F1 2016.– Escándalos por radio muestran crisis del máximo circo

Gran Premio de México. Vettel le dice por radio a Charlie Whiting que se vaya a la fregada. Sancionan a Vettel y le quitan el tercer lugar, se va al quinto. El alemán pide perdón y lo perdonan:  Podrás correr en Brasil. Es el espectáculo que cubre el aburrimiento de una carrera sin atractivo. ¿Quién pone, quien quita esos mensajes que salen en televisión? El fondo: Una seria crisis del máximo circo.

f1-2016-charlie-whiting-y-vettel

Charlie saluda a Sebastián. Los demás ríen y sonríen (Foto de agencias).

Esta semana Mario Donnini escribe en Autosprint que el Gran Premio de México fue aburrido, que tiene un circuito donde es prácticamente imposible el rebase, ni una furgoneta repartidora de leche puede ser rebasada. Y en la carrera, esos ingenieros de sonido que reciben todos los mensajes de radiocomunicación de cada equipo, de cada auto, de cada piloto, envían a una central todos esos avisos y esta central es la que determina cuáles van a salir «al aire» que van a ser escuchados por millones de personas en ese momento. ¿Quién decide qué mensajes salen «al aire» y cuáles no? Otro analista europeo, Humberto Gutiérrez, de Deporte Motor Competición, dice que la Fórmula Uno se ha convertido en el triste espectáculo de los dimes y diretes en vez de resaltar el deportivismo.

La gota que derramó el vaso

Durante el Gran Premio de México, Sebastián Vettel no encuentra lugar para el rebase a Verstappen, reclama por radio (y los censores deciden pasar el mensaje a los millones que siguen la carrera en televisión). ¿El resultado? Sancionan a Max. Y luego la euforia del alemán sigue y vuelve «al micrófono» cuando Charlie Whiting no ha anunciado aún la sanción y Vettel prácticamente lo manda «al carajo». ¿Cómo autoriza la FIA ese mensaje por radio, de un piloto que critica al director de carrera? Es parte del espectáculo, vale la pena la transmisión por salvar el espectáculo-realidad. Es cuando te das cuenta que el entretenimiento no es la carrera, sino lo que dicen los pilotos y escuderías por radio.

F1 2016 GP Alemania Gana Hamilton

Hay que hacer subir la audiencia de la televisión… (Fotos de archivo).

F1 un reality-show

Dice Humberto Gutiérrez que la Fórmula Uno se ha convertido en un reality-show. Los mensajes que se dicen por radio han sido editados, han sido autorizados. Ellos, los de FIA, dicen que sí se dice y qué no. Qué sí se pasa «al aire» y qué no. Esta es una actitud mojigata. Lo escatológico para crear masas afines. La F1 se ha convertido en un triste show. FIA y FOM planifican métodos infames para llamar la atención. El público se vuelve cómplice desde que disfruta de las bajezas e impulsa a promover el nivel del morbo. Lo sucedido en el Autódromo Hermanos Rodríguez fue un irrespeto al público asistente y a los televidentes. Apoyan a Vettel de mandar al diablo a Charlie Whiting. La apuesta de FIA y FOM es reemplazar a toda la audiencia que desertó ante tantas reglas paridas a medianoche. Hoy en día existen espectadores del chisme y no del sentido deportivo. Las malas palabras contra la FIA es aceptar el lodasal mediático… Son algunos de los comentarios del periodista español sobre lo que pasó durante el Gran Premio de México.

Cierto, la gente en general no sabía qué estaba pasando. Vettel sube a podio pero no debía estar allí. A Ricciardo le dan su tercer lugar por la noche. El caos. Pero el fondo es ese, que la FIA y la FOM han convertido a la Fórmula Uno en todo, menos en un campeonato de carreras de autos. Y añadiríamos a los comentarios del analista, que los pilotos se han convertido en verdaderas «vedettes». Nada les parece, ¡Ay! que se quite ese que no me deja pasar, ¡Ay! ya se me cerró este, ¡Ay!

MONACO FORMULA ONE

Siempre ha existido la grilla en la F1.

GP de México, sucesión de monoplazas

El periodista italiano Mario Donnini, destaca que el Gran Premio de México fue una sucesión de monoplazasd. Que ha sido el evento más aburrido de la temporada porque el nuevo trazado del autódromo tiene secciones donde prácticamente es imposible rebasar. «Ni a una furgoneta repartidora de leche se le puede rebasar», dice. Y luego hace referencia al fin de aquel circuito donde una curva peraltada era lo más atractivo del circuito.

Por el contrario, hay que destacar que en el Gran Premio de México se rompió récord en la recta a más de 370 kilómetros por hora, y que tuvo a 135 mil espectadores (aún con cientos de pases de cortesía).

Léa también

WRC 20 Rally de Monte Carlo.– Inicia Sébastien Ogier (Toyota Yaris WRC) dominando las primeras jornadas

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla Ha iniciado el Campeonato Mundial de Rallies 2020 …

2 Comentarios

  1. ¿Si se rompió el récord de velocidad? Yo entendí que Bottas se había quedado a 0.1 km por hora de alcanzar la velocidad de Juan Pablo Montoya en Monza.

    • Jesús, nos dice nuestro experto Gabriel Covelli que en efecto, Juan Pablo Montoya tenía el récord en Monza en 2004 durante una de las prácticas (creo que fue 372.2), en CDMX fue 366 Km/h aproximadamente el año pasado. Pero se superó en 372.5 Km/h (Bottas con el Williams durante el Gran Premio) rompiendo récord de Montoya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *