Parece que Trump quiere “matar” a la industria automotriz mexicana: Industriales

La medida tomada por el gobierno de Estados Unidos de cobrar aranceles al acero y aluminio mexicanos tendrá un efecto fuerte. “Parece que (Donald) Trump quiere “matar” a la industria automotriz mexicana”, coinciden en señalar tres ex-directivos de manufactura que laboraron en el sector terminal en México. El mandatario estadounidense, afirman, no conoce a fondo cómo operan las cadenas de suministro en los tres países del TLCAN.

No habría impacto al corto plazo para la industria automotriz, en producción (Fotos de archivo).

Un ex-directivo de manufactura en México, entrevistado esta misma tarde, señala que: “El primer efecto que tendremos con la tarifa arancelaria al acero y aluminio es que se incrementarán los precios en otras materias primas. Todo lo que se exporte de aluminio o acero se le va a aplicar un impuesto, pero hay que recordar que nosotros somos más importadores. Este resultado no será inmediato. Lo que sí será muy rápido será la “guerrita” a ver quién cobra más aranceles.

— ¿Qué es lo que hay de fondo en esta medida?

— El gobierno de Donald Trump quiere hacer un Tratado de Libre Comercio con México y Canadá que tenga una duración de cinco años. Quizá México pueda negociar las reglas de origen superiores al 70% como lo quiere el vecino país, pero aceptar una muerte súbita del acuerdo comercial a los cinco años, es inaceptable para México y también para Canadá. Lo que se busca es que las inversiones ya no sigan fluyendo solo para nuestro país, como antes sucedía. Tal parece que lo que quiere es “matar” a la industria automotriz mexicana.

— ¿La tarifa arancelaria tendrá efectos inmediatos para México?

— La verdad es que no. La industria automotriz de Estados Unidos compra acero y aluminio de las propias empresas estadounidenses, pero también le compra a los japoneses, por lo que de momento no afecta el costo de la producción. Y, a su vez, México puede importar de Japón y Alemania con cero arancel. El problema para Estados Unidos será con Alemania al pretender cobrarles impuestos en los autos de lujo que se exportan al país del Norte. Las rencillas germanas pueden ser fuertes.

Motores con base en fundición de aluminio.

México no ha tardado en responderle a Estados Unidos. Hará lo mismo con los productos estadounidenses como aceros planos y algunos alimentos (ver nota aparte). Pero para los analistas consultados la medida del vecino país afectará a empresas como ALCO y Altos Hornos de México que exportan algunos metales pero consideran que no habrá un efecto muy fuerte para México. El país exporta acero y aluminio pero no mucho, dicen.

Lo que un directivo de la industria automotriz considera es que México puede llegar a cerrar un tratado mal hecho, por lo que sería mejor esperar a ver qué condiciones ofrece Estados Unidos al mediano plazo de seis meses, ante la posición canadiense de aplicar las mismas medidas a Estados Unidos y hacer un frente común con México en compensaciones.

Trump quiere obligar a firmar el TLCAN con sus condiciones: Analista internacional

Al Volante platicó con un analista internacional, vía telefónica, quien dijo: “Lo que el gobierno de Donald Trump pretende con sus medidas de aplicar tarifas arancelarias al acero y aluminio provenientes de países como México, es obligar a esta nación a firmar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, bajo las cláusulas de Estados Unidos, y no como Canadá y México desean al aplicar las reglas de origen con el 70% de contenido regional. Lo que más preocupa es la decisión de Washington de renegociar un acuerdo con una vigencia de cinco años solamente.

 

 

Léa también

Perderán empleo 8,000 en GM por reestructuración hacia eléctricos y autónomos

La reestructuración de General Motors Company, empresa rescatada por el gobierno estadounidense en 2008, le …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *