Brasil se desacelera y VW despedirá a 900 en dos plantas

La producción de automóviles en Brasil bajó 8% en los primeros tres meses del año. La economía del gigante latinoamericano se encuentra en franco desaceleramiento y el sector que marca la punta de la actividad es el automotriz. Empresas como Volkswagen despedirán a partir del 5 de mayo a 900 trabajadores y otras empresas harán lo mismo.

Brasil, dos años desacelerado (Foto Al Volante).

Brasil le representa a Volkswagen, junto con México, su más grande carta de ventas, superando por ahora incluso a Chatanuga, en Estados Unidos. Pero la desaceleración brasileña obliga a la alemana a hacer el ajuste en la producción en los próximos meses dado que los autos se están quedando sin vender en las agencias.

Según Reuters, dicho ajuste en la plantilla laboral brasileña de VW será de 900 trabajadores. Pero lo mismo harán otras empresas como FIAT que lidera el mercado del país sudamericano, o GM, incluso Mercedes también dice que harán recortes.

Los despidos serán en las plantas de San Bernardo del Campo, afuera de San Pablo, y en San José de las Piñas, en Paraná.

En un pormenorizado análisis, la casa estadunidense IHS habla de la producción automotriz en Brasil como «el país que ha tenido dos años anémicos». El ambiente del futbol con el Mundial que ha generado cierto descontento social, la aceleración en las obras de los estadios y los atrasos encontrados, pero también el tema de las elecciones en octubre, pintan una situación difícil para dicho país.

Al Volante considera que la baja venta de autos en Brasil, que ha tenido una producción total de 4.7 millones de unidades pero cuyo mercado interno es el más fuerte de Latinoamérica, apenas en segundo lugar atrás de Estados Unidos en América, acarreará problemas para empresas como Volkswagen que tienen que desplazar el producto rezagado a mercados del área. Y con México con un candado a la importación de unidades de Brasil, el acomodamiento de esas unidades en los mercados de la región, no resulta fácil.

Sigue Al Volante: Le será difícil colocar las unidades que no se pueden vender en Brasil. Tendrá que usar toda su estrategia para convencer a gobiernos, como el mexicano, de que le permitan vender un poco más. Y habrá planes de venta de aquellas unidades que se producen masivamente en Brasil como el Gol y el Crossfox. Los descuentos aparecerán rapidamente en los planes de mercadotecnia de la alemana acá.

México y Brasil se pelean las oportunidades de crecimiento automotriz en mercados como el de Perú y Colombia, afirma IHS.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

5 Comentarios

  1. debe de ser un golpe duro para una marca que quiere ser la numero uno en el 2018

    yo no creo que esto pase la competencia contra el gigante americano y sobre todo el gigante japones es muy dificil

  2. Federico Angel

    Es una noticia triste saber que muchas personas quedarán sin empleo en Brasil. Pero sabemos que es la lamentable fórmula de las empresas cuando no se está generando el suficiente capital que les deje ganancias.

    Saludos!!!

  3. Creo que si los precios de los autos made in Brasil fueran mas accesibles en nuestro país otra situacion muy diferente le pintaria al país carioca, pero con precios que son verdaderamente altos para lo que ofrece un auto made in Brasil pues ahi que los sigan conservando y que se coman un poco de su soberbia al no permitir a los autos mexicanos tambien ingresar a aquel país. Pensaron que necesitabamos de sus autos ó que su mercado no necesitaba de nosotros pero ahi estan teniendo los primeros resultados, por lo pronto fue mejor la decision de algunas marcas de traer de India lo que antes se traia de Brasil.

  4. DON CESAR:
    ¿Alguna noticia de que vayan a traer el Up que ya se produce en Brasil a México? Saludos y felicidades por su foro.

  5. Humberto de SLP

    La debacle brasileña en la venta de autos se debe en gran parte a las restricciones que impuso el gobierno argentino para impedir la salida de divisas, el mercado natural para Brasil es Argentina a donde venden 9 de cada 10 autos exportados, de ahí la magnitud de su problema. Tanto Argentina como Brasil apenas estan empezando a pagar el costo del populismo, eso tarde o temprano se paga y no hay de otra. Por otro lado México va a superar a Brasil en la producción de autos en unos cuatro años más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *