Geely no contacta aún a México para instalar planta

La historia se repite. Aunque la empresa china Geely Holding Group aprovechó a los periodistas, que cubrieron el Autoshow de Detroit, como caja de resonancia para anunciar sus planes de construir una planta armadora en México, la Secretaría de Economía del gobierno mexicano no tiene ningún contacto con representantes de esta firma hasta el día de hoy, informaron fuentes fidedignas de la dependencia a alvolante.info.

Igual sucedió con la firma norteamericana Chamco que primero hicieron el anuncio a los medios y luego se contactaron con las autoridades mexicanas, pero sin nada serio hasta hoy en día para levantar también ellos una planta en Mexicali, Baja California. El mismo fenómeno motivado quizá porque varias empresas chinas firmaron convenios con empresas norteamericanas para comercializar autos en América del Norte y su ingreso a México tendría que ser por ese conducto.

Geely

Geely CK Focus 2008 que se produce en China

 

Li Shufu, presidente y fundador de Geely, dijo en Detroit esta semana que desean diseñar autos para el mercado de Estados Unidos mediante una inversión de $500 millones de dólares. En México, esta noticia fue conocida por lo que se ha publicado en los medios pero sin una petición formal por parte de Geely Holding, informó la fuente consultada.

Geely va más allá y señala que buscará a inversionistas para contar con una planta en territorio azteca y producir inicialmente 50 mil unidades pero con capacidad instalada de 300 mil, dijo el ejecutivo en la autoexpo de Detroit.

En una conferencia de distribuidores el día de ayer, trascendió que la inversión de Geely será con un conglomerado español (quizá el mismo que actualmente reintrodujo la marca FIAT a México junto con empresarios de  Monterrey).

Hace 15 años, abusados empresarios norteamericanos vislumbraron la llegada de autos chinos a América. Se fueron a visitar a los directivos chinos y les plantearon ser sus representantes para el continente. Varias marcas chinas aceptaron esta oferta y ahora resulta que toda operación china en América, debe pasar por las manos de estos intermediarios.

Por eso la operación de la empresa Zhongxing ZX se hará (si se hace)  por la conformación de una empresa nortamericana que se denomina China America Cooperative Automotive, CHAMCO Auto.

Habrá que evaluar cómo entrarán los directivos de Geely a México cuando ni siquiera se han acercado a la Secretaría de Economía para anunciar el fin que los convoca: colocar una planta en territorio mexicano.

Por cierto William Polleck, director de CHAMCO Auto, se paseaba por el Autoshow de Detroit cuando fue abordado para que dijera cómo iba la operación para México. Volvió a repetir el mismo discurso que dijo en México. Que van bien, que sí vienen a México pero no dijo para cuándo, en algo que podríamos calificar como su primer tropiezo en su intento por instalarse en México.

Así que este “anuncio” de Geely hay que tomarlo con las reservas del caso y que los compañeros de prensa dejen de ser (como bien dijera el gran historiador-periodista polanco Ryszard Kapuscinski en su libro “Este oficio no es para cínicos”) “caja de resonancia” de las empresas.

 

Léa también

F1 18 GP Abu Dhabi.– Hamilton-Bottas cierran la última pole del año

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla Con un tiempo de 1.34.794 minutos, el piloto …

2 Comentarios

  1. Gracias por la deferencia de leernos a mí y a todos los que emiten sus opiniones.

    Chrysler oficialmente no ha querido hablar del asunto porque afecta su logística de mercadotecnia, publicidad, estrategia comercial, en fin.

    Para uno como reportero es bien difícil poder obtener información en México de las armadoras. Parece mentira pero te tienes que enterar en el extranjero de los planes que tienen para México.

    Así que no nos queda otra que ir atando cabos y amarrando las diversas notas que obtenemos por Internet, entrevistas a los distribuidores quienes te pueden dar cierta información pero con la condición de que no digas sus nombres… en fin: La cultura de la transparencia informativa en México todavía está en pañales, producto de 72 años de corrupción, transa, tráfico de influencias y compadrazgos políticos que tanto nos han dañado.

    Pero aquí estamos, tratando de sacar las cosas a las armadoras a tirabuzón.

    Bueno, el Chery by Dodge creemos, por lo que sabemos de este sector, que se estará ubicando en un precio entre $80 mil y $110 mil pesos tratándose del modelo básico QQ.

    Será en febrero cuando te demos más datos una vez que lo presenten en el mercado (que creemos podría ser en enero mismo).

    Saludos y gracias por la comprensión de lo que hacemos, un periodismo solamente comprometido con los lectores, los consumidores, más que con las armadoras.

  2. ¡Qué tal César!

    Mme gusta leer todas tus notas. Soy fan de los vehículos..

    Tengo una pregunta: ¿Si esos carros llegan a venderse aquí en México…

    .. Saldrían caros?

    Eso es todo mi estimado

    Recibe un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *