Seguridad al volante.– 37 autos y marcas no tienen control de estabilidad en México

El Poder del Consumidor, EPC, en México, evalúo a 61 autos y marcas que se venden en México y de los cuales 37 no cuentan con el sistema de control de estabilidad, fundamental para salvar la vida de los ocupantes en caso de perder el control. Aunque se tengan bolsas de aire o frenos ABS, el sistema en cuestión puede ser determinante en los resultados del accidente y sobrevivir al mismo.

El Peugeot 208 GT, de los que sí tienen control de estabilidad (Foto Al Volante).

Comunicado de medios

En conferencia de prensa El Poder del Consumidor (EPC) presentó un análisis de 61 modelos de autos 2017 en sus versiones básicas para informar a los consumidores cuáles modelos no cuentan con los mínimos estándares de seguridad recomendados.

De acuerdo con el análisis 37 modelos no cuentan con Sistema de Control de Estabilidad (ESC): Nissan Tsuru, Nissan Tiida, Nissan Versa, Nissan Note, Nissan Sentra, Nissan March y Chasis Nissan NP300; Chevrolet Spark, Chevrolet Aveo, Chevrolet Sonic y Chevrolet Trax; VW Vento, VW Jetta, VW Gol, VW Crossfox, VW Polo, VW Up; Suzuki Swift, Suzuki Ciaz, Suzuki Ignis; Toyota Avanza, Toyota Yaris y Toyota Corolla; Honda Fit y Honda City; Ford Figo y Ford Ecosport; Dodge Attitude y Dodge Vision; FIAT Mobi y FIAT Uno; Renault Logan, Renault Sandero y Renault Duster; Hyundai Grand i10; Mitsubishi Mirage, y Peugeot 301.

Nissan Versa, el más vendido… pero no tiene control de estabilidad (Fotos de archivo).

De estos, nueve modelos no cuentan con frenos ABS: Nissan Tsuru, Tiida y March; GM Spark, Aveo; Ford Figo; Dodge Attitude; Hyundai Grand i10 y Mitsubishi Mirage y cuatro de ellos ni siquiera cuentan con bolsas de aire: GM Spark y Aveo, Nissan Tsuru y Hyundai Grand i10 poniendo en grave peligro la vida de las personas que viajan en ellos.

En materia de seguridad para pasajeros infantiles, pese a que es la primera causa de muerte en niños de 5 a 14 años, existen en el mercado 12 modelos que no cuentan con sistema de retención infantil (ISOFIX/LATCH) en su versión básica: GM Aveo, GM Spark, GM Sonic, GM Trax; Nissan Tsuru, Tiida y March; Ford Figo; VW Gol, VW Crossfox; Suzuki Ciaz y Hyundai Grand i10.

Guajardo, sin voz firme para meter en cintura a la industria.

EPC recordó que las tecnologías de seguridad en autos nuevos están diseñadas para salvar la vida en dos maneras: evitando siniestros viales y protegiendo mejor la integridad de los ocupantes en caso de colisión. El costo de estas tecnologías para la industria automotriz es aproximadamente de 500 dólares (ABS, ESC y bolsas de aire), sin embargo, los consumidores que quieran acceder a estos dispositivos tienen que pagar un sobre costo debido a que la industria incluye estas tecnologías con otros dispositivos que están fuera del rango de seguridad (rines, quemacocos, interconectividad, vestiduras, etc.)

Como consecuencia de lo anterior, en México, el mercado automotriz sigue fuertemente marcado por un doble estándar de seguridad vehicular fabricando autos seguros para la exportación para el resto de Norteamérica y Europa y autos con seguridad deficiente para el consumo interno y para algunos países de Latinoamérica. Pese a contar con la NOM-194, encargada de regular los dispositivos de seguridad en los autos nuevos, debido a su debilidad los fabricantes de autos pueden seguir comercializando autos altamente inseguros.

Al respecto Stephan Brodziak coordinador de la campaña de seguridad vehicular de EPC declaró: “Casi el 90% de los autos fabricados en México ya cuentan con las especificaciones de seguridad más exigentes a nivel mundial, pero son exportados a los mercados con una regulación rigurosa como EE.UU., Canadá y la Unión Europea”.

El Tsuru salió del mercado, pero el Aveo ¿cuándo?

Otro ejemplo de la debilidad de la NOM-194, está en su aplicación ya que hasta el momento se desconoce quiénes serán los laboratorios de pruebas de choque los cuales se encargarán de emitir los informes de resultados para obtener el dictamen de cumplimiento de la NOM por parte de la Secretaría de Economía (SE) o de las unidades de verificación. Asimismo, se ignora cuáles serán las unidades de verificación, al menos, hasta el mes de noviembre de 2016 no había unidades de verificación designadas y existían únicamente 6 dictámenes de cumplimiento -emitidos por la SE- que tienen que ver con los dispositivos de seguridad más básicos con los cuales ningún auto puede circular como son: limpiadores, frenos, asientos, llantas, faros delanteros, velocímetro, etc.

Finalmente, EPC hizo un llamado a la Secretaría de Economía a que revise esta norma a la brevedad para contemplar los dispositivos que quedaron fuera, designar a los laboratorios independientes, con capacidad técnica probada y libres de conflicto de interés como lo es Latin NCAP y fortalecer el rol del gobierno al permitírsele solicitar todas las pruebas o certificaciones necesarias a la industria automotriz de los dispositivos o sistemas de seguridad con la finalidad de contar con autos más seguros.

Léa también

Baja la producción de autos en octubre (16.3%); cierra Ford sus líneas de producción en Hermosillo y Cuautitlán para alistar los autos eléctricos

Ya habíamos visto que las ventas de autos cayeron casi 9% en octubre. Ahora hablaremos …

5 Comentarios

  1. Buenas tardes sr cesar roy es un placer leer sus articulos muy serios y llenos de informacion relevante para la ciudadania de ante mano lo felicito por su gran trabajo y compromiso , pasando a otro punto estoy un poco indeciso en cual vehiculo comprarme ya que en mi ciudad tenemos muchos defectos en el pavimento de las calles (Baches, reparaciones mal echas ,etc.) por ello mi gran analisis de obtener un vehiculo con buena suspencion sin sacrificar comodidad y confort , busco tambien un vehiculo ke al pasar malas calles sea suave la suspencion mis opciones a las ke llego son las siguientes:
    kia rio sedan 2018
    yaris sedan 2017
    yaris hatchback 2017
    sonic sedan 2017
    vento 2018
    sandero stepway dinamic 2018
    estas son mis opciones ojala con su gran y amplio conocimiento en el area automotriz me pueda dar un buen consejo y elegir la mejor opcion.
    me despido enviandole un saludo gracias.

  2. Sin duda deberían estar trabajando YA en la modificación a la NOM que entra a finales de 2019. No sé si obligar al ESP, pero si se debería obligar a las marcas a entregar una calificación mínima de 2 estrellas para cualquier modelo que se venda aqui, tomando como referencia NCAP, EUROCAP o LATINCAP, nada más. Ya será cuestión de cada marca como las obtiene pero cada auto desde su versión más básica debe tener calififcación, así como una homologación de sus emisiones por alguna autoridad igual de USA o Europa. De todos modos si lo aprueban entraría hasta 2025 o algo así. Pero es mejor trabajar y conseguir al menos eso desde ahorita.
    Lo que debemos aceptar como consumidores es que esto paulatinamente va a encarecer y volver más dificil el acceso a vehiculos nuevos para todos, pero también ya es hora de que “no cualquiera” tenga derecho a contaminar más con un vehículo. Incluso pensando que no por esto en un tiempo corto se terminarían los autos “viejos e inseguros” pero nos pondría en un camino más sensato.

  3. Me parece excelente que alguien por fin haga la tarea que nuestros gobernantes no se han atrevido a hacer. Ya era urgente que se exhibiera a quienes están ofreciendo menos seguridad aunque cobren lo mismo o más que los que sí se preocupan por sus usuarios.
    Lo que aún falta es que ésta informació llegue al público en general. No sólo quién equipa ESP y quien no, sino qué es el ESP y cómo nuestra vida puede llegar a depender de tenerlo en el auto o no. Urge que el público entienda y analice antes de comprar, y éso es lo que no veo que aún suceda, ésta información se está quedando en foros como éste al que acudimos compradores que de todos modos ya tenemos una idea. Ya es tiempo de que el público en general aprenda a elegir mejor.

  4. A César y a su equipo: !Gracias por la info y a la vez por despertar conciencia en el consumidor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *