Vuelta de timón en AMDA: Prieto regresa a la institucionalidad

Recién nombrado presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, AMDA, Guillermo Prieto Treviño, tercer eslabón de la dinastía familiar dedicada al sector de cocheros en México; desde su abuelo en la agencia Chrysler de avenida Cuauhtémoc hasta su propio trabajo en la Bolsa Mexicana de Valores, el ejecutivo coquetea otra vez con la institucionalidad cuando su antecesor se cansó de seguir ese camino.

Guillermo Prieto Treviño, presidente de AMDA.

Con José Gómez Báez, hace dos años, la AMDA pasó del camino de las palabras y las interminables reuniones cupulares, a una mayor acción. Llegó, junto con el titular de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA, a llevar cartelones a la Cámara de Diputados ante la inmovilidad oficial ante el desproporcionado fenómeno de importación de autos ilegales provenientes de Estados Unidos, a protestar por una falta de un marco normativo para que esas unidades pasaran una verificación vehicular por contaminación, y una normatividad de seguridad de esos vehículos obsoletos.

¿Quién ordenó hacer cartulinas con estos textos?

Ante la mudez y tartamudez oficial, la AMDA se volvió más combativa. Esa insolencia le costó a José Gómez Báez que su candidato a presidente ejecutivo, Luis Gómez (persona vinculada por muchos años con Chrysler de México como su director de relaciones públicas y gubernamentales por un tiempo), no durara mucho en el cargo.

Una sorpresiva reunión de Felipe Calderón con los industriales y distribuidores anunciando un fallido decreto de pago de tenencia donde el gobierno subsidiaba este impuesto vía que los distribuidores se volvieran oficinas recaudatorias, fue el vaso que derramó el agua para Luis Gómez.

Varios distribuidores que representan el abolengo consultivo de la AMDA, empujaron entonces por regresar a la normalidad. Destronadas las cabezas de varios colaboradores, la AMDA tuvo un interinato. Esas voces reclamaban entonces que el propio Gómez Báez, socio de varias agencias de varias marcas, buscara candidatearse por el PAN en algún escaño.

Así, el nombre de Guillermo Prieto Treviño salió a la palestra no por generación espontánea, sino por un legado histórico familiar. Su abuelo fue el fundador y director de Guillermo Prieto y Compañía, agencia Chrysler en la avenida Cuauhtémoc en la Ciudad de México. Guillermo Prieto Fortún fue secretario de Hacienda hace ha varios sexenios. El propio Prieto Fortún viene de ser director de la Bolsa Mexicana de Valores.

Hombre de instituciones pues, su primer mensaje da cuenta de para dónde llevará el actual barco de la AMDA. El viraje es inequívocamente a la derecha, a la institucionalización, a jalar con las autoridades «de la manera más armoniosa posible». Parecen los hombres de la distribución estar más relajados con estas declaraciones.

«Al fin regresamos a lo nuestro que es vender coches», parecieran decir.

Lejos quedaron los días de un Gómez Báez junto con un Eduardo Solís a las afueras del Palacio Legislativo dirigiendo a un grupo de inconformes por las medidas adoptadas por el gobierno federal hacia la entrada de chatarra del extranjero. La AMDA combativa quedó atrás.

En uno de sus recientes discursos, Guillermo Prieto Treviño ha dejado en claro su línea a seguir con el gobierno. Así se expresó ante el diputado del PRI, Moisés Sánchez, quien se autonombró presidente de la Comisión Especial de la Industria Automotriz ante la Cámara de Diputados: «(…) en particular reconocemos a la Cámara de Diputados como el foro que acrisola (sic) a las muy variadas corrientes de opinión» (…) reitero mi reconocimiento a esta comisión (…) por el acierto de esta iniciativa» (…) (al participar en la inauguración de un foro sobre energías alternativas).

Cuando a dicho funcionario se le solicitó saber cómo y por qué surgió esa Comisión Especial de la lndustria Automotriz (no porque no sea necesaria su implementación sino simple y sencillamente para conocer de su configuración), sijo que se componía de 20 integrantes y quedó con Al Volante de enviar la lista de los mismos. Esa lista nunca llegó.

Pero Prieto Treviño trae una agenda de trabajo bien estructurada. Vamos a ver si lo dejan trabajar y si aguanta la gran paciencia que hay que tener para que las cosas se muevan en el ámbito de gobierno al que le restan tan sólo 20 meses para que termine y con un viejo partido por regresar al poder. Por cierto, el partido de los antecesores del nuevo presidente de la AMDA.

Léa también

Los autos más producidos en México en 2019; bajó la manufactura 4.6% con 3´729,304 unidades

México cerró el año 2019 con una producción de autos y camionetas de 3´729,304 unidades …

3 Comentarios

  1. Hoy en deda es muy complicado lvealr un auto a un taller de Barrio ya que las tecnologedas involucradas en el vehedculo son bastante complejas, requieren de personal calificado y del respaldo de un concesionario que tiene que responder por las falencias y dar un buen servicio sin equivocarse

  2. Que buen análisis mi estimado César, excelente. Sólo alguien bien enterado con años en la industria podía desenmarañar esta bola de estambre. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *