NISSAN LEAF: ¿QUIÉN REVIVIÓ EL AUTO ELÉCTRICO?

Por Rogelio Rivera Nava (Roke)

Si hace cinco años fue publicada una película llamada “¿Quién mató al auto eléctrico?”, que relata la extinción del General Motors EV1, tal vez dentro de una o dos décadas alguien decida filmar una película que podría llamarse “¿Quién revivió el auto eléctrico?”, acerca del Nissan Leaf. Mientras alguien se anima a filmar el documental, comparto unas apreciaciones sobre el Leaf y los autos eléctricos en general.

Los diseñadores del Leaf hicieron que los componentes eléctricos parecieran un motor de cuatro cilindros en posición transversal (Foto: R. Rivera)

La película a la que me refiero es de 2006 y el título original es “Who killed the electric car?”. En este enlace podrá usted ver el avance de cine: http://www.youtube.com/watch?v=nsJAlrYjGz8

El Leaf es un hatchback de cinco puertas, un poco más grande que el Tiida. Está homologado para llevar cinco pasajeros y, aunque en el asiento trasero hay tres cinturones de seguridad, no tiene el mismo número de cabeceras, sino dos.

En el lugar donde debería haber un motor de combustión interna está instalado un motor eléctrico, que rinde 107 HP (80 kW) y 207 libras-pie, y el cual le da tracción a las ruedas delanteras. Es curioso que los componentes de control del motor eléctrico del Leaf fueron diseñados con la forma y disposición de la cabeza de un motor de cuatro cilindros transversal. Si algún despistado abre la tapa del motor, podría pensar que está viendo una versión del propulsor de gasolina del Tiida.

El Nissan Leaf en los territorios de Africam Safari (Foto: R. Rivera).

El paquete de baterías está instalado debajo del piso del auto y abarca desde los asientos delanteros hasta los asientos traseros. Las baterías de litio-ion pueden almacenar un máximo de 90 kW y la capacidad de alimentación es de 24 kWh. El Leaf acelera de 0 a 100 km/h en unos 12 segundos y alcanza una velocidad máxima de 145 km/h, según los datos de Nissan.

Con carga completa, el Leaf puede circular teóricamente hasta 160 km en la ciudad. Esta cifra resulta de un cálculo hecho por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos, según el protocolo LA4, en un dinamómetro en el cual se simula un recorrido de unos 12 km a una velocidad promedio de 32 km/h.

Así como la gente está acostumbrada a recargar su teléfono móvil después de determinados días, el conductor del un auto eléctrico tendrá que conectar con frecuencia el sistema de recarga a una alimentación eléctrica. En el Leaf, unos cables que vienen en una maleta se conectan a uno de los dos puertos de alimentación debajo de una tapa en el extremo delantero del auto. El tiempo de recarga dependerá de la tensión de la fuente de electricidad: con 240 volts serán necesarias siete horas y con 110 volts, hasta 19 horas.

El Nissan Leaf que está por llegar a México este año (Foto: R. Rivera).

Unas estaciones de recarga públicas de 480 volts, que supuestamente existirán en el futuro, podrán reabastecer las baterías del Leaf al 80% de su capacidad en sólo media hora; pero también disminuirán la vida útil de las baterías. Por cierto, igual que las baterías recargables de cualquier dispositivo (teléfonos móviles o reproductores de música), las del Leaf tienen una vida limitada por la cantidad de veces que pueden recargarse. Nissan garantiza las baterías del Leaf por ocho años o 100,000 km. Después de ese tiempo, pueden utilizarse para otros usos menos demandantes y, una vez que queden inservibles, la empresa Sumitomo las reciclará.

Aunque el Leaf puede recargarse con la tensión casera de México (110 a 120 volts), no se recomienda que esta sea su fuente cotidiana. Nissan solicita a los dueños del Leaf que instalen en las cocheras un dispositivo de recarga, con una tensión de 220 volts, lo cual requiere un contrato adicional de servicio en México. Allá en Estados Unidos, el dispositivo de recarga cuesta unos 2,000 dólares, pero el gobierno puede absorber 50%.

El precio del Leaf en Estados Unidos es de 33,000 dólares, aunque al costo final para el cliente se le han restado los incentivos que ofrece el gobierno de aquel país para vehículos menos contaminantes.

Aquí sí no hay motor de combustión interna (Foto: R. Rivera).

MÁS DETALLES DEL LEAF

Según Nissan, la plataforma del Leaf fue desarrollada especialmente para un vehículo eléctrico.

Nissan asegura que 90% del Leaf está compuesto de materiales reciclados, aunque ignoramos si este porcentaje es en peso o en cantidad de componentes. Hay una diferencia entre ambos. Los materiales reciclados provienen de componentes que cumplieron su ciclo de vida. Fascias y cubiertas interiores del habitáculo viejos, y hasta botellas de bebidas, forman parte de los plásticos del Leaf, así como de las telas de los asientos.

Recientemente, AlVolante.info fue invitado a conocer de cerca el Leaf en Puebla. La reunión fue en el Africam Safari, en Valsequillo y, desde antes de viajar a Puebla, nuestros anfitriones habían aclarado que la prueba de manejo sería corta. Esperaremos a tener un Leaf en préstamo para comentar más al respecto.

Detrás de una tapa en el extremo frontal del Leaf están los dos puertos de recarga de las baterías. (Foto: R. Rivera)

Lo poco que se pudo notar con el corto paseo que le tocó a cada invitado fue que, a pesar de que podrían provenir de un juego de video los instrumentos mediante gráficas y la perilla que funge como palanca de velocidades, el Leaf se siente como un auto de verdad.

El Leaf detecta la llave y el conductor ni siquiera tiene que sacarla de su bolsillo para abrir la puerta y poner en funcionamiento el auto mediante un botón en el tablero. Una vez hecho esto, se oye una pequeña melodía, que el conductor puede elegir. Así como Microsoft le encomendó a Brian Eno (productor musical de U2, entre otros grupos) el tema de apertura del Windows 95, seguramente habrá en el futuro un mercado para tonos de auto.

Nissan escribe “LEAF” con mayúsculas, porque, además de que esta palabra significa en inglés “hoja” (de árbol o de una planta), también son las siglas que Nissan acuñó para nombrar a su auto eléctrico: “Leading, Environmentally friendly, Affordable, Family car”.

Los primeros esfuerzos de Nissan para fabricar un auto eléctrico emergieron a la superficie en 1997 con el prototipo Altra. Esta versión eléctrica de la vagoneta R’nessa japonesa tenía un paquete de baterías litio-ion fabricado por Sony, que proporcionaba un rango de 220 km con una carga completa. El siguiente prototipo, de 2009, fue un Tiida eléctrico llamado EV-11. Luego vino el Leaf, el primer auto puramente eléctrico de producción en serie que estará disponible para el público en general.

Quienes han conducido el Nissan Leaf aseguran que es my silencioso. Tal como lo habían revelado otros autos eléctricos en el pasado, la ausencia de ruidos implica un peligro para los peatones y otros conductores, quienes pueden no percatarse de que un coche eléctrico se aproxima. Por eso el Leaf, al igual que otros autos similares, cuenta con una fuente de sonido artificial. En el caso del Leaf, una bocina detrás de la fascia frontal emite un sonido para advertir que se aproxima.

CAMBIO DE HÁBITOS

La venidera generación de automóviles eléctricos traerá nuevos vocablos a la terminología automotriz, así como un cambio de hábitos. Mientras las baterías no consigan una autonomía equivalente a la de un auto convencional con el tanque lleno, los vehículos eléctricos tendrán que ser conducidos con especial cuidado, para hacer rendir la energía.

El uso de los aditamentos eléctricos, que no acarrea mayores preocupaciones para un auto con motor de combustión interna, cobra otras dimensiones en un coche eléctrico. Debido a que los accesorios del Leaf consumen electricidad, la autonomía disminuirá a medida que el conductor utilice las luces o el sistema de sonido. Incluso los accesorios que se valen de la fuerza del motor de combustión para funcionar en autos convencionales –como la dirección hidráulica (cada vez menos común, pero que siguen existiendo) y el acondicionador de aire–, en los vehículos eléctricos requieren de motores eléctricos. Y un motor eléctrico adicional le restará puntos a la autonomía.

El Leaf viene con esta maleta, que contiene los cables para recargar las baterías (Foto: R. Rivera).

CUÁNTO CUESTA LA ELECTRICIDAD EN REALIDAD

Según un estudio hecho por Nissan, el Leaf cuesta 10,000 pesos menos al año que un híbrido y $20,000 menos que un auto con motor de gasolina. Este estudio estima que el dueño conservará cinco años el Leaf y que recorrerá 20,000 km al año. Para esta comparación se estimó el precio actual de la gasolina Magna de 8.60 pesos el litro y el costo promedio por kWh (kilo Watt hora) a 1.20 pesos.

Sobre el costo de la electricidad, es necesario enfatizar que éste puede variar, según el consumo. Las familias mexicanas que gastan hasta 140 kWh mensuales pagarán la cuota mínima, que recibe hasta 2/3 partes de subsidio gubernamental (es decir, con nuestros impuestos). Este nivel de consumo equivale al de un departamento pequeño, con un refrigerador (el aparato que más gasta en casa), una TV, seis focos de 60 Watts, una plancha, una licuadora, un sistema de sonido y un radio, usados racionalmente.

Si el consumo mensual excede 140 Watts, la tarifa aumenta mucho: 83%, según los datos que encontré. Después de 200 kWh, la cuota se dispara 200% y después de 250 kWh hay que sumar 46% adicional. Irónicamente, a partir de este último límite, el despilfarro es premiado, ya que la tarifa va disminuyendo conforme se gasta más.

En su recibo de electricidad podrá ver el costo real por kWh. Pero si usted decidiera comprarse un Nissan Leaf, tendría que esperar el siguiente recibo de CFE para saber cuánto aumenta el consumo con la recarga de las baterías. Si por ejemplo, usted y su familia consumieran unos 190 kWh mensuales, no sería remoto que rebasaran el límite de 250 kWh con el nuevo auto eléctrico de la familia, así que el costo de la electricidad aumentaría mucho, no sólo para los recorridos del Leaf, sino que aumentaría también lo que cuesta mantener funcionando todos los aparatos y dispositivos eléctricos de la casa.

El siguiente reporte, aunque está un poco atrasado (es de 2003), explica los promenores del consumo de electricidad en México: http://www.fte-energia.org/pdf/E206.pdf

Si bien es cierto que el Leaf no tiene escape y no contamina el aire que le rodea, la contaminación proviene de la fuente de electricidad, que puede ser tan limpia como la que proviene de una central hidroeléctrica o tan sucia como la de una termoeléctrica que consume carbón mineral o combustibles pesados. Desafortunadamente, en México es más común la electricidad sucia.

Algunos se apresuran a asegurar que los autos eléctricos harán que dejemos de depender del petróleo. Muy cierto, pero hay que considerar de dónde proceden los materiales de los que se componen las baterías modernas. Sin entrar más en detalle, las regiones donde se puede extraer el níquel o el cobalto están creando tensiones políticas y problemas ambientales que equivaldrán en el futuro a los que sufren en la actualidad las regiones ricas en petróleo. Ver el siguiente artículo: http://www.caranddriver.com/features/10q3/aaron_robinson_out_of_africa_where_electric-vehicle_batteries_come_from_part_ii-column

Antes de que se popularicen los autos eléctricos, ocurrirá un largo proceso para que sean resueltas las necesidades de movilización de la gente.

NISSAN LEAF: FICHA TÉCNICA

Motor: Delantero; eléctrico tipo sincrónico de magneto permanente. Potencia: 106 HP / Par: 207 libras-pie.

Tracción: Delantera.

Transmisión: De una sola velocidad.

Suspensión delantera / trasera: Independiente McPherson y resortes helicoidales / Semiindependiente, de eje torsional y resortes helicoidales.

Frenos delanteros / traseros: Discos ventilados / Discos ventilados. ABS.

Dirección: Piñón y cremallera, asistencia eléctrica.

Dimensiones (en mm):

Longitud / Anchura / Altura

4,450 / 1,770 / 1,550

Distancia entre ejes: 2,700

Peso: 1,532 kg

Baterías: Litio-ion, con capacidad de 24 kWh

Capacidad de cajuela: 330 litros

Léa también

Chevrolet Beat 2019 con problemas en el software de la pantalla

Si usted observa que la pantalla de su Chevrolet Beat recién nuevecito comienza a parpadear, …

10 Comentarios

  1. Artículo muy completo e interesante.

    Estoy haciendo una investigación de cuales son las características de las personas que gustarían usar y comprar un auto eléctrico. La idea es para saber el precio que alguien estaría dispuesto a pagar por ello.
    Mi idea sería la conversión de un auto de combustión interna a eléctrico. Estarían dispuestos a pagar 90mil pesos?
    Cuantos kilómetros recorren en promedio?

    • Ismael, 1. La gente con espíritu ecológico y con dinero, está dispuesta a pagar. 2. Hay varias empresas que hacen conversiones, por ejemplo Tsurus eléctricos. Busca página http://www.electraton.com.mx y allí encontrarás info y contacto con chavos que han hecho sus autos eléctricos. 3. Hay mercado para todos. 4. 160 Km de autonomía, en el caso del Leaf.

  2. Rogelio, felicidades por el artículo que me parece muy completo. En verdad que los autos eléctricos no sólo van a revolucionar la industria del automóvil, sino nuestros hábitos de uso y manejo, ya que mientras no se solucione el problema de mayor autonomía y tiempos de carga (sobre todo en México lindo y querido)nos obliga a dejarlo un poco de lado para seguir con otro medio de trasporte. No estaría mal que en la compra del Leaf la Nissan regalara un bicicleta jejeje.
    Sin embargo yo si estoy apuntado para adquirir uno en cuanto salgan, que por cierto… para cuándo será?
    Otra cosa más, me ha extrañado que mientras que en otros foros hay multiplicidad de opiniones en este del auto eléctrico solamente haya seis comentarios, será que a los consumidores mexicanos de autos no nos cabe la consciencia ecológica?

  3. Foristas
    Si este diseño de automovil de la nissan va a estar como el diseño del Altima que trae un defecto en el parabrisas deberian de decirnos para saber antes de comprarlo .Hasta ahorita todavia la Srita Fabiola del corporativo no me a resuelto nada .
    De antemano le doy las gracias por su intervencion .

  4. Nissan no anunciará el precio del Leaf hasta que el inicio de ventas esté cercano.

  5. Excelente Nota.
    ¿Qué tal las jirafas y los rinocerontes en Africam?

    Es verdad lo que comentas sobre los costos energéticos en México, lo que lo hace aún prohibitivo para muchos, yo quiero uno.

    Lo imporante es que Nissan ya dio el primer paso y ojalá tenga éxito para que la tendencia no sólo sea a crear autos eléctricos, si no autos más amigables con el planeta, por muy trillada que suene la frase.

    En verdad siento envidia, felicidades por poder manejar esa chulada de auto.

  6. HOLA Rogelio Rivera Nava.
    MI PREGUNTA ES ¿ CUANTO VA A VALER EL NISSAN LEAF PARA MÉXICO ?

    SALUDOS……

  7. Ricardo Rivas

    Este carro esta padrisimo, me gustaria manejar uno para sentir su comportamiento y compararlo con un chevy eléctrico que anda circulando por algunas calles del D.F.

    Saludos

  8. De hecho esa película que mencionas ya existe y se llama: «La venganza del coche eléctrico», el director es Chris Paine, el mismo que dirigió la película de la que haces referencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *