AMIA sugiere responsabilidad, que no cunda el pánico

 

Aunque usted no lo crea…

No se trata de un slogan promocional para el museo de lo Increíble, o de Ripley, no. Pero aunque usted no lo crea, mientras en Estados Unidos Donald Trump continúa advirtiendo sus intenciones  de recuperar los empleos que según él México le ha quitado a su país y amenazando con salirse del TLCAN o reestructurar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, aquí las cúpulas de la industria automotriz pecan de “responsables”.

Da la impresión de que los representantes de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) y de la Industria Nacional de Autopartes (INA) prefieren seguir cruzados de brazos y esperar a ver si el magnate estadounidense hace efectivas o no sus amenazas, para entonces sí, cruzar los dedos e iniciar pláticas con sus contrapartes de aquel país para convencerlos de los excelentes números que amparan a México y lo importante que es para mantener competitiva a la región de Norteamérica frente al mundo.

Guillermo Prieto, Eduardo Solís y Miuel Elizalde (Fotos: Al Volante).
Guillermo Prieto, Eduardo Solís y Miuel Elizalde (Fotos: Al Volante).

Durante la presentación del documento “Diálogo con la industria automotriz 2012-2018”, Eduardo Solís, presidente de la AMIA, acompañado de sus homólogos Guillermo Prieto, de AMDA;  Oscar Albin (INA) y Miguel Elizalde (ANPACT), de manera responsable dio una cátedra de las cifras que mantienen a México como el país más atractivo del TLCAN  en el sector automotriz y por qué a Estados Unidos no le conviene abandonar o alterar esta relación trilateral con Canadá y nuestro país.

Están más que convencidos que el que debe preocuparse por alimentar ese “comercio intraindustrial” que mantenga competitiva a la región de América del Norte, no es México ni Canadá, sino Estados Unidos. Por eso, antes de comenzar a trabajar en un plan B, de analizar los efectos, positivos o negativos, que impactarían en la industria automotriz mexicana, o platicar con sus contrapartes para que le hagan ver a su presidente electo la fortaleza que aseveran que tiene nuestro país, prefieren esperar responsablemente hasta conocer la política que seguirá Trump.

“No esquivamos el tema, pero tenemos que ser muy responsables basados en cifras, en dónde estamos hoy en esta importantísima relación trilateral que nos ofrece el marco institucional del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y voy a revelar unas cifras”, apuntó Eduardo Solís antes de iniciar su exposición.

Comenzó apuntando que Canadá y México compran 77% de todas las autopartes que Estados Unidos envía al mundo, superando a China, Alemania y Japón, que en conjunto apenas alcanzan el 6%; que Estados Unidos es por mucho nuestro primer proveedor de autopartes ya que el 54% de las que llegan a México vienen de Estados Unidos; que alrededor del 40% del contenido de un auto que se fabrica en territorio mexicano son autopartes que vienen de los vecinos del norte.

México es el principal comprador de autopartes a Estados Unidos.
México es el  proveedor número uno de autopartes a Estados Unidos.

 

“Pero también al revés: somos el primer proveedor por mucho, de autopartes en el mercado de Estados Unidos, dependiendo el vector que se utilice, y la cifra que tenemos basada en el Departamento de Comercio de Estados Unidos, el 40.3% de las autopartes que Estados Unidos compra al mundo, las compra a México, el segundo país que más le vende es Canadá con 13.5%”, expuso Solís Sánchez.

A final de cuentas, para el presidente de la AMIA, debemos guardar calma, ser responsables en las cifras y la estadística del sector automotriz; preparar a los que llevarán adelante el diálogo, equiparlos mostrándoles dónde se encuentra el sector  y la importancia que tiene para los tres países, pero olvidarnos ya de preocupaciones y preguntas simples “porque si no hay TLCAN hay una Organización Mundial de Comercio”.

Guillermo Prieto, es más directo. El titular de la AMDA reconoce que “veremos un 2017 complicadón, con nubarrones grises y muchos factores que deberemos sortear” pero no avizora  un escenario de crisis, que nos pueda poner en condiciones como en 1982,  1987,  1994 o la más reciente de 2008-2009.

Tenemos que aceptar su punto de vista respecto a que hay más cifras que fortalecen al sector, sobre todo si se toma en cuenta que 50% del comercio mundial se realiza a través de alrededor de 200 Tratados de Libre Comercio entre distintos países. Esto es muy distinto a esquivar los cuestionamientos de los medios informativos por considerar que se le hacen preguntas simples y aseverar que no se prepara un plan B y que prefieren esperar responsablemente hasta que Estados Unidos comience a actuar para descruzar los brazos y mostrar las armas de nuestro país.

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

2 Comentarios

  1. Típico, la cultura de la prevención es casi inexistente en México….ahogado el niño…

  2. Minimo Trump obligara al gobierno Mexicano a respetar la libre venta de autos usados como esta firmado en el TLCAN asi que la chatarras tecnologicas «nuevas» que venden solo en el mercado Mexicano los fabricantes bajaran sus ventas por autos seminuevos de primer mundo importados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *