La responsabilidad de los jóvenes al volante

Aprender a conducir puede verse como una experiencia emocionante y necesaria. En algún momento de nuestra vida adolescente, tanto hombres como mujeres hemos soñado con conducirnos a todas partes en nuestros propios autos. La autosuficiencia e independencia que provoca es enorme, sin embargo nunca dejará de ser  también una enorme responsabilidad estar detrás de un volante y poner detrás de este volante a nuestros hijos. Es un  gran rito de transición para los adolescentes y sus padres. Es un período de posibilidades y logros excitantes y también es un período de gran riesgo.

Son hombres los jóvenes que más chocan al año en México (Foto archivo).

Un joven al volante debe tomar en cuenta que se le está proporcionando un vehículo que puede serle muy útil  pero que si se maneja inapropiadamente puede convertirse en un arma mortal. Jóvenes, especialmente hombres, en edades entre los 15 y los 24 años tienen la tasa de mortalidad relacionada con la conducción de autos más alta, aun cuando las personas en este grupo de edad pueden ser listas, hábiles y tienen grandes reflejos. Una colisión es la tragedia con más probabilidades en que un adolescente muera o quede lisiado.

Como hemos recalcado mucho en esta sección, las distracciones son un problema para todo mundo, en particular para los adolescentes. Usar teléfonos celulares para hablar, enviar mensajes de texto, correos electrónicos u otros usos de Internet es una causa comprobada que ha incrementado peligrosamente el índice de accidentes y se tiene que evitar de manera estricta.    Los autos tienen muchas características de seguridad importantes, como cinturones de seguridad, apoyacabezas, bolsas de aire, tableros acolchados, vidrios de seguridad, ejes retráctiles en la dirección, frenos antibloqueo y muchos otros mejoramientos.

Sin embargo, incluso con equipo de seguridad, la conducción imprudente aún sigue siendo un peligro.

Todos los conductores novatos deben tomar un curso sobre educación del conductor. Se ha demostrado que estos cursos reducen los accidentes, pero no es suficiente. A menudo, los adolescentes piensan que los accidentes graves no les sucederán. Sin embargo, pueden tomar medidas para cambiar las posibilidades a su favor.

En lo personal, me tomó 4 cursos de manejo hasta que por fin me armé de valor para lanzarme a la selva de asfalto, de estos cursos que tomé, sólo en uno, de una marca alemana muy conocida, me dieron previamente un curso teórico de una semana, en donde me indicaban algunas reglas básicas de conducción, el aprovechamiento óptimo del equipo del auto como luces, espejos cinturón de seguridad, asiento, la correcta manipulación de palancas y volante, etc. De los otros tres solamente se limitaban a uso práctico.

Incluso recuerdo que anteriormente se sometían a los solicitantes de licencias de manejo a un breve examen de conocimientos de tránsito, así como un breve examen médico en el que incluía la revisión de la vista para descartar el uso de anteojos.

Cuando yo solicité mi licencia no sabía manejar, y el trámite fue meramente administrativo. Hice fila, entregué mis documentos, pagué y me la dieron.

Por lo que considero si usted está decidido a enseñar a su hijo adolescente a manejar, busque una escuela de manejo en donde se le enseñen reglas de tránsito e incluso, ¿por qué no?, mecánica básica como el cambio de una llanta. Si usted se siente con los conocimientos suficientes para enseñarle a sus hijos compártalos todos con él.

Los padres deben hablar de las «reglas de conducción en casa» con los adolescentes y ayudar a los conductores novatos a que las cumplan. Un excelente método para  establecer expectativas es realmente hacer que los padres y adolescentes firmen un «contrato de conducción» por escrito. Este documento debe especificar las reglas y las consecuencias de romper. Asegúrese de estipular en el contrato que los padres tienen la última palabra.

Los padres deben alentar a los adolescentes a no subirse a un automóvil con alguien que haya estado consumiendo alcohol. Si los padres descubren que el adolescente ha estado conduciendo y bebiendo,  deben suspender su licencia hasta que cumpla 18 años.

También y como en todo, es importante enseñar con el ejemplo, pues si los chicos ven que sus padres manejan a altas velocidades y en estado de ebriedad, o que incumplen las mismas reglas que les han puesto por escrito, no lo podrá tomar en serio y será fácil de violar este contrato.

Se ha sabido de jovencitos de 11 años que han salvado la vida de sus padres o hermanos porque con escasos conocimientos y experiencia de manejo, han logrado  llevarlos oportunamente a hospitales y les han salvado la vida. Por una parte esto puede sonar sumamente útil y heroico, pero también puede causar un peligro mayor al provocar un accidente en donde sea más de uno quien deba ir al hospital.

Como padres debemos considerar, sobre todo en nuestro país que nuestros niños no siempre tienen la estatura adecuada para alcanzar los pedales y mirar por encima del tablero,  y que no se les puede exigir la conciencia de lo que manejar significa. Debe estar uno plenamente consciente de que para que pueda manejar deberá esperar a alcanzar la edad correcta para obtener su permiso de conducir y estar siempre acompañado de un adulto.

Tomen en cuenta: las muertes al conducir relacionadas con la adolescencia frecuentemente ocurren en las siguientes situaciones:

Después de que oscurece: los reflejos automáticos y las habilidades del conductor están apenas desarrollándose durante esos primeros meses de conducción y la oscuridad es una variable adicional a enfrentar.

Al conducir con amigos: los adolescentes están más seguros conduciendo ellos mismos o con la familia y en lo posible deben ir con un conductor experimentado que los pueda ayudar a desarrollar buenos hábitos de conducción. A pesar de lo tentador que puede ser, los nuevos conductores deben esperar hasta que tengan un registro impecable al conducir antes de llevar a los amigos como pasajeros. Los amigos, para el nuevo conductor, representan una gran distracción y responsabilidad legal. (Nota: esta responsabilidad legal se extiende a los padres).

Al conducir por diversión: durante los primeros 3 a 6 meses después de obtener una licencia de conducción, los nuevos conductores deben tratar de adquirir experiencia manejando hasta la escuela y el trabajo, no por diversión.

Al no abrocharse: use el equipo de seguridad.

Al estar soñoliento: cualquier persona que tenga sueño debe dejar de conducir hasta que esté completamente alerta. La somnolencia puede incluso causar más accidentes que el alcohol.

Después de consumir alcohol: el alcohol disminuye los reflejos y deteriora la capacidad de discernimiento y son efectos que le suceden a cualquier persona que beba, de tal manera que NUNCA consuma alcohol y conduzca. SIEMPRE busque a alguien que conduzca y que no haya estado bebiendo, incluso si esto significa una incómoda llamada telefónica.

Después de consumir marihuana o cualquier otro alucinógeno o sedantes recetados, ya que las drogas pueden ser tan peligrosas como el alcohol.

Al distraerse: el uso de teléfonos celulares por cualquier razón, comer, beber o maquillarse mientras se está conduciendo es peligroso para todos los conductores.

El propósito de estas sugerencias no es castigar, sino prevenir accidentes, discapacidades de por vida y la muerte. Usted vale la pena mucho más que las molestias y problemas. Usted puede convertirse en un ejemplo para los amigos sobre la forma de conducir responsablemente y podría incluso salvar una vida.

Siempre recuerde al manejar que alguien nos espera en casa.

Léa también

Las causas de los accidentes en México

Por Gisela Zapata, corresponsal en Querétaro, Qro. La ciudad de Querétaro despierta como lo hacen …

7 Comentarios

  1. Estimado Sergio:

    La agencia de Volkwagen en la que yo tomé este curso teórico-práctico es la Sucursal de Lomas de Sotelo que está sobre el Periférico a la altura de Lomas de Sotelo, Anillo Periférico no. 401, Col Loma Hermosa en el Distrito Federal, el conmutador es 54 42 06 30, e impartía estos cursos hace algunos años. Actualmente sólo sé de la Escuela de Manejo de Auto en Cuautitlán en el Estado de México y el teléfono es el 24 87 03 53. Espero estos datos le sean de utilidad.

  2. Excelente los comentarios de dleonmag. Yo sólo aportaría, salir siempre con tiempo, se que es muy dificil, pero ayuda mucho no llevar prisa cuando manejas.
    Recuerdo que cuando mi padre me enseño a manejar continuamente me decia «maneja a la defensiva y nunca discutas con otro conductor» eso me a ayudado a evitar muchos accidentes.

  3. Creo que como en varios foros de esta excelente página muchos mencionan que carro es mejor que otro y que muscho se quejan de que si trae o no trae bolsas de aire, frenos abs, esp, etcétera. primero creo que no solo jóvenes sino todas las personas que manejamos un auto debemos de manejar con precaución, porque así como hay jóvenes que inducidos por el alcohol, otros que agarran el coche sin permiso, hay jóvenes (señores de dinero) que tienen el poder económico de traer coche turbo, rs,gti, cooper s,etcétera que le meten a todo lo que da su jueguetito, creo que todos deberíamos de tener conciencia, no digo que no importa la seguridad de un auto pero si realmente solo se les diera la licencia de manejo a gente que pasa un exámen, creo que sería algo venéfico para nosotros como sociedad, se que es México donde la corrupción y el dinero manda, pero deberíamos iniciar por nosotros mismos, respetar señalamientos, no pasarnos los altos solo porque no venga un auto, en el caso de los que son padre y están dando autos a sus hijos mostrarles esta cultura que es la educación vial, y que no es fácil manejar en una ciudad como lo es el D.F., dentro del auto pues ponerse el cinturon, no correr como loco y metiendose a otros automovilistas, ya que muchas veces uno podrá manejar con la precaución que se debe pero hay cada (tonto).. que es como si solo la calle fuera suya, los invito (incluyendome a mi) a ser un mejor conductor cada día, ceder el paso, no ver quien el de la lámina mas fuerte para ver quien pasa primero. yo he visto coches súper equipados con abs, esp, sensores de reversa, bolsas de aire por todos lados y esas personas han fallecido, debido al exceso de velocidad, creo que chocar contra una barda, un arbol a 150 km/h sea un atos o un cooper las personas salgan con bien, a lo mejor los del cooper saldrán vivos pero con que daños a su cuerpo.
    este tipo de notas deberían salir cada mes hasta que nos hartemos, y por lo menos se vaya quedando en una persona cada ves y hacer un manejo más responsable.
    perdón por tanto escrito… jeje
    que opinas César?
    saludos y que buena nota.

  4. podrías proporcionar información del curso teórico/práctico?

  5. De verdad enseñar a jovenes a manejar es dificil, ya que en la adolescencia solo ellos tienes la razon, cuando yo aprendi no me gustaba hacer caso de los demas, pero me di cuenta que haciendo caso de las personas con experiencia podia evitar situaciones de emergencia, tambien es cierto en caso de algun accidente en casa donde un adulto que sepa conducir no este cerca siempre es una buen opcion tener un adolescente responsable, creo que tambien los conductores primerizos en general no deben manejar autos de gran tamaño y suvs o pick ups, en fin a los niños hay que empezar a educarlos con cultura vial desde donde y como cruzar la calle hasta si te pasas un alto etc etc…

    Saludos
    Ciao

  6. Los hábitos se aprenden por ejemplos, aunque la teoría también ayuda en eso. Pocas veces he visto conductores que saben usar el código de luces (direccionales, cambios de luces, intermintentes) y poseen coches súper lujosos. Por lo que estatus social tampoco es sinónimo de buen conductor.

    Yo soy pésimo instructor: grito, exijo mucho, regaño,, pierdo la paciencia. Pero las pocas personas que han confiado en mí para instruirles, son buenos conductores. Una maiga me decía el por qué le gritoneaba. Respuesta: Porque cuando estés en el tráfico olvídate de las cortesías, yo te preparo para soportar y dominar el estrés de la conducción.

    Lo primero que les pongo a hacer a mis instruibles, es leer el manual del coche. Que por lo menos sepan dónde está cada cosa y para qué sirve cada botoncito. Luego los pongo a leer el reglamento de tránsito, que sepan cuáles son las reglas y el por qué se ponen restricciones. En seguida, vemos vídeos (los de Twisternederland, «Drive in Asia» y «Drive in Russia», en Youtube, son geniales) para aprender a detectar cuáles son las situaciones de posible riesgo.

    En seguida, vemos los videos de «La Segunda Oportunidad» de Paco Costas, también en Youtube, para tener más idea de cómo prever riesgos.

    Sigue la conducción de ensayo en algún sitio abierto. Luego en tráfico leve hasta ir subiendo el nivel de dificultad. Reglas: 1.- Usar cinturón; 2.- Apagar celulares; 3.- Ajustar espejos, asiento y volante; 4.- Tomar aire y empezar a rodar. ¡Ah! Importante: tener el coche asegurado, no es la panacea, pero ayuda mucho en caso de un accidente.

    Nadie experimenta en cabeza ajena. Por lo que el riesgo de que los jóvenes conduzcan con algún trago encima siempre estará latente. Lo único que podemos hacer en caso de que se vean involucrados en algún evento por causa de haber bebido, es dejarlos que se hagan responsables y cumplan con la Ley (obvio: la asistencia paternal debe ser limitada). Los malos ejemplos de los juniors hijos de papi que causan destrozos y son salvados por papi influyente jamás los harán madurar ni evolucionar, porque se sienten que «nunca les harán nada», lo que es incorrecto si queremos evitar que el mal ejemplo permanezca.

    También es importante que se esté descansado al momento de conducir, pues los reflejos de alguien cansado son más bajos que alguien alcoholizado.

    Evitar conducir estando enojados o furiosos: el manejo agresivo siempre termina en una colisión.

    • Estimado Dleonmag:

      Muchas gracias por las valiosas aportaciones a este artículo, esperemos que siembren semilla en los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *