En 2017 seguirán creciendo China e India; detienen crisis en Brasil y Rusia

Guido Vildozo, ejecutivo de IHS, división comercio automotriz en Latinoamérica, habla con Al Volante. Nos dice que la economía mundial crecerá poco menos del 3%. Estados Unidos, país del que la economía mexicana depende en su gran mayoria, aumentará un leve 2.8%. Europa va a bajar su ritmo del 1.8% al 1.5% y Brasil todavía estará a la baja el año entrante pero deteniendo ya la caída que tuvo en años pasados. Rusia comenzaría un leve ascenso.

Audi producción en Ingoldstat

El comportamiento económico mundial determinará el crecimiento industrial (Fotos de archivo).

El crecimiento mundial hasta 2018

IHS considera que la economía mundial se moverá en los rangos de 2% al 2.7% para el año entrante. Pero será en el periodo 2018 a 2013 cuando se detone un verdadero avance al 3.1%. Las economías que subirán al conjunto internacional serán las de China e India, principalmente, y una reacción del mercado brasileño hacia el interior y hacia la exportación. El grupo de los países de América del Norte, encabezados por la potencia Estados Unidos, se moverá en los rangos del 1.5 y 2.1% como máximo. El panorama no es muy alagüeño para México que tendrá que diversificar más agresivamente sus mercados para depender cada vez menos de EEUU.

En 2015 el crecimiento mundial fue de 2.7%. Se espera que para este año cierre en un crecimiento del 2% y habrá un ligero ascenso al 2017 con 2.7%.  para que en 2018-2013 se espere otro aumento al 3.1%.

EEUU no muy alagüeño el panorama

La economía que mueve no sólo a sí misma sino también a Canadá y México, agrupados en el TLCAN, tuvieron en el 2015 un crecimiento del 2.3%. Para este año apenas se ascenderá 1.5% y en 2017 habrá un aumento al 2.1% para que en 2018 al 2023 se mantenga en 2%, según IHS.

Japón, sin crecimiento

La economía nipona se movió en 2015 en un raquítico rango del 0.5% de “crecimiento”. El alto precio del yen les pone en entredicho en sus exportaciones. Este gran sacrificio les ha motivado a las empresas del archipiélago a moverse a las regiones de producción, principalmente en EEUU donde operan firmas como Toyota, Honda, Nissan y Mazda, principalmente, en el terreno automotriz. En 2016 se prevé un cierre con el 0.3% de ascenso y para el año 2017 en 0.7%. Será hasta 2018 a 2023 cuando se llegue a un 0.8%.

Toyota planta Alabama

Las inversiones japonesas seguirán buscando crecimiento en el mundo.

Europa no repunta

En 2015 Europa creció 1.9% que ha sido su mejor año luego de un periodo de recesión que golpeó fuertemente a la industria de las manufacturas. Para este año se prevé un 1.5% pero en 2017 habrá un ligero descenso con 1.2%. Para el periodo 2018 a 2013 se tiene un pronóstico del 1.4%, por lo que las cosas no pintan tan bien para esa zona todavía. Esta región padece una sobre saturación del mercado de automóviles por lo que sus empresas están buscando y consiguiendo nuevos mercados en zonas de franca expansión, principalmente Asia, América Latina (aunque a menor ritmo del esperado) y África, con muy limitadas áreas de crecimiento, principalmente Sudáfrica.

Otro fenómeno que repercutirá en las economías es la recepción de un gran número de inmigrantes a quienes habrá que atender con empleo, seguridad social y los satisfactores humanos de bienestar.

Rusia por fin frena caída

Un panorama de franca derrota es el que presenta Rusia, esta gran potencia sometida a conflictos bélicos internos en el terreno del desmoronamiento de la vieja URSS y que en 2015 cayó 3.8%. Este 2016 cerrará su economía con -1.3% y será en 2017 cuando frene la caída con un 0.5% de crecimiento. Para el periodo 2018-2023 se plantará en un benéfico 2.2%.

Brasil, dos años más de sacrificio

Brasil cerró su economía en 2015 con un -3.8%, decrecimienrto, conflictos políticos, alta corrupción gubernamental y de cuello blanco también. Este año la caída es de 3% y será en 2017 cuando ya se plante en crecimiento cero, pero no más caídas. Para el periodo 2018 a 2023 se prevé una recuperación del 3% en el país sudamericano.

Dos factores hacen depender al desarrollo desde Sao Paulo: La estabilidad política y control de la corrupción, así como su apertura a los mercados mundiales.

U
Las empresas chinas ya andan de compras desde hace unos años atrás.

India, uno de los grandes tractores del proceso recuperador

India es el país más estable en términos del manejo de su proceso productivo y su crecimiento real. Cerró 2015 con un ascenso del 7.8%. 2016 tendrá un comportamiento positivo con 7.8% también y en 2017 se verá una ligera baja de apenas unas décimas de punto (se pronostica 7.7%) y para el periodo de previsión 2018-2023, en 7.8% otra vez. Esta estabilidad mueve a pensar que el gran desarrollo automotriz se expandirá y en el caso de México se mantendrá el crecimiento de un mayor número de vehículos provenientes de ese país. El número actual llega a unas 200,000 unidades pero se superará el cuarto de millón en próximos años.

China, el director de la orquesta

El gigante ha despertado y está moviendo al mundo. Pero en México apenas si sabemos de lo que hace esta gran nación milenaria en cultura. 2015 tuvo un dato de 6.9% de crecimiento, 2016 cerrará con 6.5%, 2017 con una baja a 6.2% y se estabiliza su avance en 6.3% en el periodo de referencia 2018-2023.

Las empresas automotrices chinas están buscando tecnología, haciendo compras como es el caso de la pretensión de hacerse del brazo operador de robots de FCA. Otro factor es que han visto en América Latina y en Sudáfrica otro polo de desarrollo de inversiones y expansión con miras a conquistar el mercado de Estados Unidos. Inversiones en México se darán próximamente y la Secretaría de Economía ya tiene detectados varios intentos de colocación de plantas de empresas como BAIC y JAC por sólo mencionar dos. La presencia de China en México cada vez es más significativa y lo será todavía más en los próximos años.

Reino Unido, una incógnita salvable

Inglaterra, desintegrada de la Unión Europea, pagará el precio de su salida (aunque analistas más progresistas consideran que el golpe no será mortal porque muchos países optan en lo oscurito por proteger sus economías y dejar la hipocresía de la globalización y el “libre” mercado mundial. Este esquema ahora mismo está siendo revisado por algunos sectores financieros mundiales que ven un poco más allá de lo ya hecho, lo cuestionan y se atreven a dar otros referentes que pondrían al modelo en cuestionamiento, hacia una evolución que contemple la estabilidad social en el mundo, el manejo adecuado de las inmigraciones y que dé a las naciones menos poderosas, entrada al juego productivo y de crecimiento.

IHS informa que 2015 cerró para el Reino Unido con crecimiento del 1.9%. Este año lo hará en un 1.6% pero 2017 tendrá un balance negativo producto de su aventura político-financiera del llamado Brexit con 0.3% de pronóstico de crecimiento. La nación logrará estabilizarse en 2018-2023 en 1.9%. Nada mal para un país rebelde.

Conclusión

Con este panorama internacional en lo económico, tendremos herramientas suficientes de interpretaciones de los movimientos industriales de las grandes trasnacionales, sobre todo del área automotriz, nuestra materia.

NdeR.– Las cifras aquí expuestas son de IHS. Las interpretaciones son de Al Volante.

 

Léa también

Baja la producción de autos en octubre (16.3%); cierra Ford sus líneas de producción en Hermosillo y Cuautitlán para alistar los autos eléctricos

Ya habíamos visto que las ventas de autos cayeron casi 9% en octubre. Ahora hablaremos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *