunciamientos con calma, como todo en el gobierno.

Tampoco se ha hablado de un plan integral que busque la reactivación de las ventas de autos nuevos vía el cierre de la frontera Norte a la importacion de autos usados que son verdadera chatarra que empresarios norteamericanos sin escrúpulos venden a inocentes mexicanos que se dejan engañar por verdaderas gangas que distan mucho de ser autos servibles.

Tampoco el titular de Economía, Gerardu Ruiz Mateos, se ha pronunciado sobre un incentivo fiscal a la venta de autos nuevos vía un bono por los coches viejos y obsoletos que aún circulan con calcomanía de verificación obtenida de manera ilícita por la fuerte corrupción que impera en los centros de chequeo.

Menos aún se ha instrumentado un plan de salvaguardar los empleos en este sector que llegan a un millón al considerar a armadoras, autopartes que influyen con casi medio millón, distribuidores y talleres automotrices que dependen de esta industria. Ya se comenzaron a dar los primeros 10,000 despidos sin que hubiera un pronunciamiento en tal sentido por parte de una incompetente autoridad económica que no sabe cómo manejar el asunto.

Ya ni hablar de la promesa del entonces candidato Calderón cuando hace dos años y medio dijo que eliminaría el impuesto a la tenencia y que de llevarse a cabo ahora, provocaría, aún en tiempo de crisis, una mayor demanda de vehículos. Pero en esto tampoco la autoridad levanta la mano para tomar decisiones que le son urgentes a un sector desesperado por su dependencia en 65% de las exportaciones que se dirigen hacia Estados Unidos. La diversificación también la comenzaron tarde ellos, quienes a su vez dependen de las decisiones de las casas matrices, cinco de ellas desde los Estados Unidos.

Léa también

Paros técnicos de Audi en Puebla por tres días; implementa plan “días de resguardo” en salarios

SAN JOSÉ CHIAPA, Puebla.– Audi de México, la división de lujo del Grupo Volkswagen, anunció, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *