Eduardo Solís, presidente de la AMIA; Toyota ¿inocente?

La toma de posesión de Eduardo Solís Sánchez como presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA, le pone enfrente retos inmediatos como la integración o no de Toyota como socio recién expulsado y la decision de los diputados de la Cámara de echar para atrás el Decreto Calderón en materia de autos usados provenientes de Estados Unidos.

Solis y Jasso

Eduardo Solís, nuevo presidente de la AMIA, y Humberto Jasso, director general de industrias pesadas de la Secretaría de Economía.

Solís recibe, como nunca, un fuerte espaldarazo de la Secretaría de Economía. Estaban en su toma de protesta el pasado jueves 21 de febrero, el mismo secretario Eduardo Sojo,  la subsecretaria de industrias, Rocío Ruiz de Chávez; el director general de industrias pesadas, Humberto Jasso y prácticamente todos los consejeros de la AMIA… menos el de Toyota, empresa recientemente expulsada por acuerdo unánime.

Isomi Masuoka y Arturo Gómez, representantes de Honda de México, quienes votaron a favor de la salida de la otra japonesa de la asociación; Harald Schull, representante de BMW Group México; Rubén Ibarra, quien junto con Luis Gómez, director de asuntos gubernamentales de Chrysler, representan a la firma norteamericana frente a la AMIA; Gabriel Lemus, director de relaciones gubernamentales de Nissan Mexicana y otros.

Consejeros

Isomi Masuoka (Honda), Arturo Gómez (Honda) y Harald Schull (BMW).

Algunos consejeros opinan que Toyota Motor Sales de México está violando el decreto automotriz vigente en los puntos relacionados con sus cuotas de importación. Que los números no le salen para justificar cómo ha vendido 52,000 unidades en 2007 sin pagar aranceles por las sobrecuotas de su propio cupo de unidades (que está excedida pues) y que el gobierno federal no esté observando esta falta.

Al respecto, Humberto Jasso, director general de industrias pesadas de la Secretaría de Economía, fue entrevistado por alvolante.info y dijo que “si Toyota Motor Sales de México estuviera violando alguna disposición del decreto, nosotros seríamos los primeros en sancionarla, pero no es así. Toyota no ha violado nada”.

El cupo que el gobierno mexicano le permite a las empresas automotrices importar de Japón es de 50,000 unidades. Pero en ese cupo participan Nissan, Honda y Toyota. Pareciera natural que este cupo sea sobrexplotado, sobre todo porque a Toyota le corresponden, según esto, sólo 6,000 unidades. ¿De dónde se justifica importar sin pago de arancel un número mayor de vehículos?

La toma de posesión de Eduardo Solís al frente de la AMIA se ha visto ensombrecida por el caso Toyota. El pasado 7 de febrero César Flores, presidente saliente de la asociación, anunció el fin de actividades al frente de la agrupación, pero también la salida de Toyota por acuerdo de los consejeros. ¿Por qué anunció César Flores la salida de Toyota cuando se pudo haber manejado este asunto de manera interna entre los propios asociados y no ventilarlo a la luz pública? Varios observadores de otras asociaciones ven este hecho como un error.

Por cierto, César Flores permanecerá como asesor de la AMIA durante seis meses más. Quizá hasta que este asunto de Toyota se resuelva o bien que Flores termine otro asunto tan delicado como el hecho de que un grupo de diputados ha pedido en la Cámara que se eche marcha atrás al Decreto Calderón del 1 de febrero de este año donde se estipula que los autos usados importados de Estados Unidos deben ser de 10 años en adelante y no 15 como lo decía el Decreto Fox de 2005. También quieren echar por tierra el pago del 15% de IVA a partir del 100% del valor del vehículo y no el 30% como populistamente lo decretó el inefable Vicente Fox con anuencia de los propios industriales del ramo y sus distribuidores.

 

 

 

Léa también

Paros técnicos de Audi en Puebla por tres días; implementa plan “días de resguardo” en salarios

SAN JOSÉ CHIAPA, Puebla.– Audi de México, la división de lujo del Grupo Volkswagen, anunció, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *