Compartiendo con los grandes

Por Gisela Zapata

Una de las cosas que sinceramente a las mujeres nos ponen nerviosas al manejar en carretera es tener que compartir el camino con autobuses o tráilers. Sus conductores no siempre son los más amables o corteses. Lo mejor como automovilista  y como lo hemos reiterado en este espacio, es obedecer las leyes de tránsito; cumplir con los límites de velocidad y conducir a la defensiva.

A diferencia de los vehículos de pasajeros, los camiones y los autobuses tienen puntos ciegos profundos (Foto archivo).

Además existen reglas especiales para compartir la carretera con un camión o “vehículo grande”. Encontré estos interesantes e importantes consejos a seguir para conducir en carretera y poder compartir el camino con seguridad.

Puntos ciegos. Aunque la mayoría de los vehículos grandes tienen varios espejos retrovisores, es fácil que un vehículo, motocicleta o bicicleta se esconda en el punto ciego del vehículo grande. No siga muy de cerca a un camión o un autobús. Cuando conduzca cerca de un vehículo grande, recuerde que el conductor tiene puntos ciegos en la derecha, la izquierda, la parte delantera y la parte trasera. Un buen consejo es siempre tener las luces de nuestro auto encendidas, aunque sea de día.

Puntos ciegos traseros. A diferencia de los vehículos de pasajeros, los camiones y los autobuses tienen puntos ciegos profundos directamente detrás de ellos. El seguirlos muy de cerca aumenta la posibilidad de tener un accidente de impacto lateral con un vehículo comercial.

Pasar en forma poco segura. Otra zona poco segura es justo al frente de los camiones y los autobuses. Al pasar un autobús o camión, asegúrese de que puede ver el frente del vehículo en su espejo retrovisor antes de cambiar al carril en que viaja dicho vehículo.

Doblar a la derecha dando un viraje amplio. Los conductores de camiones y autobuses a veces necesitan abrirse hacia la izquierda para poder doblar a la derecha de forma segura. No pueden ver los vehículos que están directamente detrás o al lado de ellos. Tratar de pasar entre el vehículo comercial y el borde o la orilla de la carretera por el lado derecho aumenta la posibilidad de un accidente.

Marcha atrás. Cuando un camión está dando marcha atrás, a veces tiene que bloquear la calle para maniobrar su remolque con precisión. Nunca cruce por detrás de un camión que se está preparando para dar marcha atrás o está en el proceso de hacerlo. Recuerde que la mayoría de los remolques son de aproximadamente dos metros y medio de ancho y pueden ocultar completamente objetos que aparecen de repente entre ellos y las áreas de carga. Los conductores de vehículos que tratan de pasar por detrás de un camión se ponen en un punto ciego para ambos conductores.

Al pasar a un camión, mire primero hacia adelante y atrás y entonces muévase al carril para pasar sólo si está libre y usted está en una zona en la que puede pasar legalmente. Infórmele al conductor del camión que usted desea pasar destellando las luces delanteras, especialmente por la noche. El conductor le ayudará quedándose en el extremo derecho del carril.

En una carretera llana, sólo toma de tres a cinco segundos más pasar a un camión que a un vehículo. En una subida, un camión normalmente pierde de velocidad, y en esa situación es más fácil pasar a un camión que a un auto. En una bajada, el ímpetu del camión causará que vaya más rápido, y puede que usted tenga que aumentar su velocidad.

Termine de pasar lo más pronto posible, y no se quede al lado del otro vehículo.

Si el conductor destella sus luces delanteras después de que lo pase, eso indica que usted puede regresar a su carril original. No se vuelva a incorporar al carril original hasta que pueda ver completa la parte delantera del camión en su espejo retrovisor. Después de pasar a un camión, mantenga la velocidad.

Cuando un camión lo pasa a usted, ayude al conductor del camión quedándose hacia la derecha de su carril lo más posible. Será más fácil para el conductor del camión si usted reduce un poco la velocidad. En cualquier caso, no aumente la velocidad cuando el camión esté pasando. Después de pasar, el conductor del camión le dará una señal con sus luces intermitentes, para avisarle que el camión piensa incorporarse al carril original.

Cuando se acerque un camión que viene desde la dirección opuesta, manténgase lo más a la derecha entre los dos vehículos. Acuérdese que la turbulencia separa los vehículos; no hace que se acerquen el uno al otro.

En general, los camiones necesitan un poco más de tiempo para parar que los vehículos a causa de su tamaño, sin embargo, a las velocidades normales en las carreteras y en las carreteras mojadas, los camiones pueden tener más tracción y estabilidad que permiten que se paren más rápido. Es posible que un vehículo que lo está siguiendo demasiado de cerca no pueda parar con bastante tiempo para evitar chocar con la parte trasera del camión.

Si está detrás de un camión, evite el «punto ciego» de su parte trasera. Trate de no seguirlo demasiado de cerca, y mantenga su vehículo en una posición que permita que el conductor del camión lo pueda ver en los espejos laterales. Entonces usted también podrá ver bien la carretera frente a usted, y el conductor del camión le puede señalar con bastante tiempo que va a parar o doblar. Usted tendrá más tiempo para reaccionar y parar con seguridad. Mucha gente acostumbra seguir a un camión cuando hay mucha niebla o lluvia muy fuerte guiado por sus luces traseras, con mucha precaución mantenga siempre su distancia.

Cuando siga a un camión por la noche, siempre use las luces cortas. El reflejo de las luces largas de un vehículo que está detrás puede cegar al conductor del camión cuando los rayos de luz se reflejen en los espejos laterales del camión.

Si usted se encuentra parado detrás de un camión en una subida, deje suficiente espacio por si acaso que el camión se ruede hacia atrás cuando se empiece a mover. También manténgase en el extremo izquierdo de su carril para que el conductor del camión pueda ver que usted se encuentra parado detrás de él.

Espero que estos consejos le sean útiles

Siempre recuerde al manejar que alguien nos espera en casa

Léa también

Las causas de los accidentes en México

Por Gisela Zapata, corresponsal en Querétaro, Qro. La ciudad de Querétaro despierta como lo hacen …

4 Comentarios

  1. Hola Pedro, cuando le avisas a un camión que estas detrás de el como indican aquí anteriormente, ya sea mediante un destello de luces o posicionandote al extremo izquierdo del carril, la mayoría de los conductores, responden encendiendo la luz direccional izquierda indicándonos posibilidad de rebase.

    Hay que destacar que esta es apreciación del conductor, queda en ti, ver si es un rebase seguro.

    Otra manera que aplica de noche, al ir ya rebasando sobre el carril izquierdo, apagar las luces, el conductor del camión apagara las suyas permitiendote mayor visibilidad de la carretera.

    También los conductores aplican una medida de seguridad, para ellos cabe resaltar mas no para ti, ocurre sobre todo en carreteras sinuosas, esta es que si tu los vas a rebasar y tu rebase les ocasiona problemas para tomar una curva, encienden un faro ubicado en la parte posterior de la caseta o a la mitad del remolque, que te enceguece y por instinto frenas y pierdes el rebase.

    Saludos.

    • Muchas gracias Lenin; perfecto, no sabes cuánto me has ayudado. Son conceptos que cualquiera no los maneja y más cuando se viaja en carretera. Estos conocimientos enriquecen aún más este Foro. Saludos.

  2. Sólo como aporte. En algunos países es obligatorio el uso de luces en carretera, aunque sea de día. Esto ayudó a disminuir los índices de accidentes carreteros. Y una pregunta por favor: Si viene un coche detrás de otro, cómo el primer coche puede avisar al segundo coche que puede rebasarlo?? he escuchado del uso de las luces direccionales. Gracias.

  3. Yo agregaría estas notas:

    1.- El camionero jamás te verá. Por tanto, hay que conducir a la defensiva facilitándole las maniobras. Si, puede dar un cerrón, pero es mejor dejarlo pasar que ponerse con Sansón a las patadas;

    2.- Un automóvil, camioneta o SUV, jamás le ganará a un camión. Nunca los retes ni le des cerrones. Tampoco pueden escuchar el claxon de un coche. En un choque, el camión siempre tiene ventaja. Pierde mejor 2, 5 o 10 minutos, que perder tu patrimonio en un accidente innecesario.

    3.- Si ves el rostro del camionero en su espejo, probablemente te puede ver; pero eso no garantiza que te verá, pues sus sentidos están concentrados al frente.

    4.- Considerar que un camión jamás frenará tan rápido y en poco espacio, como lo hace un coche. Como los trenes: el peso le gana. Nunca esperes que un camión frenará rápido. Si llegas a un lugar donde hay vehículos detenidos, frena con mucha antelación, pon intermitentes, y deja un espacio entre tu carro y el de adelante similar al de cinco coches. Si te pega el tráiler por alcance el daño por carambola será menor.

    5.- Obsequia y facilita el rebase de un camión. Si lo ves de frente, o te está rebasando, simplemente deja de acelerar o en su caso, frena despacio. Esto le permitirá al camión hacer un rebase exitoso, todos salen ganando.

    6.- Un camión que viaja muy pegado a nosotros, quizá anule la visión desde la cabina del camión de nuestro coche. Desde la cabina de un tráiler un coche se pierde. ¡No frenes! Acelera más y en la primera oportunidad, obsequiale el rebase.

    7.- Circular detrás de un camión en lluvia o en neblina puede ser estresante. Si tienes manera de rebasar, hazlo; pero si no tienes la suficiente pericia, lo mejor es retirarse de atrás del camión hasta un punto en que el manejo sea seguro.

    8.- A veces los camiones y los traileres son buenos «escudos protectores»: al ir al frente prácticamente nos van abriendo camino. Esto es muy útil cuando hay mucho tráfico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *