La salida de Aristegui de W Radio

El día de hoy se despidió de su vasto auditorio radiofónico la periodista Carmen Aristegui, quien por muchos años fungió como conductora y directora del proyecto noticioso de la estación de Televisa W Radio.

Su despedida, como ella misma lo dijo hoy “al aire”, obedece a desacuerdos de la propia Carmen con el contrato propuesto por Televisa para este año 2008. Desde el año pasado ambas partes, Televisa y la periodista, revisaron el contrato y, al parecer, Aristégui no estuvo de acuerdo con los cambios que le sugerían en la línea editorial.

¿Cuál fue la línea editorial de Carmen Aristegui al frente del área de noticias de la mañana en W Radio? De total apertura, de lo que podríamos llamar una democracia periodística, entendida esta como dar voces a quienes no encuentran en el espacio comunicacional mexicano un lugar dónde hablar y dónde expresarse. En pocas palabras, de una absoluta libertad de expresión de las diferentes corrientes existentes en este país.

¿Qué le molestó a Televisa de Carmen Aristegui? Esta postura. De dejar hablar a todos. Pero más, que la propia Aristégui abriera el espacio de W Radio a la expresión de la naciente izquierda mexicana. En concreto, de dar entrada a la voz de Andrés Manuel López Obrador, el candidato presidencial que ha luchado por demostrar la existencia de un fraude electoral en el año 2006.

Carmen, aún con las presiones existentes sobre su persona por las políticas poco liberales de la estación comercial dirigida por Emilio Azcárraga Jean, defendió el derecho de AMLO de expresarse.

W Radio y el programa de Carmen Aristegui se convirtieron en uno de los pocos espacios del espectro radial que escucharon las opiniones del ex-candidato presidencial. Y eso no le gustó a Televisa, ni al gobierno de Felipe de Jesús Calderón. Por más que ahora digan lo contrario. ¿Quién puede creerles cuando la campaña de la guerra sucia electoral se gestó desde Televisa?

Abrimos este espacio de discusión para poner en duda la existencia de una auténtica libertad de expresión en México.

La salida de Carmen Aristegui, una audaz periodista que luchó con denuedo por abrirse paso en un canal de comunicación de la iniciativa privada y del grupo de gran poder como lo es Televisa, con una arraigambre hacia los hombres del poder del PRI y ahora del PAN también, representa la restricción de los medios de comunicación privados a las voces democráticas que aún resuenan en este país. Y de las que depende seguir pugnando por una apertura de los medios a todas las voces de la incipiente democracia mexicana.

Nuestra solidaridad con Carmen y nuestro rechazo a la política de coptación de Televisa hacia aquellos periodistas que se niegan a ser sus achichincles.

El lector tiene la voz ahora.

Léa también

KIA inversión extra.– $1,000 mdd de sus cinco autopartistas

Reunión de un reducido grupo de periodistas y analistas con los máximos directivos de KIA …

5 Comentarios

  1. Elias Roberto Junco

    Cierto…Los medios estàn controlados por dueños que jamàs permitiràn que una empleada de voz a los que no comparten su lìnea y su manera de hacer dinero en este paìs…Ellos todo lo pueden y todo lo controlan…¿Alguien lo duda? Son los dueños y estàn asociados con el poder ….No es Televisa ni T. Azteca los que liberaran los medios…somos nosotros los que tendremos que inventar,construir y utilizar los espacios-como la internet-para poder expresarnos y comunicarnos con cierta olgura. Este foro es uno de muchos en donde se vale decir. Adelante.

  2. Francisco,

    gracias por tomarte un tiempo bien invertido en expresar tus puntos de vista con los cuales estoy de acuerdo.

    Espero que otras voces se expresen con valor en un México que tiene que cambiar porque nuestros hijos se merecen un mejor país lleno de corrupción, mediocridad y apatía.

    César Roy

  3. Francisco Martínez R

    En México no existe libertad de expresión en el duopolio televisivo.

    Las líneas editoriales son dictadas a conveniencia de los dueños de éstas empresas.

    Desgraciadamente la mayoría de los mexicanos carece de educación, lo que los hace muy controlables desde estos medios, creyendo que al verlo en la television esa es la realidad; al estar dedicados a trabajar para comer, hay un bajísimo índice de lectura de libros y de periódicos y por ende no pueden obtener información veraz de otros medios. (Ojo) no es exclusivo de México, lo mismo sucede con la clase obrera de EE.UU., por ejemplo.

  4. Gracias Joel por tu comentario sobre Carmen Aristegui.

    Era muy difícil que una periodista ética como Carmen se pudiera mantener más tiempo “viva” en Televisa.

    Un día yo le reclamé en un mail su forma de tratar el asunto de las elecciones al dejar a unos, “los privilegiados”, más tiempo “al aire” que a los verdaderos agentes del cambio. Y, si no me equivoco, le dije que con esa falta de equilibrio de fuerzas no iba a durar mucho tiempo en ese cargo.

    Jamás Televisa va a defender lo que es de suyo indefendible. Sus propios intereses comerciales que están ligados al gran capital, a los grandes empresarios, a mantener en el poder a una derecha intolerante y poco inteligente.

    Carmen era un “bicho” raro en Televisa. Alabo su posición profesional pero más su dignidad de periodista para no dejarse pisotear por la gente de poder y por los achichincles que les rodean, que son muchos hombres y mujeres de corbata que salen “al aire” a defender las posiciones ideológicas del grupo al que representan y que es el que les paga.

    Saludos.

    César Roy

  5. Carmen Aristegui me ha parecido siempre una periodista excelente, admirable y con ese don de interesar al radioescucha en la política desde una perspectiva diferente y objetiva.

    Televisa jamás pierde, pero tampoco gana a una periodista como la Sra. Aristegui.

    Quienes ganamos somos nosotros, al recibir un ejemplo de valores, ética y profesionalismo al demostrar no estar hecha para permitir límites a la libertad de expresión.

    Joel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *