50 Años de Clásicos en México.– Se exhiben 182 vehículos: Chevrolet Caprice 1979, el mejor; Difícil volver a tener una empresa automotriz mexicana

Con la exhibición de 182 vehículos de colección, se llevó a cabo este fin de semana 50 Años de Clásicos en México, un encuentro del Club Rambler México que tuvo como mejor auto a un Chevrolet Caprice. En el panel automotriz, los expertos hablaron de que es difícil que México vuelva a tener una oportunidad para montar una fábrica nacional de automóviles, como en su momento lo fue la V. A. M.

El Chevrolet Caprice 1979 de Romeo Cervantes fue designado “El Mejor Clásico” del evento (Fotos de Carlos Covarrubias).

El Club Rambler México (CRM), que preside Julián Vilchis, organizó su segundo evento del año. En esta ocasión correspondió a la primera edición de 50 Años de Clásicos en México, un testimonio a los autos producidos y/o vendidos entre 1968 y 2018. Por supuesto que los vehículos fabricados durante el año de las Olimpiadas en nuestro país, merecieron un lugar especial, siendo el Borgward 230 GL 1968 de José Manuel Hernández, la pieza más significativa. Salvador Díaz, vocal de CRM y responsable de la premiación, explicaría más adelante a la Ceremonia de Premiación, que se eligió este vehículo por su representatividad como una marca mexicana que se plantó en México para hacer una producción local.

El Borgward 1968 con motor de seis cilindros, premiado.

La jornada del sábado transcurrió tranquila en los bellos parajes del Parque Tezozómoc, una joya natural y protegida de la Delegación Azcapotzalco. Su embarcadero y lago permitió exhibir allí otras piezas elocuentemente bellas como el Plymouth Barracuda. De la empresa Fábricas Automex de los años 1965 y hasta 1970, se habló durante el Panel Automotriz que fue la pieza fuerte del programa cultural para enhaltecer al automóvil como pieza de colección.

Los Plymouth Barracuda, de las piezas más admiradas durante 50 Años de Clásicos en México.

Tres piezas culturales fuertes: La plática sobre los Juegos Olímpicos México 68 a cargo de Agustín Gallardo, con el detalle de cómo México salió airoso de la exhibición deportiva, apoyado de un cubículo que presentó las  imágenes oficiales de los juegos.

Agustín Gallardo, entusiasta conferencista y miembro del CRM.

La segunda, El Cine y la Música en 1968 a cargo del Dr. Edgar Morín, antropólogo social y asesor de esta publicación Al Volante, quien hizo un recuento musical y de los grandes filmes de la época, siempre con la pincelada analítica y crítica del paso histórico de los acontecimientos.

El Dr. Edgar Morín y su análisis al acontecer en 1968.

El plato fuerte para los Rambleros fue la ponencia del Ing. Salvador Díaz, vocal del CRM y autor del libro sobre la Historia de Willys Mexicana y de V. A. M. El Sueño Posible”, quien ya es seguido por su gran experiencia en estos menesteres. Esta vez se concentró a Los 60 Años del Rambler American en México, haciendo un recuento de sus antecedentes y un desfile histórico del devenir de esta marca en la historia, siendo el compacto más vendido en el país en esos años y habiendo ganado carreras automovilísticas de considerable nivel.

Ing. Salvador Díaz y Los 60 Años del Rambler American en México. Recibe de Amado López sus testimonio.

El domingo fue el día fuerte por muchas razones. Se llevó a cabo la mesa redonda con el panel “La Industria Automotriz en México en 1968” donde Salvador Díaz, ex-jefe de ingeniería de producto de Vehículos Automotores Mexicanos (VAM), Adolfo Vera, ex-director comercial de VAM y posteriormente ejecutivo de General Motors; Andrónico González, ex-directivo de VAM y de Chrysler de México y César Roy Ocotla, editor de Al Volante, discurrieron sobre cómo era la industria en 1968, cómo el decreto automotriz de 1962 permitió tener la industria que hoy tenemos, qué autos se vendían más en Mexico y bajo qué contexto se desarrollaba su comercialización.

Foro central del Parque Tezozómoc donde se celebró 50 Años de Clásicos en México.

Otra razón de peso del domingo fue la Ceremonia de Premiación donde se reconocieron a los principales vehículos. El Mejor Auto el Chevrolet Caprice 1979 de Romeo Cervantes, El Mejor Rambler del CRM, una camioneta Jeep Wagoneer 1986 de René Álvarez y El Mejor 1968, el Borgward de José Manuel Hernández.

Pero también hubo una plática de Rodolfo Sánchez Noya sobre “Las Carreras en 1968”.

Para terminar la exhibición, se cortó un pastel conmemorativo a 50 Años de Clásicos en México, a cargo de los autos 1968 participantes como un Rambler American, Borgward, Ford Mustang Hard Top, Rambler Javelin (1969), Dodge Coronet 440, Ford Falcon, Chevrolet Chevy y Ford Mustang Coupé, entre otros.

Los Rambler Classic y Rambler American 1968, de los más vistos.

Julián Vilchis, presidente del Club Rambler México, agradeció a sus colaboradores su apoyo, entre ellos Carlos Covarrubias, vicepresidente; José Antonio Padilla y, en especial, al delegado en Azcapotzalco, Pablo Moctezuma Barragán, quien ha dado facilidades para la celebración de este segundo evento en la demarcación. Por ahí también Amado López, responsable de mercadotecnia y publicidad, entre otros.

Afirmó que el Club ya trabaja en sus eventos del próximo año, de los que dará avances más adelante.

José Antonio Padilla, Julián Vilchis, Pablo Moctezuma, Adolvo Vera, César Roy y Agustín Gallardo.

Léa también

Salón de Detroit 2019 (SD19).– 30 lanzamientos, entre ellos Toyota Supra que reaparece

DETROIT, MIchigan (Especial).– La capital de Michigan se viste de gala para recibir el Autoshow …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *