Fin a huelga de American Axle; pierde GM $1,600 mdd

Unos 3,600 trabajadores de American Axle & Manufacturers Holding (AAM) votaron del 19 al 22 de mayo si aceptaban las condiciones de la empresa para regresar a laborar o continuar la huelga de más de tres meses: 78% dijeron que sí, 22% que no, que las condiciones eran limitantes de sus derechos. Anoche terminó la huelga y General Motors Corporation reportó pérdidas en marzo de $800 millones de dólares, por lo que en los tres meses debió perder más de $1,600 millones.

Ganaron pero perdieron.

En un comunicado de American Axle recogido por alvolante.info, la empresa dice que pone fin a la huelga de tres meses y tres días, mismos en que el abastecimiento de ejes de tracción y otras autopartes producidas por esta firma dejaron de fluir a 30 plantas de General Motors en Estados Unidos y una en México (Ramos Arizpe, Coahuila).

AAM, que antes de 1994 pertenecía a General Motors, aún con el trabajo independiente que ha venido haciendo en la industria automotriz norteamericana, depende de un 80% de los pedidos de Chevrolet, Pontiac y Cadillac, por lo que la falta de suministros detuvo a 30 plantas de la mayor corporación automovilística en ese país donde sólo en marzo GM reportó pérdidas por $800 millones de dólares.

Considerando que al momento de la huelga en febrero la GM tenía un inventario para varias semanas, las pérdidas reales superan los $1,600 millones de dólares, ya que los problemas fuertes se comenzaron a resentir desde marzo cuando se le acabó el inventario. El paro en la planta de Kansas donde se produce el Malibú, fue la señal de alerta ya que se dejaron de abastecer estos productos de demanda contínua en la Unión Americana, por ahora.

La caída en la demanda de vehículos pickup y utilitarios en Estados Unidos, provocó que GM restringiera sus pedidos de ejes y otros componentes que le abastece American Axle. Esta se vio forzada a presentar a su base trabajadora un plan de recorte de personal y cierre de tres plantas en ese país. Los obreros no estuvieron de acuerdo y, por medio de su sindicato UAW, estallaron la huelga.

(Ford acaba de anunciar la baja en la producción de ese tipo de unidades).

Esta baja en la demanda es atribuible a la crisis económica que afecta a los habitantes de Estados Unidos y la crisis ha sido provocada por el gobierno de George Bush II con su guerra contra Irak que va perdiendo, según analistas económicos de ese país, recesión llevada al límite por los altos precios que registra el precio del petróleo.

Directivos de American Axle dijeron anoche mismo que la noticia del fin de la huelga es buena. pero no dijeron cuánto capital perdieron.

La United Auto Workers, UAW, ganó con la huelga: General Motors tendrá que pagarle $218 millones de dólares para ayudar a financiar la compra de los contratos de los empleados que se irán de American Axle. El sindicato gana una parte importante de ese capital, lo menos irá a manos de los obreros despedidos y sus familias que tendrán que buscar trabajo en un entorno negativo para el país.

Los 3,650 empleados que laboran en las cinco plantas de American Axle en Estados Unidos, entran al proceso de despido calculado en unas 900 personas. La empresa amenazó con despedir a un mayor número y montar más plantas en países emergentes que tienen una mano de obra casi regalada, como México, país donde ya tiene dos plantas en Silao y Ramos Arizpe.

Conocido en el argot laboral como «esquirolaje», American Axle usó a sus filiales en México para tratar de abastecer a General Motors Corporation en el armado de sus vehículos Suburban, Tahoe, Captiva y pickups, aunque el abastecimiento no fue total dados los altos volúmenes de producción que registran las plantas de la armadora en ese país.

Conocido en el argot laboral como «esquirolaje», American Axle desde México estuvo surtiendo parte de la demanda de ejes para GMC, lo que fue interpretado por los líderes de UAW como falta de solidaridad de los obreros mexicanos. Pero ese surtimiento no fue suficiente dados los altos volúmenes de la producción en las 30 plantas en paro.

GM perdió más de $1,600 millones de dólares, American Axle quizá unos $1,500, pero hay empresas norteamericanas pequeñas que también surtían partes a esas 30 naves en paro, lo que provocó su cierre y el despido de cientos de trabajadores. Sólo que de ellos generalmente los medios, especializados o no, no dan cuenta, como si no existieran.

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *