¿Qué tipo de ciudadanos somos? ¡A participar!

Acabo de llegar de emitir mi opinión sobre la reforma energética. Lo hice frente a Grupo Fórmula, en avenida Universidad, a las afueras del Metro Coyoacán. Pusieron tres mesas receptoras del voto ciudadano. Mostré mi credencial de elector y me entregaron dos boletas para el “sí” o el “no” sobre el tema. Fue fácil. Lo hice porque pienso, como muchos miles de ciudadanos que hoy van a la consulta, que este país tiene que cambiar con base en un sustento democrático (incipiente, sí, pero democrático) y me queda claro que el actual gobierno no va a promover ese cambio si su llegada al poder se ha hecho bajo esquemas fraudulentos.

Los medios de comunicación masiva, sobre todo radio y tele, en su gran mayoría, se hartaron de descalificar esta consulta. Como ente pensante supe distinguir entre la rabia comunicacional y el raciocinio de una acción que es válida: Escuchar a los ciudadanos sobre un tema en particular. Pese a todo: que no lo apoyó el gobierno, pese a las descalificaciones de comunicadores deshonestos, a los detractores de dentro y fuera de un partido de izquierda fracturado por los madrazos del poder… pese a todo. La democracia en este país va, y de eso nos encargamos quienes queremos a México, defendemos la soberanía que nos queda y promovemos cambios en donde un ciudadano tolerante, comprometido, sea capaz de cambiar a su propio país.

La consulta va, aunque mañana los medios y sus politiquillos porros se encarguen de denostar este esfuerzo ciudadano.

Léa también

KIA inversión extra.– $1,000 mdd de sus cinco autopartistas

Reunión de un reducido grupo de periodistas y analistas con los máximos directivos de KIA …

5 Comentarios

  1. Ricardo,

    así es. Como sociedad estamos muy atrasados en materia de politización. Pero aquí sí soy optimista. Tenemos que crecer a como dé lugar, no hay otra.

    Sólo edité de tu comentario aquello de les vale… (ya sabes).

    Vamos a tener respeto por los demás foristas para que tampoco nos falten a nosotros. Creo que es una buena regla de relación entre mexicanos.

    Gracias por opinar. Y por votar. No sabes lo importante que hiciste. Porque de nosotros, los que estamos promoviendo el verdadero cambio, depende el México del futuro y de un país más justo y feliz para nuestros hijos.

  2. Hola César, el domingo tenía que salir del DF temprano pero aguanté un raro para poder ir a emitir mi voto que me quedaba a 2 cuadras de casa. Cuando llegué vi que era el segundo en la lista al votar. Pero lo triste comenzó cuando las personas invitaban a los corredores mañaneros del parque de San Lorenzo y ellos sonreían y seguían con su camino.

    Constitucionalmente la consulta no sirve de un carajo pero era un gran ejercicio de democracia y conciencia cívica, pero nos dimos cuenta nuevamente como al pueblo de México le valió… nuevamente, “al fin que ni les afecta”. En otro tema de tu blog donde informas de la caída de las ventas de Hummer comentas como los vecinos del norte ya no las quieren pero aquí como las “gas está bara” que importa sigan comprándola o peor aun compren autos chocolates.

    Los precios en México de la gasolina son de risa aunque en Venezuela son menores pero allá si lo procesan mientras en nuestro lindo México seguimos dependiendo de la exportación del barril para luego comprárselos refinado .. que tontería. Pero bueno los mexicanos tienen el gobierno que merecen y un país igual.

  3. andres g.ortiz

    El mensaje de la consulta No solamente fue el rechazo a la necia e injustificada intentona calderonista…Es , por encima de todo, un interès legìtimo del ciudadano de a pie que quiere participar de los asuntos que -como simpre-terminaràn impactàndolo en su precaria calidad de vida. Lamentable que algunos dejen pasar estas ocasiones para manifestarse-en cualquier sentido-y luego se lamenten por las cosas que pasan en este paìs…

  4. Santiago Salmones

    El verdadero fraude, consiste en el engaño multiplicado.

  5. Jesus Chavarria

    Mañana viene la desacreditación de los medios. Da pena escuchar a Pepe Cardenas preguntar para que diablos sirve la opinion de la ciudadania.

Responder a Santiago Salmones Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *