Nissan, única fábrica que apoya al diseño mexicano: Rigoletti

Una de las casas de Hernán Cortés en plena calle de Madero, a unos metros de lo que era la Gran Tenochtitlán, alberga hoy al Museo Mexicano del Diseño donde Rigoletti, con el apoyo de Nissan Mexicana, presentó 23 proyectos de estudiantes mexicanos que serán apoyados por la firma automotriz en el futuro. «Nissan es la única fábrica ocupada hoy en día en promover al diseño mexicano», dijo Alberto Rigoletti a alvolante.info.

Alberto Rigoletti, José Muñoz y Alfonso Albaisa (Foto NissMex).

Concepciones sencillas Nissan/Rigoletti. «El Huevo» de Alejandro Sandoval.

Alfonso Albaisa, vicepresidente de Nissan Diseño de Norteamérica, dijo que «los artistas son el orígen, el aire; Nissan es el fuego y esta combinación hace la creación. Dos estudiantes de Rigoletti Casa de Diseño estuvieron con nosotros unas semanas en Nissan Design Mexicali, en México. Arturo y Derek aprendieron y nos enseñaron de lo que tienen en mente. Sus obras de arte alimentan esta exposición en este Museo del Diseño». El reto es que ellos puedan ser capaces de diseñar un vehículo eléctrico para el año 2030.

Luego José Muñoz, presidente y director general de Nissan Mexicana, con su presencia le dio la importancia que estos jóvenes talentos mexicanos mostraron en la obra que estará unos días en dicho Museo del Diseño, en la calle de Madero, a unos metros de la Plaza de la Constitución.

Derek Salgado en este blanco y negro.

Muñoz también quizo ser partícipe del arte, de la concepción, de la creatividad. Y entonces evocó también al fuego. «Nissan es fuego, sí, pero también aire, pero aquí está el alma de los coches, su diseño, su concepción, su creación, sin el alma y el corazón, no hay automóviles», dejó ver el español que se dejó inspirar por el exclusivo lugar de un Centro Histórico que es un orgullo de los mexicanos hoy en día con su restauración casi total.

Y allí asomó Álvaro Frego, el director del Museo de Diseño que ha emprendido la aventura de lo mismo exhibir prototipos de autos que de sillas, lentes, y todo lo que encierra este mundo que también es el suyo. Pero lo ha acrecentado con un lugar de esparcimiento de buen diseño, por cierto, donde un café y un buen libro de arquitectura, por ejemplo, hacen las veces de distracción. Pero todo se alimenta con la galería, música de buen gusto y diseño de ropa, ceniceros y tanta y tanta chuchería que deja de serlo por tener arte, concepción, creación.

Nude.

Esta casa y sus 360 años guarda mil anécdotas del conquistador que no lo es más. Ahora un espacio mexicano para el arte. Y los coches lo son si nos arrimamos a toda la geometría, a la mentalidad que les da formas caprichosas a través del CAD 3, sorprendentes, hasta armoniosas si apresuramos el comentario.

Decía Alfonso Albaisa: «Los artistas son el oxígeno, Nissan el fuego». Y los jóvenes estaban allá al fondo, cerca del escenario de presentación pero permanecían alejados con periodistas hablantines que poco se acercaron a ellos. Faltó esa interacción no forzada pero sí necesaria. Quizá que uno de ellos hablara. Eso hubiera sido bueno.

En cambio, Alberto Rigoletti, ese rubio de sangre italiana que lo mismo corre un Volvo a 200 por hora que administra un negocio que creyó en los jóvenes y estableció en México una Casa de Diseño donde lo mismo se ven lentes, sillas, mesas, ergonomía, hasta automóviles, ha trabajado estos últimos nueve años en lograr que alguien creyera en ellos.

— ¿Realmente te sientes satisfecho con esta aventura con Nissan?

— Mira, César. Me conoces desde que comencé y sabes que hemos luchado porque una fábrica de autos nos abra sus puertas. Ninguna, escucha bien, ninguna lo hizo. Ahora toca a Nissan ser la primera planta armadora que tiene confianza en nosotros, pero más que en nosotros en los jóvenes que vienen con la ilusión de ser diseñadores de autos. Ahora ellos saben que no se logra esto en un abrir y cerrar de ojos. Que tienen que enfrentarse a miles de jóvenes que Nissan tiene en la mira en su operación global, y por tanto México compite contra esos miles por un lugar o varios lugares.

Ali Chávez, concepciones en azul.

Y allí está José Muñoz escuchando la entrevista y siendo partícipe de ella.

— José, ¿conque también líderes en el apoyo a diseñadores mexicanos, no?

— Bueno, ya te lo había dicho hace unos días. Buscamos ser los número uno en todo pero no a base del todo. En el caso del diseño hemos llevado a cabo un programa de apoyos y Rigoletti tiene a muchachos muy creativos que hemos llevado a Nissan Design en nuestras nuevas instalaciones en Mexicali y allí pasaron días bosquejando y haciendo sus obras artísticas. Esta también es una forma de apoyar a México. Y lo sabes, estamos aquí para apoyar al país.

«Nissan Vida» de Luis Daniel Monroy.

— José, pero cómo concretan esta ayuda, estos apoyos?

— Bueno pues le ayudamos a Rigoletti a que generen proyectos, seleccionando a los talentos de esta casa de diseño y enviándolos a nuestro estudio a que perfeccionen sus técnicas y apliquen en la realidad todo ese bosquejo teórico…

— Alberto Rigoletti, ¿están listos para ese gran reto? ¿tienen suficiente elemento humano?

— Por supuesto. No sabes cuántos jóvenes creativos hay en este país…

Obra de Derek Salgado que estuvo en Nissan Design.

— Claro, esperando tener una oportunidad de crear, de crecer, de ver más haya de las bombas y la violencia que este sistema les ha heredado, les digo yo, no acostumbrado a callar ni al beneplácito gratuito.

(Sonríen ambos, no quieren entrar en el escabroso tema de la política nacional).

Rigoletti: «Lo que queremos es que nuestros estudiantes tengan una continuidad. Que no se queden en el hacer bosquejos a lápiz o en tercera dimensión. Que vean que toda esa teoría tiene aplicaciones prácticas. Y Nissan es la única que ha creído en ese potencial mexicano. Gracias en verdad y ojalá que este sea el inicio de mucho trabajo conjunto más.

Claro, Nissan Mexicana les ha pedido desarrollar un vehículo eléctrico con miras a implementrarlo en 2030.

«Taxi», bosquejos.

Rigoletti y Nissan Mexicana llevan siete meses trabajando conjuntamente.

— ExpoINA presentará próximamente un pabellón de diseño, en abril. Si llegara el Leaf sería muy interesante que ustedes se presentaran allí, se les dice a los señores de Nissan. «Junto con los proyectos de los diseñadores de Rigoletti».

Se miran unos a otros. No pueden revelar si el Leaf ya estará en abril. Pero prometieron pensar la idea.

Finalmente Alberto Rigoletti informó que están organizando un Concurso de Diseño con una revista especializada. «Nos gustaría que Nissan fuera nuestro promotor», le dijo Alberto a José Muñoz. Este asintió con la cabeza y esbozó: «Lo estudiamos ocn mucho gusto».

La velada fue aderezada con bocadillos creación del chef del Museo Mexicano del Diseño. Obviamente, platillos creados para ese momento solamente. Y huelga decir que fueron deliciosos.

«Air Supply System».

«Conceptualización» (Fotos de alvolante.info).

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *