Amenazada producción de VW México por huelga

Si este sábado 18 de agosto a las 12 horas la automovilística Volkswagen de México y el Sindicato Independiente de Trabajadores de VW en Puebla no llegan a un acuerdo de aumento salarial, estallará la huelga que afectará la labor de 10 mil empleados y la producción de 400 mil unidades para este año.

Huelga sí o huelga no.

Huelga sí o huelga no.

Herencia de la cultura charra (corrupta) del sindicalismo mexicano de los años 70 y 80, el nuevo movimiento de trabajadores en tiempos de huelga se ha acostumbrado a exigir aumentos salariales fuera de una proporción realista.

Se ha vuelto costumbre entonces que los sindicatos exijan, como en el caso de los de Volkswagen, un aumento del 8.3% y la empresa presente un 2.5%.

Una desproporción de este tamaño de las visiones obrero-patronales en cualquier país que se preste de ser democrático sería un claro indicador de que las cosas no irían bien y que estallaría la huelga el sábado dado que no hay un punto medio de negociación que sería un 6%.

Pero dentro de la cultura sindical mexicana se usa que los trabajadores exijan mucho y se conformen con poco.

De esta manera, para los próximos días se podría estar acordando entre un 3 y 4 por ciento de aumento salarial. Nada qué ver con el 8.3% que piden los trabajadores de la VW.

La empresa alemana viene de un año 2006 muy difícil. Mire usted: Produjo 347,020 unidades el año pasado, con baja demanda en los mercados internacionales y en el interior también.

Sus ventas fueron de 135,027 unidades para el mercado interno, siendo el cuarto comercializador en México y con caída de dos dígitos, dificultades de venta por diferencias con los concesionarios y el cierre de algunas agencias inclusive.

Sus exportaciones llegaron a 283,564 vehículos, lo que mantuvo a la planta en Puebla con el mismo personal.

Es apenas este año en que las cosas se le comienzan a enderezar: contrató a 600 obreros más y anunció aumento en producción

De enero a julio de 2007 ha producido 217,059 unidades, un 6% más que el mismo periodo del año anterior, motivado por una mayor demanda principalmente en Estados Unidos, así como una corrección en el mercado interno.

En este aspecto, llegará a producir hasta 400 mil unidades este año.

Ha vendido en siete meses 74,850 unidades que le representan un 2.8%, poco pero mucho dada la caída de GM, Nissan y Ford.

Ha exportado de enero a julio 173,382 vehículos con un 2.4% de crecimiento.

Por tanto, nadie espera en Volkswagen de México una huelga para este sábado.

José Luis Rodríguez, líder del sindicato de trabajadores de la empresa, ha dicho que «cuando la planta no está en buenas condiciones para aumentarnos el sueldo, nosotros comprendemos la situación y nos adecuamos. Pero en momentos en que a la armadora le es posible aumentarnos, ¿por qué no lo hace?».

Ese es el sentir de la base de trabajadores.

Aquí podemos contemplar dos escenarios posibles en los próximos días:

a) Que ante la baja demanda de automóviles en Estados Unidos donde las ventas han caído arriba del 20% en términos generales, VW de México contemple que no llegará a su pronóstico de producir 400 mil unidades y necesite ajustar el ensamble, por lo que unos días de paro laboral le representarían un alivio en dos sentidos: Bajar los inventarios en patios y sólo pagar el 50% de sueldos «caídos» a sus 10 mil trabajadores en paro.

b) Que la apuesta en garantía, con contrato firmado con Volkswagen of America por la cantidad de unidades producidas para exportación, esté dado y que necesite a como dé lugar llegar a ese pronóstico, por lo que tendrá que alcanzar un arreglo con la base trabajadora, pero nunca sentando la base de que puede otorgar más de un 5% de incremento salarial.

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *