Porsche 911 GT3 R.– ¡Asómate un poco a los autos de carreras con 550 bhp!

La casa alemana Porsche, para muchos la mejor fabricante de coches del mundo, ha expuesto desde su planta en Stuttgart un modelo de competencia, el 911 GT3 R que participará en 2019 en el campeonato de la especialidad. Con un motor Bóxer de 550 bhp de seis cilindros, ¡asómate un poco a lo que son estos autos de carreras!

Porsche 911 GT3 R, sólo para expertos al volante (Fotos de Porsche).

Tuve la oportunidad, hace unos días, de subirme a un Porsche 911 GT3 en México. Debo ser sincero: Me pareció un auto demasiado rígido en suspensión. Teníamos que pasar los baches de la CDMX con todo cuidado para no golpear los delicados rines y las llantas de bajo perfil. ¡Este auto no sirve para la calle!, exclamé. Y cierto, estos autos no son para las calles, son para los circuitos. La experiencia, con todo, fue inolvidable.

Si eso sentí en un 911 “normal”, ahora pongan a volar su imaginación y siéntense con el cinturón bien abrochado en un 911 GT3 R. Para empezar, lo impulsa un motor Bóxer con seis cilindros encontrados, “acostados” y con un enfriamiento por agua. Es una fina máquina que entrega la friolera de 550 bhp y aumentando (sí, se pueden obtener más caballos si se requiere).

Así verás el mando del 911 GT3 R. Un auténtico auto de carreras.

Este motor de 4.0 litros verdaderamente te hará sentir toda la velocidad que te puedas imaginar. Las 24 válvulas trabajan en favor de una eficiencia increíble, con inyección directa de combustible. Pero no se le puede poner cualquier tipo de gasolina. Tiene que ser de 98 octanos para trabajar como se debe.

Una vez que arrancas, habrá una sensación de un auto de competencia. No esperes encontrar un volante tan cómodo como en tu auto de calle de ahora. Es un tanto rígido y de menor diámetro de giro. Y sí, hay que recibir un curso para saber manipular todos los botones que tienes en ese volante rectangular frente a ti, así como los botones que tendrás en el panel del lado derecho con diversas indicaciones técnicas. Sí, hay que aprender a manejar un auto de competencia.

La caja de velocidades es secuencial de seis cambios. Algo muy diferente a lo que manejamos normalmente. Pero con una eficiencia para los cambios.

Un verdadero bólido de alta velocidad.

Esta segunda generación del GT3 R ya la pueden pedir los pilotos y equipos que van a incursionar en el Campeonato Europeo de la especialidad, precisamente en la categoría GT3.

Aquí no hay suspensiones MacPherson ni nada por el estilo. La delantera es una dura suspensión de doble horquilla con barra estabilizadora regulable que te va a permitir dar curvas abiertas a más de 160 Km/h, manteniendo firme el vehículo en el camino. Todo es cuestión de saber hacer las trayectorias del máximo agarre en las curvas (curvas bien tomadas dicen los expertos). Tienes que aprender a saber tomar una curva en el ángulo preciso de tal forma que el auto se mantenga lo más lineal posible, que las llantas tengan el mínimo de fricción a la vuelta o giro del volante, para no perder velocidad ni adherencia al piso. Cuestión de muchas horas de práctica. La parte posterior tiene un eje trasero multibrazo, también muy bien conformado en su geometría para tomar las curvas a buen ritmo.

Esperamos que esta chispita de velocidad te anime a exigir cada vez mejoras técnicas en el auto que comprarás o que tienes en la mente. Por eso hay que leer las fichas técnicas y leer más sobre autos.

En las calles no se corre. En los circuitos, sí.

Léa también

Mitsubishi Motors México pinta su raya de FIAT-Chrysler; se prepara la separación

Ante la compra del 33% de las acciones de Mitsubishi Motors por parte de Nissan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *