Tormentosa jornada en el Consejo Mundial del Deporte Motor

La mesa ovalada del Consejo Mundial del Deporte Motor tiene listas las aproximadamente 20 carpetas con la orden del día. Un punto ha sido añadido: Ron Denis, el director del Equipo McLaren-Mercedes, tiene un requerimiento para Flavio Briatore, su homólogo del Equipo Renault.

Ron Denis en Monza

El domingo del llanto de Ron Denis en Monza, después del triunfo.

La FIA está convocando a esta junta para analizar el caso del espionaje de McLaren a Ferrari donde dos ingenieros han sido despedidos de sus cargos: Mike Coughlan y Nigel Stepney.

Por tanto, la Federación Internacional de Automovilismo, FIA, ha citado para la reunión de hoy en París, al italiano Briatore que se acaba de asociar con Bernie Ecclestone en la compra de un equipo de futbol soccer.

El fuego de intervenciones, por tanto, será cruzado. Jean Todt, jefe del Equipo Ferrari, contra McLaren; Ron Denis contra Flavio Briatore; la FIA contra McLaren…

Más tormentosa no podrá ser esta reunión.

En círculos de la Fórmula Uno se manifiesta que el caso de espionaje todavía va más allá para convertirse en un verdadero complot: Al parecer quieren ver rodar la cabeza de Ron Denis.

Este se va a defender como gato boca arriba, y ha preparado unos cóckteles molotov para bombardear a diestra y siniestra, porque en este juego de ajedrez van a sacrificar a otros equipos ajenos a Ferrari y McLaren. Por ejemplo Renault ya está dentro del problema, pero hay más.

A Renault se le involucrará por faltas técnicas al reglamento posiblemente, según expertos europeos.

La FIA va a tratar que la tempestad sea sólo una llovizna que refresque los ánimos pero que no llegue a los golpes políticos, y si estos se dan, que no salgan de esa mesa oval en París. Ecclestone y Mosley quieren al final de la junta un apretón de manos de todos los involucrados.

Incluso la amistad de Ecclestone hacia Briatore podría influir para que Flavio no salga raspado en esta junta y, por qué no, excluirlo del escándalo. Hoy se sabrá.

¿Cómo saludarse después de las cachetadas y golpes bajos?

Al final del Gran Premio de Italia en Monza, que todavía duele a Luca Di Montezemolo, uno de los propietarios de Ferrari, por los magros resultados para la scudería, dos sujetos se acercaron a Ron Denis y le dijeron que podría ser citado a declarar por la denuncia que en Módena existe contra quien sea responsable en el asunto de espionaje que la escuadra roja denuncio ante las autoridades civiles.

Y miren si no el asunto despierta pasiones que hasta Jackie Stewart, el expiloto británico de Fórmula Uno, ha dicho que este asunto no se debió dirimir nunca por conducto de la FIA sino de las autoridades civiles.

Las reunión de hoy en el Consejo del Deporte Motor se concentrará en el capítulo XI sobre penalizaciones, inciso “c” del Código Internacional Deportivo.

Este dice que ninguna conducta fraudulenta o ningún acto perjudicial a los intereses de cualquier competencia o a los intereses del deporte motor en general, será permitida.

Y en esto tiene que ver el espionaje.

Por su parte, y adentrado en el campo político, las autoridades civiles británicas ya preparan una ofensiva contra Nigel Stepney, ingeniero británico cesado en Ferrari, para que declare en su defensa, pues ha dicho que Ferrari no había actuado correctamente no sólo en las indagatorias sino como escudería.

Léa también

Super Copa 2019 con autos “Mercedes Clase A” de 460 bhp y precio de 127 mil dólares

Crean en México la Super Copa 2019, campeonato de automovilismo deportivo que tendrá como carrera …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *