Manejadores confiables

Las situaciones que se viven diariamente al circular en esta ciudad son las que van haciendo esta columna, pues no falta tanto quienes tratan de ser amables y corteses al manejar y quienes, desafortunadamente, quieren llegar primero, abusar, “no dejarse de nadie” y “salirse con la suya”. Además de los que, por supuesto, abusan de las agresiones verbales (en el mejor de los casos, pues puede llegar a la agresión física) o con la típica tonadita hecha con el claxon de su vehículo.

Una de estas experiencias desagradables,  fue la de circular en una avenida, de pronto salió un auto de una calle perpendicular para integrarse a dicha avenida, ¿quién tiene preferencia? Definitivamente  la preferencia la tiene quien circulaba por la avenida principal, sobre todo si hablamos de un Eje Vial, o el Periférico, pero aún una avenida con camellón, en una pequeña colonia tiene la preferencia, si llegara a haber algún percance, entiéndase choque, la razón no favorecerá a quien trataba de integrarse. ¿Quien tiene preferencia al salir del Periférico a la lateral? Obviamente quien sale da la autopista, lo debido sería que quienes circulan por la lateral disminuyan su velocidad para ceder al vehículo que por lógica trae más velocidad que ellos.

Circulando ya sobre una avenida, calle o autopista y se desea rebasar a un auto, primero es decidir si es necesario, legal y prudente; mirar hacia delante y asegurarse de que haya espacio suficiente para rebasar. Los espejos son de gran utilidad, no sólo para checarse el peinado o el maquillaje, tanto los laterales como el retrovisor son elementales de observar hasta que se haga una buena y normal costumbre, recuerden que al manejar el auto es una extensión de nosotros mismos. Como buena costumbre es también checar el punto ciego al rebasar, ese punto que al tener un auto cerca a nuestro costado nos  lo hace invisible, hay que buscar que no haya ningún auto al lado para rebasar sin peligro revisar el punto ciego. Usar la direccional correspondiente a la dirección que se intenta rebasar, muchos automovilistas no acostumbran usarlas, y muchos automovilistas en cuanto ven al auto que quiere rebasar poner su direccional cortésmente, aceleran para no dejar pasar, (verdaderamente se vuelve uno un ogro al conducir). Aumentar la velocidad de 1 a 5 kilómetros por hora más rápido que el auto que se va a rebasar, pero permaneciendo dentro del límite de velocidad permitido. Moverse con precaución hacia el carril al que se va a incorporar. Revisar el punto ciego y tomar el carril cuando pueda ver los faros delanteros del vehículo que ha rebasado en el espejo retrovisor. Quitar la direccional y reanudar a la velocidad prudente y legal.

Para el cambio de carril en una autopista o carretera, el siguiente método para cambiar de carril es efectivo: Mirar por los espejos; hacia el frente, hacia atrás, al costado y al punto ciego para buscar un espacio en el tráfico que sea estable. Usar la direccional para avisar a otros conductores que quiere cambiar de carril; revisar nuevamente el punto ciego; mantener la velocidad hasta llegar al carril de salida. Moverse hacia el nuevo carril con determinación y gradualmente, usando un ángulo leve; ajustar la velocidad para igualarla a la de los otros autos; quitar  direccional y volver a mirar por el espejo retrovisor .

Crear un «espacio» al frente, hacia atrás y a los costados de tu auto, se dice que mínimo 30 metros, aunque a veces los autos de atrás no lo permiten, por falta de cortesía. Los cambios de carril indebidos y rebasar a otros vehículos de manera imprudente están entre las Diez Causas Principales de Accidentes de Adolescentes, por lo que es muy importante saber hacerlo, utilizar cada uno de los aditamentos que poseen los autos para la seguridad de los ocupantes, cinturón de seguridad, luces, limpiadores, etcétera y mantenerlos siempre en buen estado. Hacer conciencia de todo lo anterior en los jóvenes o personas en general que comienzan a manejar, como un hábito, hará de ellos excelentes y muy confiables conductores.

Siempre recuerden al manejar, que alguien nos espera en casa

Léa también

Las causas de los accidentes en México

Por Gisela Zapata, corresponsal en Querétaro, Qro. La ciudad de Querétaro despierta como lo hacen …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *