A propósito de 10,000 AC y Darío Fo

Anoche fui a ver el trabajo cinematográfico de Roland Emmerich (coproducción Nueva Zelanda-Estados Unidos), 10,000 A. C. Mi reflexión principal es que una visión histórica como esta no va a hacer pensar más a las personas. Y ahora que leo en «Reforma» la entrevista al escritor y pintor italiano Darío Fo, quiero compartir con ustedes tres preguntas y tres respuestas sobre la evolución humana y su relación con el Mëxico que hoy vivimos.

Fo

Darío Fo.

— Se le ve muy preocupado por el medio ambiente y habla de «apocalipsis inconsciente».

— El poder, a través de la desinformación, de sus propios espectáculos, periódicos, manifestaciones, aturde a la gente para que no piense y no se preocupe con lo que está sucediendo. Actúa como si estuviéramos en una nave a la deriva, el capitán sale de vez en cuando y dice sonriente: «no pasa nada, este es el mejor de los mundos», es como el Cándido de Voltaire, pero mientras nos encontramos mujeres maltratadas, niños muertos, obreros que caen en el tajo y el planeta agonizando.

— ¿Hay solución?.

— Todo pasa por la toma de conciencia y luchar porque la gente sepa. Y siempre he creído que el mejor modo de informar a la gente es envolviéndoles con el humor, con la risa, hay que reírse de uno mismo, comprender que uno es un imbécil que se deja manipular por quien dirige y manda.

— ¿Se reirá también el poder de sí mismo.

— No, el poder no suele reírse. El otro día me dijeron: «el hombre serio es aquel que no sabe reír»; es el que no tiene sentido del humor, no comprende las ironías, las ocurrencias, los chistes, lo grotesco, no se es serio porque se sea honesto.

Reforma, sección Cultura, pág. 6, Marzo 14, 08.

Léa también

Carta abierta a Carlos Slim de Denise Dresser

Por el gran reconocimiento que le tenemos a la maestra politóloga y periodista Denise Dresser, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *