Una «gelatinera» Renault 4L para el Papa austero

En México se fabricó el modelo Renault 4L, «La Gelatinera». Pero también en Argentina. Y resulta que un sacerdote (no sé mucho de nomenclaturas eclesiásticas) le ha enviado al Papa Francisco un modesto auto francés para que se mueva en las dificultosas calles de Roma (por eso hicieron coches chicos allí, para poder caber entre las arterias viales).

Un viejito Renault 4 L con velocidades en el tablero para el Papa (Foto agencias).

El Mercedes «Papamovil» se ha quedado guardado. El hombre se da cuenta que un Renault 4L con cambio de velocidades en el tablero, es más sencillo y práctico. Una cubetada de agua a los angustiosos de su seguridad, y de las marcas que buscan quedar bien y dar imagen.

Y como el argentino habló de austeridad de vida, viajar en Metro, tomar el microbus de sus seguidores para viajar dentro del pequeño Vaticano, pues uno de sus allegados le tomó la palabra y le mandó su blanco Renault 4L para que pudiera andar por el propio Vaticano y por las calles de la, otrora, Roma quemada.

Este auto se fabricó en México, allá por los años 70. Ciudad Sahagún era el orgullo mexicano de un complejo nacional productor de automóviles y camiones diesel.

Y le llamamos «La Gelatinera» porque la fábrica de jugos y gelatinas Yus compró una flotilla de estas unidades. Había dos versiones, la camionetita y la guayincita. Un pequeño vehículo útil, servil, bueno creo yo para la edad que tenía entonces.

Hicimos un periódico en el CCH Vallejo, «Comunicación, Voz a Través de las Letras». Y nuestro jefe de redacción, Josué, traia la Renault 4L de su papá. Siempre me encantó el vehículo, porque mi papá era renolero, pero porque nos llevaba a todos lados. Recuerdo cómo se mecía de un lado a otro por una suspensión super blanda que no pasaría hoy las pruebas de Covelli.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Un comentario

  1. Este Papa sigue rompiendo paradigmas… Sería genial verlo por las calles en este auto!! Ya me lo imagino escapandose por las noches para dar el «rol» y su escolta sufriendo porque no sabe donde anda… No defiendo la religión por si empiezan de «azotados», pero si reconozco que este Papa me gusta mucho como es… Ojalá algún paparazzi lo fotografie manejando el auto

Responder a Emmanuel Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *