Detonador automotriz chino en entredicho por cuestión laboral

La automatización del proceso productivo en las automotrices en China está poniendo entredicho su detonador para hacerlo la primera potencia mundial del automóvil, pues los sindicatos de trabajadores exigen aumentos salariales y las empresas han hecho crecer 26% la industria de la robótica que se ve llamada a impulsar cambios en las línea de ensamble.

China, en vías de ya no ser la mano de obra más barata del mundo (Foto Reuters).

China está en un proceso industrial parecido al de Japón en 1980. Reuters hace hoy un interesante análisis de la situación china en la actualidad. En los años 80 Japón tenía un crecimiento económico diámico, igual que China ahora. Lo que le hacía falta era modernizar sus procesos productivos y así lo hizo. China hoy está creciendo 26% en mayo en la adquisición de maquinaria, equipo, robots y demás procesos automatizados de su cadena de ensamble, como ejemplo las fábricas de automóviles.

El asunto es complejo: Pör un lado el Estado chino ha liberado los esquemas marxistas de producción con la intervención de empresas privadas en la inversión. Ello ha sido un detonante de la producción china. Pero por el otro el auge del tránsito de los campesinos a los clusters automotrices está motivando la exigencia de estos de sueldos decorosos y no de hambre. Hoy en día un obrero de una automotriz cobra $235 dólares al mes, incluidos sus tiempos extras. Ello ha desatado un movimiento social para que los trabajadores reciban prestaciones globales igual que la producción de autos.

Y en ese contexto se han dado las huelgas en empresas como Toyota y Honda. Terceras naciones como Vietnam claman la atención de las grandes fábricas automotrices para que miren a ese pequeño país como una alternativa al gran movimiento chino en pro de mejores sueldos para sus obreros. Vietnam se pone más barato.

La apreciación del yuan, como uno de los fenómenos financieros más estratégicos para la gran potencia asiática en días recientes, es otro factor que alienta la producción interna para una exportación fuerte. Y hacia esos mercados mundiales enfocará sus baterías el gobierno chino.

Con un control sobre lo que ven los chinos en televisión, recientemente se ha difundido por las redes sociales la noticia sobre el impacto que tienen sobre los jóvenes chinos la precaria distuación de explotación en los centros de trabajo, lo que ha detonado no la producción sino un alto número de suicidios.

Un chino rural llega a las ciudades. Es contratado por una compañía. Tiene que pagar una renta alta para estar cerca del centro de trabajo. Le capacitan para hacer en una hora un gran número de componentes subensamblados. Termina hastiado de ese trabajo. Y todavía le exigen que labore tiempos extras cuando al producción se atrasa. Lo tiene que hacer casi a fuerzas porque si no es considerado un trabajador «no apto para el cargo».  El 40% de su bajo sueldo se le va en gastos de renta y pagarle a la empresa una cantidad de dinero para que tener derecho a las comidas dentro de la fábrica. Una de las sesiones de descanso es para caminar, una hora más o menos. Pero lo peor viene cuando él planea descansar el fin de semana y le dicen que deberá laborar extras porque la producción está atrasada. Normalmente en los buenos tiempos de demanda productiva siempre hay atrasos y hay que sacar los pedidos a como dé lugar. Y esto lo hace posible el trabajador. Pero los jóvenes del campo no están acostumbrados a la explotación y menos dentro de una fábrica. Por ello han aumentado el número de suicidios, porque se entrampa al joven obrero en un callejón sin salida.

Las empresas automotrices japonesas, alemanas y norteamericanas van a seguir en China. Buscan dejar atrás a las incipientes marcas chinas carentes de tecnología y de procesos productivos avanzados. Porque les importa en mercado interno chino invaluable, no sólo la exportación.

Pero el proceso de modernización está dirigido hacia las miles de empresas de proveeduría que tienen que estar a la altura de las exigencias de calidad de las fábricas automotrices. Necesitan modernizarse y entrar en la senda de la automatización generalizada.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *