Obliga renegociación ACE 55 revisar autos chocolate: Pasquet, de Renault

Renault México estará muy al pendiente de las negociaciones que entable la industria y el gobierno con Brasil hacia los cupos de exportación que este año ascenderán a $1,450 millones de dólares; pero inquieta sobre manera la política que seguirán las autoridades sobre el asunto de los autos chocolate o mercad negro que no se ha detenido.

Bruno Pasquet, director de Renault México (Foto Al Volante).

Quien así opina es Bruno Pasquet, director de Renault México durante una entrevista con la prensa de negocios de nuestro País.

«Hay que dejar en claro que en la junta de Davos, la presidente de Brasil señaló la necesidad que tiene su Nación por restringir importaciones del exterior. Es una posición muy dura la de ellos, pues mientras han hecho crecer su mercado de autos subcompactos, tienen desventaja en los autos más grandes», indicó.

Pero reconoció que México tiene un asunto por atender y que va ligado con esa negociación del ACE 55, Acuerdo de Complementación Económica. «Es el hecho que se han permitido importar 600,000 unidades en un año, de los autos chocolates. Es un mercado negro, ilegal, que daña al sector automotriz en su conjunto y donde se tendrá que trabajar a fondo y en serio».

— ¿Por qué van de la mano estos dos asuntos?

Porque mientras estamos pidiendo a Brasil que no restrinja la exportación de autos hechos en México, el mercado interno de este País sigue estancado. Si acaso llegaremos a las 980,000 unidades este año, ya cerca del millón, pero en estos momentos ya deberíamos de estar en 1.5 millones de unidades cuando menos. Y el efecto directo que va en contra del mercado interno lo son los autos chocolates, esos 600,000 vehículos que conforman el mercado negro en México.

Bruno Pasquet es abordado por Al Volante durante la prueba de manejo de su nuevo modelo Duster, un auto basado en la plataforma del Sandero, este se importa de Brasil pero el cual a partir de mayo se traerá también de Colombia, al igual que el Duster.

— Ahora no sólo le abrimos la puerta a Brasil sino que ahí viene Argentina exigiendo un trato igual, Bruno…

— Insisto que la diferencia la debemos hacer aquí en México. Con los autos chocolates que son más o menos la cantidad igual que ha mejorado la industria, y que esa mejoría podía ser, al menos del doble, ese mercado negro puede ser sustituido por unidades que surten las empresas en Mëxico y que permitiría un mayor crecimiento del mercado.

Indicó que ahora lo que viene para las empresas que trabajan en México es una revisión de cómo se van a conformar los cupos que cubran el importe al que se comprometió México con Brasil.

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

5 Comentarios

  1. Existe una gran cadena de malas decisiones políticas, como todos los programas de «ayuda» social que hasta le pagan a los niños por ir a la escuela cuando la escuela es gratuita y fomentan la flojera de los padres.
    Mejor les redireccionar recursos a programas que si den soluciones, cerrar la frontera a chocolates puede ser bueno pero con lo que cuesta una SUV chocolata (para 7)no se compra ni un triste march (para 4).
    Entonces como le haremos??

    • Alex, desde luego un programa antichocolate obliga a otros prograrmas no asistenciales sino de fortalecimiento del poder adquisitivo de la población. Pero esta mente neoliberal no recibió esta enseñanza en Harvard. Los juniors mexicanos no dominan ese tema: Justicia, redistribución de la riqueza. Un programa antichocolates va acompañado de un programa de incentivo a la compra de autos hechos en México, no el ridículo «programa» calderonesco que movió un mínimo de recursos para una venta de autos muy limitada hace dos años. Hablamos de hacer un programa en serio, con autoridades comprometidas a hacer cosas serias, políticas públicas de largo plazo.

      César Roy Ocotla
      Editor de Al Volante

  2. Aunque cierto que se daña a la economía interna nacional de acuerdo con el punto de vista de las empresas, también es cierto que busquenle por donde le busquen, esos chocolates son en muchas ocasiones la única alternativa realmente inteligente para el consumidor promedio, ya que no todo mundo se puede endeudar con un vehículo nuevo a crédito o ahorrar para compra al contado; cuando nos presenten automoviles que en todas sus versiones cuenten con características de seguridad, tecnología y calidad a precios aceptables (que es eso que los paquetes de sonic tienen costos mayores en méxico con menos equipamiento que los ofertados en las algunas de las gamas más bajas en E.U.; y me parecen precios competitivos los anunciados para la Renault Duster y Toyota Avanza) tal vez se ganen que más personas decidan arriesgarse a endeudarse con un vehículo nuevo.

    Sr. Roy. Ahora que ha tenido tanto acercamiento con las empresas.Que es lo que se espera para los siguientes 3 trimestres? Sería interesante saber que saldrá de las fábricas en tierras mexicanas lo que queda de este año (con fechas comprobadas o tentativas), y que se esperará de las nuevas en el entrante, junto con lo que se importará a las concesionarias que pudiese darle batalla a los productos nacionales.

  3. Eso pasa cuando un gobierno le da prioridad a las cosas que no importan, debieron dejar que el acuerdo ACE55 siguiera igual y prohibir los autos chocolate, ahora Argentina tambien quiere renegociar y los autos chocolate ni para cuando dejen de entrar.
    Todo en detrimento de nuestra industria automotriz, estoy seguro que paises como Colombia estarian muy felices si el ACE 55 hubiera desaparecido, asi tendrian chance de mandar mas coches a Mexico, que esta Duster por lo que se ve podria ser el sustituto de la Ecosport en el Mercado Mexicano (SUV economica).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *