La industria, sin expectativas positivas para 2009: Gutiérrez

Para el año 2009 la industria automotriz no tiene expectativas positivas o razones por las cuales se pueda pensar que la situación para el sector mejorará, dice Roberto Gutiérrez, vicepresidente de manufactura de Chrysler de México.

Producción y ventas con bajas expectativas.

Entrevistado por Milenio en días pasados, el ejecutivo de Chrysler señaló que en la planta de la firma automotriz en Saltillo, Coahuila, se ha recurrido a los paros técnicos por la caída en la demanda  y «vamos a tener alguna baja en la producción». Reconoció que este año va a ser difícil para la industria y que nada asegura que el año que entra sea diferente.

En efecto, Chrysler, uno de los fabricantes con presencia en el mercado mexicano, ha ajustado su producción en sus plantas de Saltillo, aunque en la planta de Toluca, donde produce el modelo Journey, está trabajando a todo vapor para cumplir con su presencia en países de América, Europa y Asia.

Ford Motor Company también ha tenido que hacer ajustes en su planta de Hermosillo donde produce el modelo Fusión pero donde también fabrica camionetas utilitarias que han dejado de demandarse en los Estados Unidos, lo que obliga al ajuste.

General Motors ha reducido sus actividades en Silao, Guanajuato, donde produce camionetas grandes como la Suburban, cuya demanda ha bajado sensiblemente en el vecino país.

Honda es de las pocas empresas que ha mantenido una producción estable en El Salto, Jalisco, aunque sus volúmenes de ensamble son cortos.

Nissan Mexicana también anunció ajustes en su planta de Aguascalientes, a pesar que su modelo Tiida tiene una demanda constante en Estados Unidos.

Toyota tiene una pequeña planta en Baja California donde sus cortos volúmenes son constantes.

Volkswagen de México quitará el tercer turno de trabajo a partir de la próxima semana, para reducir la producción de Beetle, aunque podría generar horas extras de trabajo para crear una especie de flexibilidad laboral para atender la demanda cuando esta aumente o reducir cuando sea necesario.

El pronóstico para la economía norteamericana este año es negativo. No habrá crecimiento en la economía del vecino país ni en la demanda. Por tanto, el panorama para México, en materia automotriz, tampoco es favorable.

A ello, habrá que añadir un elemento negativo más para México: El año entrante, a partir del día 1 de enero, todas las personas que deseen importar un auto usado proveniente de Estados Unidos y con antigüedad de 10 años, lo podrá hacer sin pagar impuestos de importación.

Esta situación generará aún una inercia mayor para la venta de autos nuevos en México.

 

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *