22 marcas representan sólo el 14% del mercado mexicano

Un total de 22 marcas (Acura, Audi, BMW, FIAT, Jaguar, Land Rover, Lexus, Mazda, Mercedes, Mitsubishi, Peugeot, SEAT, Suzuki, Volvo…), todas ellas importadas, representan sólo el 14% de participación en el mercado mexicano de automóviles, mientras las plantas armadoras instaladas en México, siete, se comen el 86% del pastel automotriz en toda la república.

Lexus LS 2010 lateralAlgunos industriales han señalado a alvolante.info que «es ridículo que tengamos un mercado de 800,000 unidades anuales (una baja en los últimos cuatro años de 27%), que no llegan ni al millón de unidades como hace cinco años, y que haya 29 marcas y 320 modelos para ese pequeño mercado».

Aunque advierten que estos son los riesgos del libre comercio –del cual están conscientes que países como Estados Unidos no respetan los paradigmas de tal mercado al generar movimientos proteccionistas como la intervención de GM y Chrysler–, no suena lógico, dicen, que tengamos un mercado tan «atomizado».

Reconocen que «todo el mundo tiene derecho de vender sus unidades en el país» pero que hay que regular el mercado con el número de modelos. Es absurdo, insisten, que la gente tenga que escoger entre 320 diferentes modelos.

En efecto, siete ensambladoras (Chrysler, Ford, General Motors, Honda, Nissan-Renault, Toyota  y Volkswagen) tienen, con sus modelos, el 86% de participación en el mercado de autos en México, según las cifras de octubre de la AMDA. Mientras las otras 22 marcas de importación –algunas de ellas traídas por las propias ensambladoras como el caso de Toyota con su marca Lexus que aparece en la foto)– sólo se quedan con el 14% de ese mercado.

Para el sector de autopartes, esta «atomizacion» (sentido figurado que se le da a un mercado que se vuelve una bomba atómica capaz de acabar con el mismo mercado– de la industria automotriz, crea el gran conflicto de tener que abastecer a 320 diferentes productos de un mercado muy reducido. Una importadora, por ejemplo, sólo vende 1,200 unidades al año. El sector de autopartes debe generar una mínima producción de componentes para este tipo de unidades, lo que suena de locura. Hay empresas que no abastecen a esa minúscula demanda. Y entonces se tiene que acudir a la importación que, también por su tamaño reducido, tarda en llegar y es caro en el precio final al consumidor.

Ya no se analiza que cada unidad importada lleva el dinero de su importe al país productor y a su importador. Por tanto, los automóviles producidos en México dejan la utilidad para la empresa trasnacional, pero aportan inyección de capital para la propia ensambladora y sus proyectos futuros. Cuando una armadora genera ventas es una garantía de trabajo para un millón de personas que dependen directamente de esta industria.

Parece vieja idea, romántica, anti-globalizadora y contra neo-liberal, pero comprar autos hechos en México garantiza la viabilidad de una industria para el propio País.

Del 86% del mercado Nissan tiene el primer lugar con el 20.2%, GM el segundo sitio con 18.0%, VW el tercero con 13.9%, Ford el 11.9%, Chrysler 10.8%, Toyota 6.8% y Honda 4.4%.



Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

4 Comentarios

  1. Hola Cesar,
    Y ¿qué hay de los costos de los seguros? porque recuerdo que hablando con un agente de seguros sobre que coche comprar para que no costara tanto el seguro, me suguirió autos precisamente de ese 14%, que porque se los roban menos al no tener tanta demanda sus partes, y que de plano no comprara de VW o Nissan.
    Saludos
    Juan Lopez

    • Hola Juan,

      los precios de los seguros varían en relación a la marca, equipamiento y grado de siniestralidad o robo. Obvio, los de lujo son más caros. Pero en caso de la demanda, hay muchos más robos de Tsuru y Jetta porque este tipo de unidades son los que más demanda el público. Por tanto, si hay mucha demanda en el mercado, quienes roban también saben que ofertar estas unidades o sus partes en el mercado negro son una garantía de venta para ellos. Por tanto, el criterio de robo varía ya no sólo por el equipamiento y «estatus» del coche, sino por la demanda aunque sean autos populares como los citados.

      Respecto a tu pregunta sobre comprar de ese 14% de autos importados, pregunta por el precio del seguro de alguno de ellos, encontrarás que los de lujo siguen siendo aseguramientos muy caros. Marcas pequeñas como Suzuki quizá ofrezcan una buena opción buscando una compañía de seguros más o menos decente en sus precios. Pero imagínate que una persona ¿va a decidir el auto a comprar por el costo del seguro que va a pagar? Las decisiones de los consumidores se inclinan por lo general en el gusto por un producto, su calidad, etc. y luego el precio del seguro e incluso de la tenencia.

      Las compañías saben que hay muchos más Tsurus y Jettas por asegurar y entonces suben el costo porque en caso de robo ellos tienen que pagar a mayor número de afectados que por las demás marcas, ante la «demanda de robo». Por otro lado, al dar a conocer que el número de autos robados ha subido, lo que hacen es invitar a la gente que no ha asegurado su auto a hacerlo (asegurar). Curiosamente hacen esto en un tiempo en que la gente, con menos dinero en la bolsa, ha optado por dejar de lado el seguro del auto como una opción y no como algo prioritario en sus gastos.

      Hay que seguir comprando las marcas que te gusten y que ofrezcan beneficios como calidad de producto, buena tecnología amigable con el medio ambiente, ahorro de gasolina, acceso a refacciones con precios moderados y buen valor de reventa, sin que esto signifique no asegurarlo. Hay compañías que bajan hasta en 40% el precio del mismo entre una compañía y otra. Hay que buscar opciones y leer las letras chiquitas del contrato.

      Espero haberte ampliado el horizonte sobre este tópico, gracias por escribir y no dejes de seguir leyéndonos.

      César Roy
      Editor de alvolante.info

  2. Hola Cesar

    Oye buen analisis pero Lexus todavia no entra a nuestro mercado.

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *