Jueves crucial en American Axle EU con 3 meses de paro

Este jueves la empresa norteamericana de autopartes American Axle & Manufacturers Holding (AAM) decide si para la huelga que el domingo pasado cumplió tres meses o continúa con ella, lo que beneficiaría o perjudicaría aún más a General Motors, su principal cliente, lo que afecta a México en la producción de la camioneta HHR de Chevrolet en Ramos Arizpe, Coahuila, y el PT Cruiser de Chrysler en Toluca, estado de México.

¿Se fajaran los pantalones?

Los más de 3,600 obreros afiliados al sindicato Trabajadores Automotrices Unidos, UAW de Estados Unidos, están votando hoy si regresan a las labores aceptando las condicones de American Axle que les está bajando el sueldo y va a cerrar algunas factorías en ese país para abrirlas en otros. Todo parece indicar que la base productiva no estará de acuerdo en echarse esta zoga al cuello que representaría el cese de una buena parte de ellos.

La huelga estalló hace tres meses que se cumplieron el domingo pasado luego que la American Axle, productora de ejes delanteros para la industria automotriz y donde General Motors Corporation es su principal cliente al abastecerle más del 70% de los componentes y que tienen en jaque a 30 plantas de GM en la Unión Americana por falta de suministros.

Para General Motors Corp. esta es una buena señal y el optimismo ha desbordado al análisis serio, de tal manera que la empresa ha declarado que comenzarán las actividades fabriles en la planta de Kansas donde se produce el Chevrolet Malibú y también en Arlington, sin decir cómo va a regresar a la producción sus fábricas si no se declara hoy acabada la huelga de AAM.

El contexto macro de esta situacion se debe analizar por la difícil situación que presenta la economía norteamericana que desde el año pasado tiene prácticamente paralizada la actividad inmobiliaria y este año ha provocado en el primer trimestre una baja del 8% de las ventas de automotores en ese país, que para los 16 millones de unidades que se comercializan al año, significan un poco más de un millón de vehículos.

Esa baja demanda está provocando que las empresas de autopartes como American Axle disminuyan su tamaño y cierren diversas plantas. Otro tema es que se llevan su inversión a los países emergentes que ofrecen mano de obra barata y excención de impuestos en algunos casos, lo que castiga a la base trabajadora de la Unión Americana al perder sus fuentes de empleo.

La falta de suministros de ejes AAM afecta a México. La producción de la camioneta familiar HHR que se produce en Ramos Arizpe y el PT Cruiser de Chrysler en Toluca, depende de esas piezas. El ensamble de estos vehículos corre el riesgo de pararse completamente en estos días, si no es que ya se detuvo.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Un comentario

  1. Alfredo F. Colmenero

    Que provabilidad hay que esta empresa, traiga esa producción a México en especifico a AA&M Parque FIPASI en Silao Gto.

    Fisicamente, se nota en el territorio de esta planta trabajos de obra civil de gran dimensión, por alguna situación personal de planta manejan esta información como confidencial!

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *