Analiza AMIA dar tres votos al G-5 en estatutos

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA, está analizando la posibilidad de cambiar algunos artículos de sus estatutos internos con uno de los puntos principales que es otorgarle a los socios fundadores (Chrysler, Ford, General Motors, Nissan y Volkswagen, el Grupo de los Cinco, G-5) el derecho a tres votos por uno de los socios no fundadores, informaron a alvolante.info dos consejeros que integran la mesa directiva de la agrupación.

“En estos momentos los estatutos refieren al derecho que tenemos las empresas fundadoras para contar con voz y voto durante las asambleas, valiendo nuestro voto por dos por el hecho de ser precisamente fundadores. Hay empresas que sólo tienen derecho a voz y a un voto por empresa y otras que no tienen derecho a voto pero sí a voz”, refiere el entrevistado quien prefiere el anonimato dada la actual situación de crispación al interior de la AMIA.

Enzambladora01

La industria automotriz revisa sus estatutos en la AMIA.

Durante el juramento que hizo la semana pasada el consejo 2008 que preside Eduardo Solís Sánchez, trascendió que la AMIA ya está analizando hacer cambios en sus estatutos.

Este reportero preguntó a uno de los consejeros ¿Por qué no hay una mayor equidad al interior de la AMIA para todos los socios?

— Equidad no significa igualdad. No pueden tener los mismos derechos quienes sólo importan vehículos y quienes se la han jugado con el país desde hace más de 40 años, algunos hasta más de 70, generando empleo para más de medio millón de personas y produciendo divisas para este país vía la exportación. Por eso no podemos ser iguales.

— Cambiar los estatutos dándole a los fundadores, el Grupo de los Cinco, más votos por marca, es prácticamente dejar fuera a Toyota…

— No necesariamente. Lo que necesitamos comprender es que esta empresa lleva cinco años en México, que debe ser respetuosa de los acuerdos tomados en materia de comercio exterior y cumplir con el decreto en ese sentido. Porque la autoridad nos exige lo mismo a nosotros, los que ya llevamos muchos años operando aquí. Si Toyota cumple con lo que nosotros estamos cumpliendo, es bienvenida en todo momento a la AMIA. Por otro lado, no nos hemos constituído como un grupo especial. Somos una agrupación que defiende los intereses de la industria automotriz en su conjunto. Los problemas privativos de cada marca los resuelve la propia marca.

Cada año el gobierno federal a través de una comisión regulatoria propuesta por la Secretaría de Economía (SE) junto con la industria, dictamina las cuotas de autos a importar. En ese caso, la importación de autos de Japón se establece el mes de abril y corresponde a 54,865 unidades que conforman la cuota máxima para las empresas automotrices japonesas.

El Grupo de los Cinco, G-5, promueve que la autoridad explique por qué Toyota Motor Sales de México importa más de lo que le corresponde.

Humberto Jasso, director general de industrias pesadas de la SE, ha dicho que esta empresa cumple con el decreto “e incluso pagando el arancel del 11% para no desproteger a su mercado, en algunos casos”.

Esta misma semana el presidente de la AMIA, Eduardo Solís, ha tenido un acercamiento con Adolfo Hegewisch, director general de Toyota Motor Sales de México, para reunirse y dialogar a fin de poner las cosas más en claro. Ninguna de las dos partes ha hablado de un regreso de Toyota a la AMIA.

Por un lado, porque no lo puede prometer al ser un acuerdo del consejo de la AMIA. Por el otro, porque no van a dar marcha atrás si no hay una apertura y modernización de esta agrupación.

 

 

Léa también

Paros técnicos de Audi en Puebla por tres días; implementa plan “días de resguardo” en salarios

SAN JOSÉ CHIAPA, Puebla.– Audi de México, la división de lujo del Grupo Volkswagen, anunció, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *