Salida de GM de bancarrota; hay una esperanza a futuro

La salida esta semana de General Motors Company del capítulo 11 de la Ley de Quiebras le supone enfrentar muchos retos para volver a la normalidad. Entre ellos, lograr que el consumidor se vuelva a fijar en sus marcas que ya no incluirán ni SAAB, ni Pontiac, ni Hummer. La moneda está en el aire.

gm-bob-lutz

El pasado 10 de julio GM anunció su salida del capítulo 11 de la bancarrota (reestructuración en México), para regresar a la normalidad como «la nueva General Motors».

Entrevistado por alvolante.info, Guido Vildozo, analista de Global Insight, aseguró que el reto más importante para GM está en regresar al consumidor la crediblidad en sus productos. Sin lugar a dudas de esto dependerá que vuelva a los números rojos», señaló.

El 10 de julio la empresa anunció un nuevo programa que cambie la actual estructura de sus áreas de ventas y mercadotecnia, así como de mejoramiento de la imagen de la compañía. Este proceso se llevará a cabo de manera global e incluso en México ya se ha agendado una actividad este viernes 17 de julio con tales fines.

Fritz Henderson, presidente de GM, dio una conferencia de prensa el día 10 donde dijo que se cambiará la estructura matriarcal de la compañia por otra más flexible: Se trata de responder más rápidamente a las demandas del consumidor en cuanto a tecnología de punta se refiere.

El primer gran reto de GM era salir lo más pronto posible de la bancarrota o quiebra. El segundo que no es menor, representa que la compañía logre volver a la «normalidad» en un mercado caótico cuya recuperación se prevé para el 2010-2014, dependiendo de las variables económicas mundiales.

Pero volver a la normalidad para GM paradójicamente lo es no volver a repetir los errores del pasado: Una estructura financiera muy pesada con salarios de espanto a los más altos ejecutivos que eran más de 500; dejar de pensar en productos de una cultura norteamericana obsoleta cuando el galón de gasolina costaba $1 dólar y repensar productos más amigables con el medio ambiente.

Usted podrá notar esta desesperada lucha de GM en Mëxico por reconvertirse: Una campaña de una reingeniería donde los nuevos íconos ya no son el Malibú o el Hummer, sino el Volt eléctrico y los vehículos híbridos como la Captiva.

Será esta una gran experiencia de GM. Lograr que el consumidor vuelva a la confianza con la marca. Pensar que nunca se perdió esa confianza del consumidor mexicano en la empresa es seguir tropezando con los viejos logaritmos de ostentación y autosuficiencia de la empresa, que le hicieron tanto daño.

Léa también

Los autos más producidos en México en 2019; bajó la manufactura 4.6% con 3´729,304 unidades

México cerró el año 2019 con una producción de autos y camionetas de 3´729,304 unidades …

4 Comentarios

  1. carlos aguilar

    Y Opel no puede ser independiente?

    Muchas gracias por la información.

    • Carlos,

      el problema que en estos momentos tienen todas las economías del mundo es que no hay recursos. ¿Cómo invertir en una planta armadora cuando el mercado de autos está contraído, no hay demanda, las ventas caídas, el crédito caro (¡Sálvese el que pueda!). El gobierno alemán, por el orgullo que le caracteriza, no quiere que una emblemática empresa como Opel caiga. La quieren salvar. Pero Angela Merkel, la canciller, no tiene los recursos para hacerlo, y se tiene que tragar ese orgullo. Pero en cambio pide que empresas como Magna, canadiense y con participación austríaca, o una rusa, entren al quite.

      ¿Se puede hablar de empresas automotrices independientes para el 2020? Difícilmente. Tienen que seguir las alianzas o hacer empresas de menor tamaño.

      Saludos,

      César Roy
      Editor de alvolante.info

  2. carlos aguilar

    Y después de este tiempo, GM volverá a ser la numero 1 nuevamente o al ya no contar con las marcas que dejo es imposible?
    Aunque me parece que incluso antes de la crisis ya había sido desbancada por Toyota.

    Opel sigue siendo de GM o ya no? que paso con Opel?

    Saludos.

    • Hola Carlos,

      Es muy difícil preveer lo que pasará con GM. Todo está por verse. Sinceramente creo que al achicarse la compañía será difícil que compita contra Toyota. Más bien creo que la nueva composición de grandes fabricantes estará encabezada por la japonesa y Volkswagen como los grandes postores. GM caerá incluso a niveles inferiores que Ford, al ser una empresa más rentable pero menos grande y con menos producción.

      Opel ha sido dejada parcialmente por GM, el gobierno alemán está deseando salvarla y Magna International y otra empresa rusa desean apostar por su sobrevivencia, pero con poca intervención ya de GM en ella.

      Saludos.

      César Roy
      Editor de alvolante.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *