Van sindicatos chinos por mayores sueldos en industria

Honda terminó una larga huelga que le hicieron los trabajadores chinos de la industria automotriz. Esta semana Toyota negocia un aumento salarial sustancial para los obreros asiáticos que quieren dejar de ser la mano de obra más barata del mundo. La economía china aprecia el yuan para hacer atractivas las exportaciones de otros países y fomentar el consumo. El primer productor de autos del mundo está a punto de abandonar al dólar como moneda de cambio.

Trabajadores chinos quieren mejor paga y no explotación de las empresas (Foto archivo).

Cuando el gobierno comunista chino permitió en la última década la inversión extranjera en los procesos de producción locales, lo hizo pensando que podía ofrecer una mano de obra muy barata ($200 dólares al mes por operador contra $2,000 en Norteamérica). Pero los sindicatos chinos han alzado la voz y siendo una organización política muy bien estructurada, han iniciado un movimiento para exigir mejoras salariales.

En la foto podemos ver las exigencias que se dieron el mes pasado por las malas condiciones de trabajo en sectores no automotrices pero que generaron varias decenas de suicidios de jóvenes de apenas 22 años de edad que se quitaban la vida ante la explotación de que eran objeto en otros rubros industriales en ese país.

Honda tuvo una huelga de varias semanas porque tuvo que aceptar un aumento salarial sustancial. Toyota terminó el fin de semana otro proceso de huelga con otro incremento. Los trabajadores quieren que en todo el sector de la automoción se ofrezcan mejores prestaciones y que se iguale el parámetro a nivel mundial.

El gobierno chino, por otro lado, ha dado grandes incentivos a la venta de automóviles. Hoy, China es el mayor fabricante del mundo con más de 13 millones de unidades, desplazando del sitio de honor –y por muchos años allí– a Estados Unidos que bajó a más de 10 millones de unidades en 2009. Este fenómeno fue posible por el permiso a las empresas para invertir pero aceptando un esquema mixto en su empresa; permitiendo un sueldo bajo que ahora busca una compensación justa y necesaria e incentivando las exportaciones.

Sólo que un yuan muy fuerte ha restado competitividad a las empresas chino-japonesas, chino-alemanas y chino-norteamericanas. El Estado ha aceptado la apreciación de su moneda con lo que alienta las importaciones desde China pero con el doble propósito de buscar el cambio del dólar como moneda de transferencia. Quiere hacerlo en otro régimen y para ello cuenta con el apoyo de los países del BRIC (Brasil, Rusia, India y la propia China).

Para 5,000 millones de chinos los incentivos gubernamentales a la compra de automóviles ayudarán a superar el promedio de los 13 millones de vehículos al año y allí están firmes los principales fabricantes en el nuevo polo de desarrollo que representa el gigante asiático.

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *