Se descubre el flanco débil de Ferrari

Por Gabriel Covelli

A través de un exhorto de Ferrari en sus redes sociales para hacerle preguntas a su nuevo director, Marco Mattiacci, se deja entrever la superficialidad del individuo que tiene a su cargo el timón del equipo. Las respuestas que da a todas las preguntas son muy ligeras, sin tocar los problemas reales, las dificultades internas y graves del equipo.

F1 Marco

Marco Mattiacci (Foto de archivo).

Se ve que todo lo que se le cuestiona, lo trata de justificar con argumentos poco sólidos hablando de la historia de Ferrari, que deben ser más competitivos, sin dar ideas claras de cómo van a resolverlos.

El broche de oro que cierra la entrevista, una charla muy larga, contesta 20 preguntas. Pero las dos últimas ponen énfasis que dan detalle de la forma de pensar de este directivo. Hay que recordar que él viene de la organización Ferrari en Estados Unidos.

Le preguntan: ¿Qué cosa de los EEUU le gustaría tener en Maranello? Y responde: «El café de Starbucks». Esta respuesta es una afrenta al espíritu italiano donde la cultura del café, y sobre toedo el express, es una tradición.

En el deporte motor estadunidense cuentan con normas y reglamentos, algunos de mucha importancia, que pudieran ser implementados, y que podrían servir de guía para resolver los problemas en Maranello.

La última pregunta que le hicieron fue: ¿Cuál es la cosa más extraña que ha encontrado en la F1? Aunque usted no lo crea, la respuesta fue: «El gran interés por los lentes oscuros».

No sabemos si esta respuesta pudo haber sido tan irónica, pero tratándose de los tifosi, no se merecen una contestación así.

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

4 Comentarios

  1. Gabriel, por que no hablas a titulo personal de tus sentimientos heridos??, que pena de articulo.

  2. Es que fumó yerba de esa que huele a patas…

  3. Hay que ponerlo en contexto. Primero, a Marco Mattiacci no le corresponde ventilar los problemas/intimidades de Ferrari, es información de la que quizás sus rivales puedan sacar algún (aunque sea pequeño) provecho. Segundo, el no fue traído al equipo de carreras de Ferrari como ingeniero o técnico, sino como gestor, un líder de un equipo de trabajo, y vistos sus resultados comerciales en Estados Unidos tan malo no puede ser.

    De hecho el señor Mattiacci me recuerda un poco al perfil de su paisano Flavio Briatore, que no creo él se encargara de diseñar los monoplazas de los equipos que el comando, sin embargo sabia que gente necesitaba para su equipo y como coordinarlos (algo que hace falta en Ferrari). Por tanto creo que Mattiacci merece un voto de confianza, y en caso de no mejorar las cosas en la Scuderia tampoco se le puede culpar pues así fue como se le entrego el equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *