La bronca Semarnat-SE Vs. Toyota en México

¿Por qué ha decidido Toyota Motor de Japón fabricar un nuevo auto en México en la planta que Mazda construye en Guanajuato y no hacer una inversión directa que superaría los $2 mil millones de dólares? En parte por una estrategia de las empresas para aliarse ante tiempos difíciles que se avecinan, pero con un enorme peso porque la Secretaría de Mejoramiento del Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat, y la de Economía, SE, le han declarado la guerra a la firma nipona.

Toyota producirá un nuevo vehículo de la mano de Mazda en México (Foto Toyota USA).

Este asunto que pasa por la actitud tomada por las fábricas e importadoras que trabajan en México sobre la norma energética, que cruza por el chantaje oficial ante un nuevo decreto automotriz para obligar a Toyota a producir en el País con una cuota mínima de 100 mil unidades y que termina en la decisión de la japonesa por dejar bailando en la loma al gobierno mexicano y fabricar junto con Mazda, tiene muchas aristas. Veamos:

Las fábricas se amparan ante norma energética

La Secretaría del Mejoramiento del Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat, y la Secretaría de Economía, SE, convinieron en consultar con la industria automotriz el borrador de norma energética para que las empresas se comprometan a disminuir en sus línea se producción el CO2 en automotores y lograr un mayor rendimiento de combustible en sus unidades.

La industria respondió que esa medida debe ir aparejada sobre otras. ¿Por qué sólo exigir su aplicación a los autos nuevos y no a los extintos «chocolates», autos usados importados de Estados Unidos en cuya mayoría no priva una norma, no hay control sobre el estado físico de las unidades y han pasado seis millones al País sin control alguno por parte de las autoridades?

Como la Semarnat-SE dijeron «vamos con la norma», la industria se vio forzada a ampararse e irse a un juicio contra las autoridades competentes por ese hecho. Pero al amparo no sólo se fue Toyota, sino el conjunto de las empresas.

¿Cuál es la empresa más «chica» en México para iniciar una contraofensiva? Se preguntó la autoridad competente: Toyota.

Y es así que inicia una abierta y vulgar bronca contra la fabricante de camionetas en Baja California.

Nuevo decreto automotriz

La SE redactó un nuevo decreto automotriz, cuyo borrador se encuentra actualmente en poder de la Cofemer. En ese nuevo documento se estipula que, para que un fabricante tenga derecho a gozar de una cuota de modelos de importación sin pagar aranceles, deberá producir en el País un mínimo de 100 mil unidades. El anterior decreto exigía como mínimo 50 mil vehículos.

La nueva disposición tiene dedicatoria: Va dirigida a que Toyota no pueda cumplir con el decreto y por tanto no tenga derecho a importar automóviles y camionetas si no es pagando un arancel del 50% (lo que el gobierno no exigió en su momento a Elektra con la importación de 20,000 autos FAW, con una promesa de invertir en México que fue todo un engaño y nadie dijo nada en el gobierno federal con el silencio también de Felipe Calderón, el padrino en el acto de colocación de la primera piedar ni más ni menos que en Michoacán, su estado natal).

Calderón y Salinas Pliego. Atrás, la planta de cartón (Foto GS).

Con esta medida, se aplicarse, Toyota queda fuera de la jugada. Existe incluso el riesgo que los directivos de una de las tres más grandes empresas del mundo decidiera salirse del País… Hasta que la nipona ha sacado una nueva ficha reciente (el pasado viernes 9 de noviembre) donde anuncia su producción conjunta con Mazda. ¿Cómo quedó el gobierno con esta decisión?

Industria con chamarra de dos vistas

La industria apoyó irse al amparo judicial ante la toma de decisiones unilateral del gobierno mexicano en materia de norma energética. Entre las empresas amparadas estaba Toyota Motor Sales de México. Pero abajo de la mesa hubo empresas automotrices que pugnaron por el otro lado que el nuevo decreto automotriz saliera cuanto antes y guillotinara a Toyota.

Son las mismas que en el seno de su organización industrial han pugnado todo el tiempo porque la japonesa sea excluída, como de hecho lo fue durante unos meses, hace algunos. años. Luego Toyota regresó, aún con la posición en contra de sus detractores.

Esos mismos hacen que el Imperio ataque de nuevo. No quieren a Toyota en México al representar su más serio rival en ventas, con todo y que en México ocupa el séptimo lugar de la facturación nacional de automóviles.

El otro lado de la moneda

Analistas indican que Toyota ha burlado una y otra vez al gobierno mexicano. Cuando se le exigió una fábrica para poder importar sus unidades hace 10 años, esta dijo que abriría, como lo hizo, una factoría que ensambla cajas pickup (no cajas de redilas como alguien bromeó) para su camioneta Tacoma, y que exporta a Estados Unidos.

Toyota genera ventas de autopartes cercanas a los $4 millones de dólares al año.

Todo mundo sabe que hace años que analiza poner una segunda planta en México que, para esos analistas, representaría una verdadera fábrica de automóviles hecha y derecha.

Fuentes del gobierno de Aguascalientes dijeron a Al Volante que los japoneses de Toyota analizaban localizarse en esa entidad donde había un interesante cluster automotriz para que les proveyera autopartes. En Querétaro se dijo lo mismo y aún en Guanajuato. Pero la inversión nunca llegó.

Se informa que el proyecto de Toyota ya era un hecho para invertir $2 mil millones de dólares.

La realidad es que ahora Toyota informa que no invertirá en una nueva planta y que hará una coinversión con su nacional Mazda para que le fabrique un auto que se venderá en México y en el mercado de América del Norte.

Políticamente se afirma que esta es una bofetada a la presión del gobierno mexicano de quererla dejar fuera del mercado local con tremendo decreto.

Que es un planteamiento de Lorenza Martínez, subsecretaria de industria y comercio, quien le da línea al neófito Bruno Ferrari que, en materia de autos, sólo sabe de dónde viene su apellido.

Que Bruno y Lorenza se han ensimismado para un «No pasarán» a Toyota. Pero está les ha jugado una carta que no esperaban, como es unirse con Mazda para producir en México pero no con la inversión que el gobierno mexicano deseaba.

Que los industriales juzgan estúpida la posición de Bruno y Lorenza por querer hacer eso ahorita, cuando ya se van del cargo. ¿Por eso lo hicieron? ¿Calderón mandó hacer la travesura para generar el ruido que no pudieron hacer positivamente para el sector durante todo el sexenio que termina?

Toyota y la industria tienen claro que estos días que faltan para que el gobierno de Felipe Calderón se vaya, les urge que eso suceda, será de calma para que la japonesa negocie con el nuevo gobierno del PRI su estatus como fábrica.

Fuentes allegadas a Al Volante, han manifestado que todo volverá a la calma, que Toyota hablará con las nuevas autoridades para revisar todo el caso pero en-plena-con-cor-dan-cia-con-un-cli-ma-de-re-cí-pro-co-res-pe-to.

Se quedan bailando en la loma Bruno y Lorenza. Y otros se soban las manos por las fichas políticas que se comienzan a poner en su lugar. La chuleta en todo su esplendor.

 

 

Léa también

Los autos más producidos en México en 2019; bajó la manufactura 4.6% con 3´729,304 unidades

México cerró el año 2019 con una producción de autos y camionetas de 3´729,304 unidades …

20 Comentarios

  1. Hace mucho tiempo que tenía esto en mente,Toyota tiene una gran parte del mercado y que produce en el país? No se me hace justo que tenga los mismos beneficios que Nissan, el grupo Fiat y sus sub marcas al igual que Wolvagen, Mazda y las otras marcas que han invertido en el país, esperemos invierta o que pague arancel si no le gusta que se vaya, a Hyundai le gustara tener una rival menos, ellos vinieron fuerte invirtiendo.

  2. Secretaría de Mejoramiento del Ambiente y Recursos Naturales….. ¿SEMARNAT? Algo sabrán de carros pero una simple búsqueda en Google puede aclararles el acrónimo, y encima publicarlo…

  3. QUE PAGUEN ARANCELES.

    Si es cierto lo que comentan esos de TOYOTA solo velan por sus intereses de forma unilateral y le dan atole con el dedo a las autoridades Mexicanas; como mencioné anteriormente el concesionario Toyota muy probablemente sea un empresario mexicano que pudiese tener la concecionaria de la marca que quiera.

    Señores las reglas son claras si el Gobierno dice que deben pagar aranceles por no tener una planta y una cuota de producción pues asi debe de ser no nos beneficia para nada que solo vengan a vender sus defectuosos autos.

  4. Pues que alguien me explique, dicen que toyota solo produce cajas para pick up en su planta de tijuana, pero si mi tacoma 2012 dice claramente made in Tijuana Mexico, tengo entendido que la planta de tijuana si ensambla tacomas, satisfaciendo el mercado local mexicano y exportando a USA lo que no alcanza llenar la planta de san antonio

  5. En que el gobierno haga reformas sin pensar en lo que están haciendo, ya no es raro, regularmente en Secretarías, diputaciones, Gobernaturas, etc., sabemos de antemano que la mayoría es gente sin preparación y que no tiene la idea de como llevar dignamente un puesto público, siempre el beneficio es solo para sus bolsillos, nunca hacer reformas y políticas que beneficien a la gente o al país. No es posible que en México los autos nuevos sean tan caros y que no cumplan con los requisitos de seguridad que si dan en otros países como el ABS, bolsas de aire para todos los pasajeros, control dinamico de estabilidad, etc., si realmente en México se quisiera reducir los contaminantes deberían de retirar todo el parque vehicular antiguo y en malas condiciones y los autos nuevos hacerlos más accesibles, además de restringir la compra de vehiculos por familia (uno o máximo dos,) por que como todos sabemos las familias adineradas tienen muchos autos y esto hace que el tráfico sea insoportable.

  6. MAURICIO FRAGOSO

    Yo creo que todo es un circulo vicioso. Coincido en lo tonto de la verificacion vehicular que no sirve para nada… pero nos dan subsidio a la gasolina que no dejan de repetirnos en la tele que solo beneficia a los privilegiados que tenemos carro. La grandes armadoras invierten en México no porque les interese nuestro mercado, sino porque somos el trampolina para vender coches con mano de obra bara a U.S.A., pero por otro lado se permite la importación de «basura gringa» (autos chocolate) que no sirven para nada y solo contaminan. Las armadoras mexicanas se quejan de políticas proteccionistas en Argentina y Brasil que no les permiten vender las unidades mexicanas que ellos quisieran, pero en Brasil por ejemplo, hay una nueva clase media en ebullicion que demanda autos nuevos baratos, mientras aqui no existe ni el más minimo esfuerzo del Gobierno por poner un auto nuevo más accesible y al alcance los mexicanos (por ejemplo, hace 6 años un Matiz, el auto más barato del mercado mexicano costaba menos de 75 mil pesos, hoy casi alcanza los 100 mil), que puede hacer la gente aqui en México que apenas puede comprarse un auto con muchos trabajos? pues se comnpran un auto chocolate. Insisto, todo es un circulo vicioso. Saludos

  7. Yo no defiendo a Toyota, pero tampoco estoy de acuerdo con el gobierno. Para empezar si quieren una disminución en CO2 en los motores que aplique para todas las marcas, porque apoco Toyota es la única empresa que esta obligada? Veamos un poco: los motores que se venden en México muchos son muy viejos y contaminantes. Si aplicarán la norma Euro5 en México cuantos motores pasarían dicha norma? les apuesto que la mayoría no lo haría. Además, hablando de autos chocolates, les aseguro que la mayoría ni siquiera pasa la «famosa» verificación, pero con la respectiva «mordida» por arte de magia ya pasan… Y transporte pesado ni hablemos que muchos van dejando su estela de humo que a veces ni siquiera deja ver. Entonces para que ensañarse con una marca si hay mucho que hacer antes en cuanto a normas ambientales y que se apliquen de verdad. Ahora bien, cuantos automoviles fabrican Mazda, Renault, Peugeot, Subaru, Seat, etc, etc. En México?? Si bien podemos críticar a Toyota que ha sido «marrullera» acaso las demás se preocupan por invertir y producir en Mexico?? Siempre cualquier empresa de cualquier parte tratará de «gastar» lo menos que pueda y siempre buscarán las «lagunas» gubernamentales para salirse por la tangente. Así que mejor exijamos normas ambientales que funcionen y se apliquen correctamente y se dejen de tonterías como lo que quieren hacer a Toyota y que quiten la verificación que solo sirve para sacar dinero. Si quieren verificar un auto que sea completa: Estado del motor, suspensión, neumaticos, frenos, seguridad, etc. Así nos obligarian a tener nuestros autos en optimas condiciones y no solo ver que no «echen mucho humo»… Que se le puede exigir a Toyota? Claro que si y a todas las marcas, con propuestas serías y concretas, no con «normas» improvisadas que su objetivo sean cumplir los caprichos de unos cuantos que no saben ni para que estan en el puesto

  8. Que a todo dar que una marca que solo importa autos no tenga al menos una planta de ensamble del modelo que quieran. cierto cuentan con una red de distribuidores que son generalemente inversores locales y ellos se llevan todas las divisas a komodo japon. Mientras que otras marcas si tienen fabrias en el pais que producen autos terminados y que a su vez generan una red de proveedores que pueden ser nacionales o extrangeros es decir un circulo virtuoso completo.
    fabrica autos para consumo interno y para exportación.

    DEFINITIVAMENTE QUE LES COBREN ARANCEL. NI QUE NO TUVIERAN, lo malo es que lo pagarian los clientes y distribuidores de TOYOTA.

  9. por un lado la ineptitud del gobierno saliente y por otro lado los marulleros de toyota que son duros para soltar el dinero de inversion, pero son buenos para sus financiamientos costosos, de ahi que ni de chiste compraria un auto de esa marca.

  10. Me parece admirable la acción que esta tomando el Gobierno, el hacer una fabrica de cajas de Pick-Up se me hace una bofetada barbara, Toyota vende autos malos, feos, poco confiables, con un valor/precio pésimo y su servicio es malo, y tienen una operación sumamente rentable con su manufactura abaratada, no paga arancel, y cobra por sus autos como un demonio, y sin embargo se venden bien por la fama que se ganaron en un tiempo en el que hicieron autos confiables y baratos, un tiempo que pasó hace mucho

  11. Muy de acuerdo con el comentario de GSRMX

  12. Calderón y todo su séquito de colaboradores inútiles y rapaces merecen pudrirse en la cárcel. FeCal parece empeñado en dinamitar al país para que no quede piedra sobre piedra y una pequeña muestra es su nefasta «reforma laboral» que los pusilánimes del PAN terminaron bailando al son que les impuso el PRI…aunque los torpes del PRD tampoco han hecho mucho por evitar que esa «reforma» en su conjunto sea publicada. Mexico siempre FAIL!!!

  13. Hola Cesar , Gracias por tu esfuerzo de mantenernos informados de cosas automotriz y mas.
    Con el cambio de gobierno en puerta siento que es un buen idea de poner en discusion de nuevo lo absurdo de la verificacion .
    1. Verificar un auto nuevo es solo por recibir ingresos .
    2. Verificar un auto antes de dos o tres años de edad es por ingresos .
    3. Verificar autos cada 6 meses es por ingresos.
    Cuando terminamos este burla de la autoridad por dinero facil , cuesta no solo dinero , cuesta horas y mas gasolina para ir a los centros de verificacion .
    Deben de modificar este ya .
    Aparte porque tantos vehiculos comerciales circulando contaminan tanto … hay verificacion de camiones ?

  14. Una gran nota, interesante y una ves mas queda demostrado la habilidad marrullera que dice GSRMX de los Japoneses de Toyota, espero que el nuevo Gobierno llegue firme y no tolere este tipo de actitudes de algunos fabricantes, porque antes de cualquier marca están los intereses nacionales (siendo nacionalistas, que no nos queda nada ), mas sin embargo queda claro que toyota le juego con el dedo una ves mas a la Política Mexicana, si es cierto lo de los 50, ya van 2-0 una al PRI y otra al PAN, que pasara con el PRIAN de ahora, aceptara la mordidita de los japoneses marrulleros?

    y no tengo nada en contra de sus productos, sin embargo negocios son negocios y no debe de existir el sentimentalismo. Bravo por las otras dos importantes empresas japonesas que si han creído en la mano de obra mexicana.

  15. Aquí queda demostrada la incompetencia de un gobierno que durante 6 años puso todo patas para arriba, empezando Calderón con su estúpida guerra, y siguiendo con sus Secretarios que no dieron el ancho para sus respectivas tareas ¿recuerdan el «catarrito» que se convirtió en la peor crisis desde el 94-95? Ahora que gracias a dios ya se largan quieren de todas formas seguir fastidiando todo de última hora: ya nos empujaron la reforma laboral y cierran con broche de oro con esto,no digo que Toyota sea una víctima, pero si que el gobierno actual ha dejado patente su ineptitud e incapacidad de negociación incluso con las empresas, sus otroras aliados naturales. Este último mes se me hará muy, muy largo, a ver con que burrada salen de última hora. Saludos.

  16. Toyota son marrulleros por excelencia, y la tomada de pelo al gobierno Mexicano data desde loa años 60´s, cuando se decretó que las empresas automotrices deberían de producir localmente sus autos. En acatamiento a este decreto fue que VW y Nissan construyeron sus plantas, pero la respuesta de Toyota fue recoger todo e irse por considerar que México era «un país tercermundista que no merecía la inversión». Muchos fueron los que se quedaron con autos toyota en aquel entonces, abandonados, sin refacciones ni servicios. Hoy, 50 años después pareciera que se repite la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *