Gana Richards Stock; estúpidas banderas y «marranada» a Vences

Dos estúpidas banderas amarillas de los organizadores de la llamada «Nascar mexicana», carreras de quinto mundo, dan respiro a los viejos motores de carburador y a que los favoritos avancen porque hasta la vuelta 57 no pasaba nada. Homero Richards ganó seguido de Germán Quiroga y tercero Antonio Pérez. Eficiente carrera de Irwin Vences que tuvo que aguantar, por enésima vez, «la marranada» de Freddy Tame.

Homero Richards peleó como los buenos su primer lugar (Foto Nascar México).

Un circuito capitalino que se queda corto para la velocidad que alcanzan estos tubulares de fibra de vidrio. Sucedió el año pasado y volvió a suceder ahora: Múltiples choques por no preveer que el pisar tierra hace girar y perder todo control a vehículos cuya geometría de suspensión es tan vieja como el serial en Estados Unidos.

En la junta se les pide a los pilotos y escuderías que usen más «voceros» (spotters), aquellas personas que les ayudan por el radio para avisarles lo que pasa por donde los corredores no ven. Ni así funcionó. Con todo, Homero Richards encabezó la competencia, se quedó atrás y vino remontando luego de cumplir con sus entradas «obligatorias» al pit y repostar y por segunda vez cambiar llantas. Irwin Vences, en cambio, no cambió llantas y eso le hizo llegar hasta el primer lugar por más de 30 vueltas, pero un ardido Freddy Tame sacó de la jugada a Irwin, otra «marranada» que pasará impune, como casi todo en ese serial, mala copia del norteamericano.

Cuando nada pasaba y todo iba «bien», los organizadores muestran la primera bandera amarilla que hasta los voceros oficiales de la televisión pagada se ven inquietos y sin saber por qué se dio. ¿Resultado? La camioneta de seguridad checa el estado físico de los topes que marcan la entrada a pits. El oficial, en televisión, pega con su zapato si los topes se mueven o no. ¡Vaya bandera estúpida! Pero eso no iba a ser todo. Vino la segunda y ahora por quitar un «fierro», como dijeron los «cronistas» de la carrera, de la pista. Dos banderas ridículas para compactar al grupo y ofrecer más espectáculo, quizás. Sí, un pequeño circo romano donde la gente que «abarrota» una única tribuna de menos de 5,000 personas de ambos lados de la recta, aplaude cada choque. De eso se trata, de que los pilotos sean verdaderos guerreros mata leones.

Por su parte Rubén Pardo, con unidad competitiva también, arrancó undécimo cuando las listas oficiales lo ponían ayer en décimo. Y desde allí comenzó a ascender. Pero decidieron llamarlo al cambio de llantas y por eso pudo tener agarre para rebasar a Tame, y terminar cuarto. La mejor de las carreras donde su hermano Carlos ha ganado tres veces en la historia de los Stocks en el autódromo de la capital.

Y entonces vino lo bueno. Los pilotos sin experiencia, que son muchos pero que llenan el bloque de 32 autos en pista para cumplir con los patrocinadores, estorban a los rápidos y hacen que se cometan las carambolas. Allí estaban Jaitovich, Mike Sánchez, Julián Islas…

Choques, gente enojada porque le hicieron perder su lugar los lentos, «marranadas» como las del Tame Jr. que abiertamente le bloquea el paso a Irwin y lo hace perder el control (¿recuerdan el accidente mortal de Carlos Pardo donde uno de los equiperos de Freddy se vio involucrado en el mismo?). ¿Van a sancionar a Freddy? No, porque no habrá protesta. Osito, te tienes que quedar con tu coraje.

Un Germán Quiroga que quedó segundo y que supo sacar a favor  la «flaqueza» de su unidad, por aquello de no poder alcanzar a Richards ni con el viento a favor. Perdió el segundo lugar en momentos pero no se desesperó, esa fue la clave para avanzar. Luego pudo rebasar a Irwin Vences porque este no cambió llantas y ya no podía ni con la presión de Richards ni la de Quiroga.

Irwin Vences ahora sí tuvo una unidad competitiva. El Osito supo aguantar como los buenos. El ex-novato del año supo sacarle raja a las vicisitudes y aprovechar la buena estrategia de Beto Lozano, su preparador, junto con Jordy Vidal.

Los primeros 10 lugares de la competencia:

1. Homero Richards. 2. Germán Quiroga. 3. Antonio Pérez. 4. Rubén Pardo. 5. Rubén Rovelo. 6. Ricardo Pérez de Lara. 7. Jorge Arteaga. 8. Jorge Goeters. 9. Rafael Martínez. 10. Carlos Peralta.

Irwin cayó hasta el lugar 13.

Léa también

WRC 20 Rally de Monte Carlo.– Inicia Sébastien Ogier (Toyota Yaris WRC) dominando las primeras jornadas

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla Ha iniciado el Campeonato Mundial de Rallies 2020 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *