Volkswagen de México, 12 millones de vehículos después: Del liderazgo al tercer lugar

Cuando en 1967 Volkswagen de México inició la producción de su planta en Puebla, Pue., un año después desbancó al Ford Falcon como el auto más vendido en México. Era el VW Sedán el nuevo amo de México. Pero con la producción hoy 13 de agosto de 2018 del vehículo 12 millones, las cosas no están tan fáciles para la fábrica alemana de automóviles.

12 millones de Volkswagen producidos en México, planta Puebla (Fotos de VW).

Es natural que Volkswagen de México esté feliz de celebrar hoy su unidad 12 millones de producción. Pero, afuera, en la calle, en los medios, hay preocupación por el comportamiento del complejo automotriz 54 años después de su llegada al país. Tres años luego del anuncio de construcción de su planta en Puebla capital, afuerita de la ciudad, ya se vendían los primeros VW Sedán, el Vochito, que llegó a desbancar al compacto más vendido en México en 1967, el Ford Falcon manufacturado en la planta de Cuautitlán, en el Estado de México.

Hoy, Volkswagen de México ya no produce Vochitos. Ahora la Tiguan es la camioneta deportiva utilitaria que deja muchos más dividendos y que está completamente llena de tecnología, electrónica e instrumentos de conexión vía satélite. Pero, paradójicamente, ha pasado la marca del liderato de ventas de los años 70 al tercer lugar del competido mercado mexicano en 2018. Hoy, la calidad no ha permanecido como la prioridad de la planta, la red de distribuidores no pasa la prueba de la satisfacción del cliente, ni la honestidad de la red es de lo mejor.

1964, se construyó la planta VW en Puebla. 1967, salieron los primeros Vochos.

En octubre de 1967 salió el VW Sedán 001 de la planta poblana. En agosto de 2018 salió el VW Tiguan 12 millones de la misma planta, ahora mucho más grande con varias líneas de producción. En 1970 sale el primer Safari para México y para Estados Unidos. También en ese año se manufactura el utilitario Combi. En 2017 se inicia la producción de Tiguan y en el periodo 2019-2020 finalizan las manufacturas de Beetle y Golf y se fabricará el T-Cross para VW y Arona para SEAT (información de Al Volante).

En 1974 se produjo en México el subcompacto Brasilia y para 1977 el Caribe. Hoy en día VW de México fabrica el compacto Jetta y su Variant, Golf cuatro puertas, Beetle y su Cabrio, así como el Tiguan. En 1980 el complejo poblano ensambló el VW Sedán que fue el número un millón. Y en 1981 inicia la producción del Jetta (A1) conocido acá como Atlantic. En septiembre de 2016 estalla el escándalo mundial del fraude en las mediciones de contaminantes de los motores diesel en vehículos del Grupo Volkswagen, principalmente en las marcas Audi, Porsche y VW. La penetración de mercado de la marca en México pasó del 13.3% en diciembre de 2015 a 11.0% de enero a julio del presente año. Las ventas de VW han caído en siete meses 22.1% con ventas de 87,622 que, contra las 112,520 de hace un año, representa un sobrante de 24,898 unidades.

Hoy sale de la línea de producción una SUV Tiguan (Foto de Al Volante).

En 1984 se produce en México el sedán de lujo Corsar y en 1988 el Golf, fase superior del Rabbit o Caribe. Pero a principios de 2018 se descontinúa de manera sorpresiva el Up, subcompacto importado de Brasil, con apenas unos cuantos años en el mercado nacional. Y el Vento y aún el Golf reciben muchos reclamos por su descuidada calidad.

En 1995 inicia la venta del VW Derby (SEAT Córdoba en España) y del Golf Cabriolet. Para 2019 se anunciará la producción en México del SEAT Arona y VW T-Roc con ese u otro nombre. Misma plataforma como en aquel entonces Córdoba y “Derby” o Polo Clásico, de acuerdo a nuestros propios datos recabados con gente cercana a la marca.

En 1997 da comienzo la producción del New Beetle, de México para todo el mundo. Entre 2019 y 2020 este modelo dejará de manufacturarse para dar entrada a los nuevos modelos arriba señalados.

El New Beetle, la producción icónica en México en los años 90.

¿Qué ha pasado con Volkswagen en México en los últimos 10 años? Sin dudas, son varios los factores que han afectado su participación en México. a) El Escándalo del Diesel es un fenómeno que no se puede descartar del todo en la repercusión en la opinión pública mexicana. b) La competencia surcoreana. La entrada de marcas como Hyundai y KIA, las dos del mismo grupo, le ha venido a quitar mercado a varias marcas como Nissan, General Motors y Volkswagen, las tres más importantes, por volumen, dentro de la industria nacional. c) La marca en la cabeza, se acabó. Aquello de que todo mundo tenía un Jetta, al menos en la cabeza, ha dejado de ser un paradigma publicitario para la firma automotriz. El consumidor es más despierto y ha descubierto el uso de motores desactualizados en sus modelos. Desde un añejo motor 1.6 en los modelos Gol, hasta el gran consumidor de gasolina 2.5 litros o el motor de cinco cilindros en el Bora, etc. d) El descuido a la calidad y a la red. Modelos como Vento y Golf han recibido demandas por su descuidada calidad en manufactura. Y qué decir de la deshonestidad en la red de distribuidores donde se han encontrado hasta casos de la venta de autos robados o reemplacados.

Muchos retos para una gran marca. Felices 12 millones.

 

 

 

 

Léa también

Viene a México Michael Manley, director ejecutivo de FIAT Chrysler; 50 años de la planta de autos en Toluca

El director ejecutivo de FIAT Chrysler Automobiles, FCA, Michael Manley, quien sustituyó en el cargo …

Un comentario

  1. Qué barbaridad!, ¿Autos robados en venta en una agencia? Eso habla pésimo de la marca.
    ¿Cómo es posible? Es vergonzoso.
    Ahí hay involucramiento al más alto nivel dentro de la misma agencia.
    Excelente y muy cierto y valiente reportaje!
    Gracias a Alvolante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *