Carlos Ghosn, las paradojas, la vida en Nissan, Renault y ahora Mitsubishi

Nissan nos hace llegar un documento firmado por Carlos Ghosn (62 años), presidente de la alianza Renault-Nissan y ahora también de Mitsubishi, quien habla de su vida, no muy conocida por estos lares. En vez de darle “click” al comunicado, copiarlo y presentarlo a ustedes, aderezamos el mismo con los aspectos personales con el personaje y de lo que en el papel no se habla. Un ejecutivo con altas y bajas, con paradojas y aciertos. Aquel a quien una vez le dijimos en su cara: “Señor, le traemos una queja de los lectores de Al Volante contra la marca Renault”, estando en México.

Nissan Carlos Ghosn Congreso enero 10

Carlos Ghosn, muchas altas sí, pero también algunas bajas (Fotos de archivo).

Comienzos

Carlos Ghosn nació en Puerto Bello, Brasil, hace 62 años. De abuelos libaneses vivió en Libia pero también en París. Tiene tres nacionalidades. Ha venido a México en tres ocasiones, dos de ellas con encuentros con la prensa, gracias a la labor del área de relaciones públicas en aquellos tiempos. Trabajó en Michelin con ascenso vertiginoso, lo llamaron de Renault y luego nombrado director de Nissan. Ahora es presidente de cuatro empresas: Renault, Nissan, AutoVaz (rusa) y Mitsubishi.

Se le ha considerado un gran personaje en la industria automovilística internacional. Dos textos en poder de Al Volante, dan cuenta de su actividad empresarial y sus proyectos personales enfocados a llevar a “Mr. Tijeras” a recortar lo que no sirve y a regresar la solvencia económica a las empresas, entre ellas a Renault y Nissan.

Lo que hace todos los días

Dice el texto firmado por él: “Estoy en algún lugar sobre el Océano Atlántico, cruzando a una altitud de aproximadamente 14 mil metros. Mientras vuelo hacia Brasil mis pensamientos están en Japón, pues aunque para mí es una tradición pasar las fiestas de Año Nuevo con mi familia en Brasil, una parte de mí desearía poder estar también en Japón durante el día más celebrado del año.

Nissan Renault logo color

“Como CEO de Nissan y Renault y presidente de la Alianza Renault-Nissan, divido mi tiempo cada mes entre Japón, Francia y otros mercados donde las compañías operan, como Brasil, China y Medio Oriente. La gente comúnmente me pregunta qué hago cada día y es difícil responder, pues no hay dos días iguales. Todo depende de la región en la que me encuentre trabajando y las decisiones que necesiten tomarse. Sin embargo, todos los días estoy enfocado en el desempeño y éxito de ambos negocios.

“Sin importar dónde esté, soy madrugador. En París usualmente estoy en la oficina a las 7:30 a.m. En Japón suelo llegar casi a las 8 a.m. por el tiempo adicional de trayecto entre mi casa en Tokio y las oficinas de Nissan en Yokohama. Cuando por fin llego a la oficina ya he estado trabajando calladamente por mí mismo durante horas. Me doy cuenta que estas suelen ser mis mejores horas de trabajo.

Aquella experiencia sobre el Tsuru

(…) A Carlos Ghosn lo hemos visto tres veces, dos en México y una vez en el Autoshow de Detroit. Firme, determinante, serio, con voz grave y fuerte. Rara vez se intimida por alguna pregunta de la prensa. Infringir temor “al adversario” es una de sus estrategias. Lleva el control de la situación siempre. En México, primera vez, vino a conocer los proyectos de la ampliación de Aguascalientes. Se tomó foto con medio mundo y recibió a la prensa. Entonces lo más comentado fue saber que “Si en México hay autos como el Tsuru, donde el jefe de Gobierno tiene uno (Andrés Manuel López Obrador), pues quiere decir que seguiremos con este modelo hacia adelante”. Extraoficialmente se sabía que, cuando llegó a la Ciudad de México y vio muchos Tsurus por la calle, se preguntó: “¿Cómo siguen haciendo este modelo que ya no se fabrica en ningún lugar del mundo y aquí es el auto más vendido? Algo hay que hacer”. Pero poco después cambió su estrategia ante los medios, exaltando los “valores” de ese producto.

Nissan Carlos Ghosn en México

La conferencia en la Ciudad de México.

Un mundo globalizado pero nacionalista ahora

“La mayor parte de mi día está estrictamente programado. Las juntas inician a las 8 a.m. y no terminan hasta que el día concluye, normalmente alrededor de las 8 p.m. o más tarde. Es común para mí partir de Tokio un viernes por la noche para asistir a juntas en otro país durante el fin de semana, y luego volar a París para toda una semana de trabajo. Ante esto me ayuda el hecho de que siempre he podido dormir bien en aviones. Este tipo de vida puede impactarte tanto física como socialmente, y tienes que aprender a manejar el precio que te cobra, ya que es algo que se exige a muchos líderes en la era de la globalización.

“”La globalización está cambiando la forma en que hacemos negocios y lo que significa ser competitivo. También estamos viendo otras tendencias sociales que están redefiniendo al mundo global de negocios, como la identidad y el resurgimiento del nacionalismo. Estas dos tendencias coexisten. Para entender a lo que me refiero, consideremos el Brexit: Reino Unido votó para salir de la Unión Europea, pero aún quiere trabajar con la región y negociar con el mundo.

Eléctricos no, pero finalmente sí

(…) La segunda vez vimos a Carlos Ghosn en el Autoshow de Detroit. Nuevamente fue el área de relaciones públicas en México, manejada por un comunicador, quien abogó por los medios nacionales para un encuentro exclusivo con el personaje. Fue entonces que era muy sonada la paradoja del director de Nissan y Renault porque él había dudado de la viabilidad de los autos eléctricos en el futuro en el mundo. Y era momento de recular pero con elegancia, ante las estrategias seguidas por los grandes constructores como Toyota, BMW, GM inclusive. Era un maestro en el arte de la oratoria y el control de la situación, sin tanta retórica. Convenció por la dureza al presentar “su modelo”, su concepción del auto del futuro, aceptando finalmente que el auto eléctrico e híbrido, solucionarían los problemas del mundo.

Nissan Leaf Carlos Ghosn

Eléctricos, siempre sí.

Empresas que no pierden su “individualismo”

“Sin duda, ambas tendencias están en juego en Nissan. La globalización es lo que hace posible que vendamos nuestros vehículos en más de 160 países y lo que atrae a talento diverso, pero nuestra identidad permanece profundamente incrustada en nuestro ADN japonés.

“También estoy a cargo de Renault. Durante los últimos 17 años, Renault y Nissan se comprometieron en una alianza única que genera sinergias para ambas compañías. Estas dos empresas han compartido metas, al tiempo que mantienen diferentes culturas e identidades. La Alianza Renault-Nissan es un ejemplo de que, a pesar de tener diferencias en lenguaje, regiones y tradiciones, dos compañías pueden ser más fuertes juntas. De esta forma, la Alianza adopta tanto las oportunidades de la globalización como los beneficios del individualismo.

En lo familiar, muchas influencias culturales

“Así como la globalización y la identidad describen a Nissan, también expresan perfectamente mi vida. Mi abuelo fue un hombre libanés que se mudó a Brasil, donde yo nací. Pasé la mayor parte de mi juventud y mis días de preparatoria en Líbano antes de ir a la universidad en Francia, donde adquirí la ciudadanía francesa. También viví en Estados Unidos por muchos años y tengo hijos que aún viven ahí. Pero me siento brasileño cuando estoy en Brasil, así que me sentí orgulloso al cargar la antorcha olímpica en mi país natal al inicio de los Juegos Olímpicos de Río el verano pasado.

mitsubishi-y-nissan-ghosn

Ahora también presidente de Mitsubishi… lo que viene para México.

Mis hijos también crecieron con muchas influencias culturales. Nacieron en Brasil y en Estados Unidos; y han recibido educación en Francia, Japón y Estados Unidos. En todos los lugares donde han vivido han recogido diferentes influencias culturales, por ejemplo, han adoptado la gracia y escrupulosidad de la gente japonesa, mientras que personifican una forma de pensar exclusivamente francesa. Creo que algún día el mundo estará lleno de personas como ellos, que sean capaces de retener sus identidades mientras aceptan la globalización.

El destino de una persona ya no está determinado por su lugar de nacimiento. Hace veinte años era normal que las personas trabajaran en su país natal; pero a partir de ahora más personas vivirán y trabajarán lejos del lugar donde nacieron.

“Señor, ¿le puede llamar la atención a Renault?”

(…) Tercer encuentro con Carlos Ghosn. Conferencia de medios en el Hotel Nikko. Una treintena de periodistas y nosotros ya anotados para tener el micrófono en la mano. Nos toca hacer la pregunta. “Señor, yo más que una pregunta le tengo una queja de mis lectores sobre la marca Renault. Le quiero pedir si les puede llamar la atención por el mal servicio que le dan al cliente”. Silencio total en la sala. Un hombre de poco cabello, sentado adelante de nosotros voltea y mira al reportero como queriendo matarlo con la mirada (más tarde nos enteramos que es el nuevo director de Renault para México) Ups. Carlos Ghosn ve fijamente al comunicador, y piensa rápido para salvar su figura, no verse en ridículo. “No tengo que llamar la atención a nadie, ellos deben cumplir con el cliente”, dice en pocas palabras. Bueno para la oratoria, su respuesta llevó todavía unos cinco minutos, pero aquí el meollo de la contestación. La noticia que dio era que se iba a fortalecer fuertemente a Renault en México con números negros, con producto y haciendo que el negocio floreciera. Poco tiempo después llegarían los productos del aliado Dacia y más tarde los fabricados en Sofasa, en Colombia.

Nissan Daimler Carlos Ghosn y Zetsche

Y de Daimler… ¿no hablamos?

Estilo de vida global

Esto abre nuevas oportunidades, pero también expone a los individuos a nuevos riesgos. Por ejemplo, la globalización requiere que más gente trabaje en países desconocidos por largos periodos de tiempo. Además de adaptarse a nuevos ambientes, también tendrán que lidiar con cambios de horario e incluso perder amigos en el camino. Los sacrificios que hagan serán grandes; y necesitarán mucha determinación y recursos para sobrepasar esos retos. Mi vida no está exenta a estos sacrificios, sin embargo, la globalización también puede expandir horizontes y permitir que las personas se den cuenta de su potencial y alcancen el éxito.

“Las personas alrededor del mundo, en especial en Japón, se están abriendo a la idea de un estilo de vida global y es en este contexto que comparto mi propia historia, con la esperanza de que pueda brindar inspiración.”

 

 

Léa también

Chevrolet Bolt 2020.– Amplían rango de baterías 32 Km más; de los mejores en eléctricos, 259 Km de recorrido autónomo

General Motors de Estados Unidos no se achica con la huelga aún vigente el día …

Un comentario

  1. Felicidades a Alvolante por haber hecho llegar esa importante queja a Carlos Ghosn.
    Es un ejemplo de periodismo valiente, sincero, honesto y comprometido con los ciudadanos.
    Los ciudadanos somos los consumidores de sus productos automotrices y este señor Ghosn debe estar al tanto de la satisfacción del cliente.
    La realidad es que Renault no ofrece automóviles confiables.
    Es lamentable que Nissan se haya aliado con Renault
    Peor aún, Mitsubishi aliada de Renault, eso sí que es triste.
    Mitsubishi era, junto con Toyota y Honda un orgullo de calidad, durabilidad, confiabilidad.
    A ver cómo les va ahora bajo la tutela de Renault.
    Ya se ve que en el Capitalismo no siempre triunfan los mejores.

Responder a Jose Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *