La muerte de Allan Simonsen en LeMans y el control de tracción

Por Gabriel Covelli

Pasaron Las 24 Horas de LeMans 2013 con un trágico y lamentable accidente del piloto danés Allan Simonsen, a bordo de un Aston Martin, en los primeros minutos de la carrera, proyectándose contra uno de los muros de contensión y perdiendo la vida. Ya comenzaron a sonar las primeras consecuencias del mismo, atribuyéndose al control de tracción como una falla que ocasionó el accidente mortal.

El Aston Martin 99 de Fréderic Makowiecki (Foto agencias).

El joven danés Allan Simonsen, del equipo Aston Martin, empresa que está cumpliendo 100 años en la fabricación de vehículos de super lujo, perdió la vida en el trayecto al hospital después que, en la tercera vuelta de Las 24 Horas de LeMans, perdiera el control de su auto al dar vuelta a la derecha, subir un “lavadero” y proyectarse a la izquierda en una maniobra llena de sorpresa.

¿Cómo el auto que dobla hacia la derecha se proyecta hacia la izquierda contra el muro de contensión a una gran velocidad?

Se han hecho las primeras investigaciones del caso, viendo videos, y algunos analistas comienzan a hacer hipótesis en el sentido de que el sistema del control de tracción, TCS, corrigió al piloto cuando este ejecutaba la maniobra de corrección de manera manual.

Esta no es la primera vez que un piloto o un automovilista pretende hacer las correcciones usuales a bordo de una unidad, en una curva. Pero la sorpresa la da el automóvil que corrige forzosamente las trayectorias entrando en conflicto con quien lleva el volante. La pregunta obligada es ¿en verdad el sistema de control de tracción ayuda al automovilista a evitar un accidente fatal?

Está el caso del talentoso piloto francés Fréderic Makowiecki, en una dinámica muy similar a la del danés Allan Simonsen. El francés que disputaba también la justa de resistencia en Francia, tuvo un accidente en la chicana Mulsanne. Analizando los videos, pilotos como Rinaldo Capello han llegado a la conclusión que ambos accidentes fueron resultado de la aplicación automática del sistema de control de tracción, TCS.

También resulta que los pilotos pueden estar manipulando el TCS pero en los coches de calle esto no es posible, ya que el sistema actúa automáticamente.

Recuerdo que en un tramo de la carretera a Oaxaca, manejando un Mercedes hace unos años, otro compañero y yo tuvimos la desaveniencia de que el sistema nos corrigiera pero el mismo sistema nos estabilizó. Aquí hay un conflicto entre el conocimiento que el conductor tiene de la forma de corregir un vehículo en una curva pasada (a alta velocidad) y la aplicación del sistema de control de tracción que se aplica automáticamente.

Este tema da mucho por analizar aún.

Por cierto que, por segunda vez un mexicano triunfa en LeMans. Ricardo González triunfó en la categoría de Prototipos LeMans 2 (LMP2) con un Morgan motor Nissan, del equipo OAK, junto con Baugette y Paul Plowman, quedando a 19 vueltas del primer lugar. Este triunfo viene a reverdecer la épica victoria de Pedro Rodríguez que hizo pareja con Lucien Bianchi, tío abuelo del piloto Jule Bianchi, actual joven piloto de la Fórmula Uno.

Pedro triunfó con un Ford GT40 MK1 en 1968.

Léa también

WRC con fuertes retos para 2017, más potencia en autos y mucha más emoción

Por Gabriel Covelli Bajo uno nuevo reglamento técnico, así como algunas otras disposiciones tanto deportivas …

3 Comentarios

  1. Una lastima lo sucedido con este piloto, son grandes hombres con capacidades impresionantes para llevar un auto, seguramente sin el control de traccion podria haber maneobrado mucho mejor, pero finalmente el sistema hizo lo que se le programó, por lo que quizá el análisis debiera ser ya entre las escuderias si para las pistas se requiere un sistema de seguridad u otro…

    En la seguridad hay situaciones muy específicas que pasan una entre un millon. La mayoría de las veces la tecnologia que pueda llevar el auto nos salva la vida (Bolsas de aire, ABS, CTR, etc…) además por eso cuestan lo que cuestan. Cuando todos estos sistemas funcionan y precisamente hacen lo que tienen que hacer, hay mayores probabilidades de salvar la vida que cuando un auto no cuenta con ellas (por experiencia propia en distintos accidentes se los digo). Obviamente pueden llegar a ocurrir accidentes aun contando con ellas, pero como lo menciono, pueden ser una entre mil y por ello las marcas hacen también recomendaciones pertinentes (como el no llevar niños en los asientos delanteros), pero en las condiciones de una carrera de autos, si que deben dimensionar las escuderias que necesidades especificas se deben cubrir en sus autos, en ese ambito todo es diferente a los autos de calle por mucho que uno crea que algunas versiones de los autos de produccion están hechos para las pistas.

    La recomendación es manejar en las mejores condiciones físicas posibles (no cansados, no tomados, etc…) y que si sus coches cuentan con estos sistemas de seguridad, pues los utilicen, para eso estan, y que si no los tienen, pues ser mas precavidos y tener una mayor atencion en el estado del auto (buenos frenos, buenas llantas, buena suspensión, etc…). Uno mismos debe poner mucho de su parte para salir lo mejor librado posible de los accidentes, que a final de cuentas al salir uno a la calle, bajo cualquier circunstancia es a lo que nos exponemos, mejor hacerlo una buena experiencia. Saludos.

  2. Federico Angel

    Cualquier accidente de esta magnitud siempre resulta trágico, y más preocupante resulta al efectuar la hipótesis que los sistemas de seguridad pueden ser los responsables. Sabemos que casi en un 85% de los accidentes, la raíz fué atribuíble al factor humano, y para eso existen los sistemas de seguridad y asistencia que ayudan a reducirlo.

    No obstante, este lamentable ejemplo nos muestra que aún falta mucho camino por recorrer en cuanto a seguridad automotriz, dejando claro que no sólo se trata de atiborrar un auto con todas las asistencias posibles, sino de lograr una correcta empatía entre conductor y sistema, para tomar la mejor decisión al momento de evitar un siniestro, y así aumentar las posibilidades de sobrevivir a el.

  3. Yo creía que los autos de competencia no tenían TCS, ABS, o cualquier sistema similar ya que en los trackdays que muchos participamos, son muy intrusivos aunque claro no vamos tan rápido como para un error que no se pueda corregir antes de tocar el muro. Lástima que haya sido una falla completamente fuera de su alcance. DEP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *