«Se enoja» industria; protesta por aplicación de Decreto Calderón

Parece que ahora sí se enojaron en serio luego de dos años de esperar que Felipe los reciba. Protestaron esta mañana frente a la Cámara de Diputados, al puro estilo perredista, con pancartas y todo. Fueron ejecutivos de la industria automotriz que le exigen al gobierno de Felipe Calderón derogar su decreto del 24 de diciembre de 2008 donde se autoriza la importación de autos usados de Estados Unidos y contra la decisión de algunos diputados que piden que no se exija el certificado de orígen a esas unidades.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA; la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, AMDA; la Industria Nacional de Autopartes, INA y la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones, ANPACT, con la ANCA ahí colada, se reunieron con la prensa esta mañana en un restaurante cercano a la Cámara de Diputados, en San Lázaro.

Ya que había suficientes cámaras, salieron por atrás supuestos trabajadores del sector que portaban pancartas muy bien escritas que decían: «Queremos trabajo, chocolates al carajo». Es la primera vez que las asociaciones cúpula usan ese tipo de lenguaje y hacen una «manifestación» de esta índole. Parece que ahora sí se molestaron luego de esperar dos años para tratar de reunirse con Felipe Calderón y este, arrogante, se niega a recibir a la industria que dice defender y autonombrarse como «el presiente automotriz» y dejando atrás el lema de campaña «el presidente del empleo».

El presidente de la AMIA, Eduardo Solís, exfuncionario de la Secretaría de Economía, junto con José Gómez, presidente de la AMDA y de la INA, Agustín Ríos, así como Juan José Guerra, presidente de la ANPACT, exigieron aplicar un programa emergente de renovación vehicular para que la industria deje de trabajar al 51% de su capacidad productiva.

Protestan con pancartas ante la Cámara de Diputados exigiendo que se derogue en 2009 el Impuesto Sobre Autos Nuevos, ISAN, año en que la crisis, dicen, les pegará fuerte.

Promueven la modificación de la ley del ISR para permitir la deducibilidad en la compra de autos nuevos hasta por un valor de $300,000 pesos, como se hizo en 2006, a fin que se incentive la venta de automotores.

Y ya picados piden que se convoque a una conferencia parlamentaria (sic) que revise integralmente la importación de autos usados provenientes de los Estados Unidos, punto en el que los propios industriales votaron a favor cuando se firmó en 1993 el Tratado de Libre Comercio con América del Norte.

Felipe Calderón promulgó el pasado 24 de diciembre un decreto (conocido como Decreto Calderón) que permite la importación de autos usados, aún los siniestrados por compañías de seguros, que ha permitido que más de 3 millones de unidades, muchas de ellas en mal estado mecánico, se hayan internado al país con un daño a la venta de autos nuevos pero también al medio ambiente.

Tardíos y perezosos, los funcionarios de la Secretaría de Economía dejaron pasar los vehículos con el apoyo de la Secretaría de Hacienda a través de las aduanas fronterizas. Dijeron apoyar a la industria, pero le pegaron donde más le duele: la contracción de la demanda de autos nuevos.

La misma dependencia, criticada fuertemente por su nula accción para proteger el empleo y la planta productiva nacional, ha hecho reuniones con el sector. Les dicen una cosa, pero no le cumplen las promesas. Los industriales y comerciantes se cansaron ya. Y como resultado, salen a la calle a protestar de una manera muy elegante.

Dicen estar enojados, pero le siguen pidiendo a Felipe Calderón que los reciba «por favor».

Hay quien piensa que esta «demanda» tendrá oídos sordos como respuesta por parte de un gobierno más preocupado por salvar sus escándalos públicos de la vida privada de sus deshonestos funcionarios, que por hacerle frente a una crisis en la que parecen decir como su anterior presidente Fox «el loco»: «¿Y yo por qué?».

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *