BAIC promete planta en México pero en Beijing no hay planes al respecto

Con 34 distribuidores en México, la automovilística china BAIC anuncia la continuación del proyecto para construir una fábrica en el país, anunciado desde febrero pasado, pero que no se concretó este año. En Beijing, China, no muestran gran conocimiento de lo que acá se anuncia La empresa tendrá cuatro nuevos puntos de venta en 2019.

Directivos del Grupo Picacho Automotriz anunciando sus planes para 2019 (Foto Cortesía).

Mediante una conferencia de prensa en la distribuidora en Tlalnepantla, Estado de México, Samuel Echeverría, director de operaciones del Grupo Picacho Automotriz (distribuidora multimarca de Ford, Lincoln, Mazda, Jaguar y Land Rover, y ahora BAIC), se refirió a las 34 distribuidoras que ya tienen en el país. Y dijo que en 2019 se abrirán cuatro más.

Sobre la construcción de la planta señaló que sigue en pie su establecimiento para 2019 y la iniciación de producción en 2022. Las entidades que compiten en obtener el proyecto son Coahuila, Guanajuato, Hidalgo, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, Sonora y Yucatán. La planta BAIC producirá 10,000 unidades al año con la generación de 2,000 empleos directos, informó el ejecutivo ante medios de información, y será la primera en el Continente Americano, fabricando los modelos X20 y X25 en un inicio.

BAIC contempla la introducción en México de su primer auto eléctrico en 2019, aunque desde 2016 recibió algunos autos con baterías pero su comercialización no fue viable por el precio. La marca quiere comercializarlo en menos de 500 mil pesos, para ser competitivos en precio.

El modelo X25 es el más vendido por BAIC con 660 unidades de enero a noviembre (Fotos de la marca).

Las ventas de BAIC

BAIC vende seis modelos diferentes en el mercado mexicano. Estas fueron sus ventas de enero a noviembre de este año, según datos del INEGI: D20 (608), X25 (660), X35 (75), BJ20 (28), BJ40 (148) y X65 (199). En total comercializó 1,718 unidades. La marca quiere cerrar el año con 2,000 unidades. En noviembre facturó 321 vehículos.

Echeverría todavía atreve el dato: Tener el 4% de participación del mercado mexicano

Según una entrevista a El Universal en febrero de 2018, BAIC vendió en 2017 un total de 1,181 unidades.

Un conocedor del mercado automotriz nos dice: “Si BAIC ha vendido 1,718 unidades en lo que va del año y tiene 34 distribuidores, quiere decir que cada distribuidor vendió en promedio, en 11 meses, 50 unidades, o sea cuatro autos y camionetas al mes. Yo pregunto: ¿Es viable un negocio así cuando tienes un costo operativo mucho mayor a la utilidad de ese número de ventas?”.

Nave industrial AT donde se sigue el proceso CKD para los autos de BAIC, y otras marcas.

“El problema de BAIC es que nació en México bajo el esquema operativo de un distribuidor, que no es lo mismo que entrar de lleno como empresa directamente vinculada con su desarrollo. El distribuidor finalmente tiene que ser fiel a su propio proyecto y de las marcas que representa. Hay otros casos similares como el de Subaru o FIAT en su inicio, donde la experiencia muestra que no hay viabilidad de una marca manejada desde ese esquema”.

En efecto, la experiencia de JAC, por ejemplo, que opera directamente como marca propia, es diferente.

¿Una planta en México?

BAIC opera en México bajo el esquema CKD. Trae desde China partes pre-ensambladas y en una pequeña nave industrial ubicada a las afueras de Jalapa, Veracruz, las termina. Con esa operación, tiene la autorización de la Secretaría de Economía de pagar sólo el 21% de arancel. Si no hiciera esa operación tendría que pagar el 50%, con lo que quedaría fuera de los precios del mercado. Por eso promete, año con año, abrir una verdadera fábrica para producir sus vehículos, desde la planta de ensamble, estampado hasta el armado completo. Al pasar al esquema de “productor”, ya no pagará aranceles y podrá vender a menores precios a los actuales.

BAIC X65, la SUV más grande de la marca china.

Desde octubre de 2017 se habló de “armar” autos en el país. Salieron los voceros del gobierno de Puebla a festejar que esa entidad sería la buena “con una inversión de 2,000 millones de dólares”. Luego la promesa se hizo a El Universal en febrero de este año, donde se manifestó que el anuncio se haría “a mitad de este mismo año”. Vino la conferencia de este mes de diciembre y ahora se comprometen a que en 2019 se podrá definir. Pero una fuente confiable de Al Volante, desde Asia, nos dice que en Beijing no hay mucho entusiasmo respecto a una planta en México.

Ya veremos.

 

 

 

 

 

Léa también

Ventas Hatchback subcompactos “A” Ene-Feb.– March a la cabeza pero Suzuki Ignis, el mejor

Otro mercado que está creciendo en México es el de los Hatchback subcompactos del segmento …

Un comentario

  1. Ojalá que si se pueda concretar lo de la planta, y cumplieran entonces con aquello de bajar aún más los precios; si ocurriera, el D20 sería desde mi punto de vista una muy buena opción para quienes necesitamos un vehículo que nos lleve del punto A al B en un tiempo razonable, ningún auto de su segmento trae el equipamiento del coche en comento, los “peros” saltan por detalles de calidad en terminados y la incertidumbre de no contar con un proveedor de refacciones situado en dentro del país

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *