Gobierno, trabajadores (y FIAT), nuevos dueños de Chrysler

El 55% de los accionistas de la nueva empresa «American Chrysler-FIAT» (¿le gusta el nombre?) serán los trabajadores de la empresa, 30,000 agremiados en el sindicato UAW, bajó la «Sociedad para el Beneficio Voluntario de Empleados»; 5% es propietario el gobierno norteamericano, 5% el gobierno canadiense y el 20% es de FIAT con derecho de irse hasta el 35% dice el acuerdo de la firma norteamericana.

¿Adiós al pentastar? El emblema de Chrysler por más de 40 años fue la estrella de cinco puntas. Con la nueva empresa podría desaparecer este logotipo y dar entrada a algo que reivindique el orgullo norteamericano, la intervención italiana de FIAT y, por qué no, que tome en cuenta el criterio de los trabajadores. Canadá podría pedir algo de maple quizá en el nuevo emblema.

Como ya se había anunciado en enero, la italiana toma el compromiso, sin abonar un sólo dólar a la alianza, de proveer a la nueva empresa de vehículos pequeños y eficientes en consumo de combustible con 40 millas por galón (mpg). La firma europea tiene tecnología en ese sentido, con el compromiso ante el gobierno de Obama de fabricarlo en los Estados Unidos.

Chrysler le otorga a FIAT el 20% de las acciones de la nueva empresa, teniendo la italiana la posibilidad de hacerse del 35% en total si cumple con sus compromisos de fabricacion local (proveer una nueva plataforma por lo que obtiene un 5%) y abastecimiento de la tecnología necesaria para ello con un nuevo motor (otro 5%) y facilitar la red de distribución global a la nueva compañía (5% más para hacer el 15% adicional y completar el 35%).

Con la nueva estrategia, la alianza podría aprovechar las plantas que tiene en Canadá y México para producir los vehículos europeos en América del Norte y convertirse así en una potencial proveedora de miniautos a los consumidores de la región.

¿Cómo operará FIAT en México? Actualmente la red de distribuidores FIAT en México trabaja con la empresa Grupo Galería de Monterrey, que antes tuvo MG-Rover en México. Esta empresa regiomontana ha montado una red de distribuidores que ahora tendrá que entrar en contacto con Chrysler de México para una nueva operación avalada por la nueva empresa en Estados Unidos.

¿Cuál será el futuro de Chrysler de México? Seguir produciendo los autos de la nueva empresa. Motores con tecnología FIAT, aprovechar el potencial en Derramadero para la producción de camionetas más pequeñas y eficientes. Pero todo esto deberá pasar por el tamiz del socio mayoritario que son los trabajadores, quienes por medio de la UAW no querrán que los nuevos proyectos se vayan a México. Aquí existe una rendija de duda sobre el futuro para las plantas en Mëxico. El fenómeno de achicamiento de la nueva compañía podría alentar el cierre de factorías sobre todo en el país azteca y no en Canadá donde el gobierno se puso alerta para no perder los privilegios de contar con plantas de la nueva empresa en su país. México, desgraciadamente, no hizo lo mismo.

La VEBA, la sociedad de los trabajadores, y el gobierno de Obama que dice no pugnar por el proteccionismo industrial en Estados Unidos (declaración de la que dudamos), tienen el 60% de las decisiones: 55% de los obreros y 5% del gobierno norteamericano, para determinar lo que harán con las operaciones en México.

Consideramos que a la marca FIAT le irá bien en México. Del pequeño número de ventas que actualmente tiene en el país, su potencial podría incrementarse y aprovechar toda la red ex-Chrysler, para la venta de las nuevas unidades producidas en Estados Unidos. La UAW y Obama quieren que los coches de produzcan allá.

Por supuesto que hay incertidumbre sobre el futuro productivo en Toluca y Derramadero.

Léa también

Los autos más producidos en México en 2019; bajó la manufactura 4.6% con 3´729,304 unidades

México cerró el año 2019 con una producción de autos y camionetas de 3´729,304 unidades …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *