Denso detiene actividades de Toyota en China; Honda, afectada

La filial autopartera Denso, propiedad de Toyota, paró hoy martes actividades en Guangdong, poniendo en riesgo la producción de 360,000 unidades anuales que la japonesa alcanzará en diciembre. Con esta huelga de trabajadores que piden aumento salarial también está en riesgo la actividad de Honda, que por segunda vez pararía de no llegarse a un acuerdo esta misma semana.

Obreros chinos en paro hoy en Toyota (Foto Reuters).

Los dirigentes sindicales chinos del automóvil están luchando porque se les reconozca voz en las decisiones empresariales (en Estados Unidos el sindicato UAW tiene acciones en la Chrysler, por ejemplo). Eso lo piden en Honda, en Toyota y el resto de la industria, así como en las empresas de autopartes como Denso. Hace dos semanas hubo una manifestación de obreros porque las condiciones de trabajo en sectores no automotrices son arriesgadas y no se cuenta con medidas de seguridad como se tienen en Occidente, dicen.

Los analistas neoliberales de Occidente no han tomado en cuenta que China es un país altamente politizado. Y que la migración de trabajadores rurales que ahora lo son en los polos de desarrollo industrial, han generado un problema de falta de capacitación adecuada y ausencia de esquemas de seguridad que las empresas globalizadas deberían implementar también en esa zona del planeta.

El Diario de los Trabajadores refiere esta semana a un llamamiento a la base obrera para que se organice y exija mejoras salariales y de las condiciones generales de trabajo, según el reporte de la agencia Reuters.

Alvolante.info refiere que el Partido Comunista chino, que es el que regula la actividad de los sindicatos, sabe de la justicia que hay en la demanda y espera la respuesta del Gobierno Central. Las empresas se han quejado ante el Ministerio del Trabajo por estas huelgas que afectan su labor, pero la demanda social tiene mucha fuerza en las decisiones políticas en ese país.

Este paro de Denso también afectará las actividades de Honda que depende mucho de ciertos componentes de Denso para producir automóviles. Honda acaba de salir de una huelga de más de un mes que le afectó sensiblemente su producción.

La huelga de Denso continuará toda la semana. Los obreros piden un aumento salarial entre $161 y $191 dólares al mes ($2,093 a $2,483 pesos mexicanos).

Alvolante.info señala que los sueldos en China siguen siendo brutalmente bajos. El Estado controla un sueldo mínimo pero la afluencia de trabajadores rurales a las ciudades está generando dos tipos de prestaciones, una campesina y otra citadina. Quienes llegan, nuevos, exigen un trato justo y digno como el resto de sus compañeros. Y el representante de la empresa mixta con presencia de Honda por ejemplo y una parte del Estado, llama a la cordura y al trabajo, pero la alta politización del proletariado chino es natural y ahora el Estado deberá manejar estos elementos para la estabilidad productiva que se puede correr a todo el conglomerado industrial automotriz en toda la región. Debe haber aumentos de sueldos globales, así como la producción lo es. Si global es la ganancia, global debe ser el trato.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *