Chamco ZX: Un fiasco para México… y para EU

E. Michael Daspin, un magnate norteamericano que estuvo en la cárcel seis meses, niega ser el auténtico dueño de Chamco, la empresa representante de la china Hebei Zhongxing Automobile (ZX) que pretendió construir una planta en México y abrir una red de distribuidores. En el directorio de Chamco aparece la esposa del excarcelado, Joan Daspin, como una de las ejecutivas, pero la firma indica que el presidente de la filial sigue siendo Bill Pollack.

Total, que hay desconfianza hacia Chamco en Estados Unidos, pero también en México.

Pollack al frente de Chamco

William Pollack, presidente de Chamco ZX.

En sendos reportajes firmados por la periodista Diana Kurylko en Automotive News, se pone en tela de juicio el orígen de las operaciones de Chamco, quiénes son los auténticos dueños y sus perspectivas de crecimiento fuera de Estados Unidos.

De acuerdo a la fuente referida, Mario Ferla fue el ejecutivo responsable ante Pollack para realizar las operaciones en México.

¿Quién es Mario Ferla? alvolante.info investigó a este ejecutivo de 62 años. Fue el presidente de Case IH Agriculture Equipment en Estados Unidos, pero también dirigió CNH Capital en 2003 y hasta 2005. De 1997 a 2001 dirigió Fremont General Credit y ya antes de 1988 a 1997 estuvo laborando en General Electric Capital. Fue presidente de la empresa fabricante de tractores agrícolas New Holland Norteamérica.

El pasado 13 de febrero durante la convención anual de la NADA, Asociación Nacional de Distribuidores Automotrices de Norteamérica, la marca Chamco instaló un exhibidor durante los recesos de los miles de concesionarios que se dieron cita en la ciudad de San Francisco, en California.

Al frente de ese espacio comercial apareció E. Michael Daspin, un empresario muy conocido en el ambiente de los distribuidores en Norteamérica. Hizo una empresa llamada Translease System Inc. que defraudó a sus socios al no aparecer registro de la venta de 26 tractocamiones y camiones. Estuvo en la cárcel por seis meses en la prisión de Nueva York.

Philip Berwish y Thomas Cornine, exvicepresidente de finanzas de la firma, han dicho a la reportera del semanario norteamericano que Daspin es el auténtico dueño de Chamco. Pero la entrevistadora ha enviado un cuestionario a Chamco donde lo niegan. La que aparece en la lista nominal de la empresa chino americana es Joan Daspin, esposa de Michael.

Pese a todo, Bill Pollack dice que él es el presidente de la compañía, pero se niega a referir a otros inversionistas y a quién es el que arriesga el capital.

El 26 de junio de 2007 William Pollack vino a México y se reunió con posibles inversionistas mexicanos en la Ex-Hacienda de Los Morales, en el Distrito Federal.

Tuvieron allí más de 50 entrevistas, pero ningún distribuidor o su representante, firmó nada con Chamco.

Ya antes se habían entrevistado con el gobernador saliente de Baja California, Eugenio Elorduy, para decirle que tenían planes de construir una planta para ensamblar vehículos pickup y camiones ligeros chinos de la firma Zhongxing. No hubo nada concreto.

La Secretaría de Economía reportó dos pláticas con los directivos de Chamco, pero no más. “Les dijimos cuáles eran los requisitos y ellos tomaron nota de ello; fue todo”, dijo en su momento Humberto Jasso, director de industrias pesadas de la dependencia a alvolante.info.

La misma reportera de Automotive News informó en una nota de la semana pasada que Chamco desistió de su plan de construir una planta en México, dado que no encontraron eco entre los posibles inversionistas locales. Pero que ahora contemplan a Puerto Rico como una posibilidad de hacerlo, lo que deja fuera definitivamente a nuestro país.

Entre los inversionistas de Chamco en Estados Unidos aparece Ron Stella, quien por cierto es directivo de Capital Corp. Inc., quien pudiera ser el brazo financiero de esta aventura chino-nortamericana.

Otro que fue entrevistado por alvolante.info fue Steve Saleen, un prominente preparador de autos exóticos dueño de la firma Saleen Inc. que hace conversiones del Ford Mustang y cuenta con su propia marca. Steve fue quien personalmente habló con posibles inversionistas pero sin obtener nada a cambio (ver nota del 26 de junio pasado).

¿Y qué dicen los chinos de ZX de todo esto? Parece que en China no están enterados de todos los vericuetos. Ni sabían hasta dónde podían llegar sus “socios” norteamericanos al meterlos en tantos líos en su nombre.

Entrevistado la semana pasada en la toma de posesión del nuevo presidente de la AMIA, Humberto Jasso, funcionario de la Secretaría de Economía, dijo a alvolante.info: “Estos cuates se desaparecieron. Tuvimos un par de encuentros el año pasado antes de regresarse a Estados Unidos. Prometieron que volverían para concretar lo de la planta en Tijuana. Pero no hemos vuelto a saber de ellos”.

 

 

Léa también

Paros técnicos de Audi en Puebla por tres días; implementa plan “días de resguardo” en salarios

SAN JOSÉ CHIAPA, Puebla.– Audi de México, la división de lujo del Grupo Volkswagen, anunció, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *