Hipocresía de McLaren, acusa Ferrari

Jean Todt, jefe de la escudería Ferrari, se lanza con todo contra McLaren, con la que había acordado una respetada relación ante los acontecimientos de espionaje por parte de los allegados de ambas escuadras, Nigel Stepney y Mike Coughlan.

Jean Todt

Jean Todt estalla.

McLaren está actuando con hipocresía, acusa el jefe francés en Italia.

Pero ante la desvergonzada actuación del Consejo Mundial del Deporte Motor FIA en París, la semana pasada, donde este decidió no sancionar a McLaren ante la acusación de recibir un fajo de casi 800 páginas con datos y secretos de Ferrari, por «aportaciones insuficientes» y «falta de evidencias», el francés Todt arremetió contra McLaren.

«No se puede sentar un precedente de este tipo en ninguna parte» dijo a la prensa europea el día de ayer.

Se refiere a que McLaren carga con la acusación a su ingeniero Mike Coughlan de recibir documentos secretos de Ferrari, y el tribunal no hace nada para sancionarla, simple y sencillamente «por falta de elementos», dice en una incrédula sentencia.

«¿Qué más elementos se pueden aportar que el saber que ellos (McLaren) tienen documentos nuestros y que pueden usarlos o no, ahora o después, pero que el delito se ha cometido?», estalla Todt.

La prensa europea ha dado los detalles de cómo se descubrió el asunto.

La esposa de Nigel Stepney trabaja en un centro de fotocopiado y encargó a uno de los ayudantes que sacara copias del gran legajo de Ferrari. El colaborador al descubrir de qué se trataba dio aviso a Ferrari que de inmediato se movilizó.

El material fue descubierto por la policía en la casa de Coughlan. Y este ya no pudo tapar el sol con un dedo.

Lo que ahora se cuestiona es que Bernie Ecclestone haya influido en los abogados del tribunal deportivo en París para detener todo el peso de la ley contra McLaren, por el bien del deporte.

Una decisión jurídica fue suspendida por una orden política de los altos mandos de la FIA.

Una segunda nota que da al traste de lo que debiera ser la imparcialidad de Ecclestone, es la actuación de los comisarios en la carrera de Nurburgring donde las asistencias ayudaron a Lewis Hamilton, de McLaren-Mercedes, a regresar a la competencia.

Los jefes de McLaren, con Ron Dennis a la cabeza, han aceptado que el jefe de diseño de Ferrari, Nigel Stepney, entregó en marzo, durante el Gran Premio de Australia, documentos de Ferrari.

Por supuesto que Ferrari está en pie de lucha. Y por supuesto que no va a dejar pasar esta injusticia como muchas otras que se le han cometido al través de los años.

Y Todt, Ferrari, y la opinión pública mundial, estallan ante las evidencias.

Una más: McLaren es inglesa. Y Bernie Ecclestone, Lewis Hamilton y Ron Dennis, también.

Léa también

WRC 20 Rally de Monte Carlo.– Inicia Sébastien Ogier (Toyota Yaris WRC) dominando las primeras jornadas

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla Ha iniciado el Campeonato Mundial de Rallies 2020 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *