Eligen trabajadores de VW líder el 29

Como nunca en la vida sindical de la industria automotriz en México, salvo aquellos años cabríos de los 80 con el cambio violento en la vida de la organización obrera de Ford en su planta de Cuautitlán, hoy el sindicato de Volkswagen vive un proceso electoral atomizado por la excesiva participación de hasta siete candidatos para dirigir a los 10,000 trabajadores de la nave industrial localizada en Puebla.

vw-planta-puebla-golf-variant.jpg

Trabajadores de VW eligirán a nuevos dirigentes.

José Luis Rodríguez, actual líder, ha mantenido el poder del sindicato independiente y ahora existe la intentona por parte de algunas planillas, unas más apoyadas por la empresa automotriz que otras, de cambiar el mando de la organización gremial.

El 29 de noviembre los trabajadores de Volkswagen de México –que cuenta con su planta industrial en el estado mexicano de Puebla, a 90 kilómetros al oriente de la capital azteca– habrán de elegir al nuevo líder o repetir con Rodríguez por tercera vez.

Para el caso, como decíamos párrafos arriba, se trata de una participación de siete planillas que se han inscrito para este proceso. Un suceso poco visto en la vida sindical moderna de las asociaciones de obreros en México.

Gente cercana a la armadora piensa que este es el intento de la empresa por incentivar la participación de los trabajadores en competencias más abiertas en el número de candidatos. Pero si se conoce la historia de este gremio automotriz, habremos de saber que existe la constante preocupación de la firma por llevar por otros derroteros el sentido del movimiento obrero al interior de esa empresa.

Los ocho años de gestión de José Luis Rodríguez han permitido ver a un sindicato de lucha hacia las reivindicaciones sociales de sus agremiados. No han sido abiertas posturas de izquierda, radicales, pero sí han estado impregnadas por la confrontación de las ideas de los trabajadores contra las de la armadora.

En esos ocho años ha habido incluso manifestaciones de la Volkswagen por irse del país, lo que fue muy claro a finales de los 90 con los movimientos de huelga y la siempre eterna demanda del aumento salarial.

Pero la empresa lleva más de 40 años en México y aquellos aspavientos de la huída han quedado sólo en eso.

La gran pelea sindicato-empresa ha sido por la intención de la firma automotriz por establecer un programa de trabajo basado en el banco de horas trabajadas, esquema que es rechazado año con año por la organización laboral.

La planta argumenta no contar con un programa fijo de producción sino que este se adecua a las demandas de producto que le hacen las diversas empresas subsidiarias en el mundo, principalmente las de Estados Unidos. Al no existir un padrón de ensamble fijo, pues tampoco la paga puede ser fija, dice la ensambladora.

La implementación de un esquema flexible de trabajo les permitiría a los obreros tener la factibilidad de empleo constante pero siempre sujeto a los vaivenes de la demanda en otras partes del mundo. Los trabajadores quieren la seguridad de que esto siempre sucederá. Pero firmar un convenio donde autorizan que la planta los mande a descansar, saben que es su acta de defunción prematura.

Otro punto del banco de horas es el trabajo extra que prestan los trabajadores, con el inconveniente para ellos de eliminarse las remuneraciones adicionales por una jornada de más.

Otro fenómeno latente al interior de VW es la contratación por parte de la empresa de firmas proveedoras externas de servicios que llegan al interior de la planta a laborar con su personal como gente de base sin serlo, lo que margina a la mano de obra propia contratada.

Estos subempleados de confianza no pertenecen al sindicato y por tanto, no entran dentro del convenio laboral sino que se les paga como externos, liberándose la empresa de prestaciones sociales.

En este entorno, en Alemania el grupo automovilístico ha anunciado sus fuertes inversiones para sus filiales en el mundo, donde se encuentra México como principal abastecedor de unidades para América del Norte, por lo que pronto habrá anuncios en inversiones y nuevos productos, así como el incremento de la producción.

 

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *