Para 2013 etiquetas sobre consumo en EEUU: ¿Y México?

Mientras en Estados Unidos será obligatorio que las fábricas de automóviles instalen en las ventanillas de los vehículos una calcomanía que señale el consumo de gasolina de la unidad, y una calificación del 1 al 10, los esfuerzos en México de la organización no gubernamental El Poder del Consumidor han sido ignorados tanto por las empresas como por el gobierno federal.

Una calcomanía obligatoria y aquí la corrupción impide una medida similar.

Las nuevas calcomanías establecen el número de millas que el auto puede recorrer y los galones de combustible que serán consumidos por esa distancia recorrida, con lo que el posible comprador de un auto o camioneta, puede determinar si le conviene comprarlo o no, ya que también le dará lo que consumirá al año en promedio.

Otras informaciones que dispone la calcomanía en Estados Unidos, tienen que ver con el ahorro que al año tiene el consumidor en ahorro de combustible, una calificación del 1 al 10 en el consumo, así como una segunda calificación por las emisiones de CO2 emitidas.

El gobierno de Estados Unidos ha determinado una dirección de página de Internet para que el público en ese país pueda determinar el gasto de gasolina en su unidad, siendo obligación de todas las empresas de la industria automotriz en ofrecer dicha información tanto al gobierno como al consumidor.

En México, la organización no gubernamental El Poder del Consumidor, EPC, dirigió una carta a Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA, a fin que se analizara con el sector este aspecto. Pero su exigencia de audiencia fue disuelta en dimes y diretes sobre una reunión conjunta y finalmente no fueron recibidos por muchos peros al respecto. Menos fueron atendidos por las fábricas de automóviles instaladas en México al respecto y satisfactoriamente.

El gobierno mexicano determinó en 1982 la desaparición del Laboratorio de Homologación donde la Secretaría de Industria y Comercio obligaba a las empresas automotrices a pasar una serie de pruebas de consumo de gasolina, equipamiento de seguridad, y el cumplimiento de otras normas en México.

Este aspecto fue eliminado y la Secretaría de Economía «actúa de buena fe» dando validez a la información que cada fábrica establece sobre sus propias normas de seguridad en sus unidades, ya sin revisión alguna.

Léa también

Chevrolet Beat 2019 con problemas en el software de la pantalla

Si usted observa que la pantalla de su Chevrolet Beat recién nuevecito comienza a parpadear, …

4 Comentarios

  1. Saludos, quisiera por favor me orienten en lo siguiente: estoy por comprar un mitsubishi galant 2007, con 60000 km, un solo dueño, me podrían decir si es un buen auto, si las refacciones son escasas o bien si es un auto problematico? de antemano gracias

    • Alvaro, es uno de los modelos ya anteriores, creo que es el cajuelón. Es buen auto pero checa estado general, ya está algo castigado por kilometraje y cinco años de uso. Que vaya tu mecánico, manéjenlo, cuántos servicios se le hicieron, qué cosas le compró nuevas, batería, etc, Póngase abusado con los autos usados. Si está en buenas condiciones es buen producto, con refacciones algo caras por ser Mitsu, investiga precios de refacciones y decide.

      César Roy Ocotla
      Editor de Al Volante.

  2. Lo que se te olvida tocayo, es que todo tiene una razon y al menos ahorita, es de las pocas veces que estamos mejor «como estamos hoy».

    Debido a tanto dinosaurio a la venta en Mexico (Tsuru, «Clasico», Chevy, etc.) no hay calcomanias asi aqui porque seria una burla, y el colmo es que son los mas vendidos.

    Primero que haya regulacion en materia de seguridad para emparejarnos con EUA y Europa: Frenos ABS de serie, bolsas de aire de serie, control de traccion de serie, etc. para sacar a tanto vejestorio y –entonces si– comenzar esta carrera de eficiencia BIEN HECHA como en EUA.

    Si no, seria una estupidez insinuarle al consumidor que un ataud / lata de papel aluminio como el Tsuru, es «uno de los autos mas eficientes y recomendables que puedes adquirir».

  3. La eco-etiqueta para coches es una buena medida para mejorar el ambiente y propiciar un consumo responsable.

    Aunque no estén físicamente en los coches, hay la opción de localizar el comparativo en http://www.ecovehiculos.gob.mx/

    El mexicano promedio es gustoso en dar su oro por espejos. Muchas veces se deja llevar por la imagen del modelo, sin considerar si realmente le será útil, cuánto dinero aplicará en combustible, mantenimientos, seguros, etc.

    Creo que la contumacia del sector, para no aplicar las eco-etiquetas, es porque bajaría la venta de modelos costosos (poco ahorradores), que son sinónimo de estatus social.

    Tan sólo, en ecovehiculos, se tiene que el Nissan March consume $10,100.00 de gasolina/año; y la Titan Crew, $27,600.00. El Tiida anda por los $11,800.00 anual.

Responder a César Roy Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *