¡Aguas con el sobrecalentamiento!.. Sus consecuencias

Por David Durán Tovar (colaborador de Al Volante)

Probablemente te ha sucedido que mientras conduces, el motor funciona correctamente, pero repentinamente comienza a salir humo blanco por el escape y el indicador de temperatura muestra advertencia. Quizá por la urgencia continúas el viaje.

Cuando sientes que se enfría, rellenas el nivel de refrigerante y pareciera que el motor andaba trabajando con una manguera rota por donde se fugó el líquido. Claro que estoy describiendo el escenario de un sobrecalentamiento del motor.

Pocos conductores conocen los síntomas y las consecuencias de un motor sobrecalentado, así que comenzaré por describir los síntomas más comunes.

  • Las mangueras de refrigerante se presurizan de más: Todo fluido caliente se expande, en el caso de los motores este fluido es el líquido refrigerante y cuando alcanza su temperatura normal de operación las mangueras del radiador se endurecen. Si con el motor caliente no puedes comprimir las mangueras del radiador con la mano (usando guantes aislantes) están sobre comprimidas debido a que por el sobrecalentamiento, los cilindros perdieron su sello hermético y pasan compresión al radiador.
  • La fuerza del motor disminuyó: Este síntoma se debe a diferentes causas, pero un sobrecalentamiento provoca que la compresión de los cilindros del motor se reduzca debido a que ésta brinca de un cilindro a otro. La compresión de los cilindros se mide en un taller mecánico.
  • El síntoma más evidente de un motor sobrecalentado es cuando el color del refrigerante del radiador se ha vuelto lechoso. Una calentada provoca que el aceite del motor se mezcle con el refrigerante, es por ello que se vuelve lechoso. Por ejemplo, si al destapar el radiador observamos que el tapón y el refrigerante están lechosos es la evidencia de un sobrecalentamiento.
Refrigerante contaminado pon aceite. (Fotos: cortesía).
Refrigerante contaminado pon aceite. (Fotos: cortesía).

Las consecuencias más comunes y cómo afectan.

  • La potencia del motor se reduce. Dependiendo de la gravedad del sobrecalentamiento los cilindros y anillos de los pistones pierden su sello hermético.
  • La cabeza del motor se agrieta. Aunque esto no es una regla, hay motores que por su mal diseño no aguantan tal sobrecalentamiento y se agrietan en puntos clave como los asientos de las válvulas. Uno de los motores que comúnmente se agrieta es el antiguo Ford 140, (2.3 Lts. – Topaz y Ranger).
  • Ante una sobrecalentada se corre el riesgo de un desbielamiento. Este término se refiere a cuando el cigüeñal pierde su lubricación y sus bielas se amarran.
  • Lo que sucede es que las superficies de la cabeza del motor y la del bloque de cilindros se pandean en cantidad microscópica, dejan de estar completamente planas a través de su eje, y se generan lo que llamo “espacios huecos” entre las superficies de la cabeza y del bloque de cilindros por los que se pierde el sello hermético que en todo momento debe existir.
La superficie de cabeza de motor se mancha pierde el sello hermético.
La superficie de cabeza de motor se mancha pierde el sello hermético.

¿Cómo solucionar problema?

  • Únicamente se corrige en un taller de torno, a donde se llevan las piezas afectadas (cabeza y monoblock) para emparejar sus superficies.
  • El proceso consiste en retirar material de la superficie, quitar las manchas por donde se fugan la compresión y el aceite hasta que la zona quede completamente plana. Una vez reparado, el motor mejorará su desempeño.
  • Corregir un sobrecalentamiento puede resultar costoso, dependiendo del mecánico la mano de obra puede ser de alrededor de 4 mil pesos.
Se deben retirar todas las manchas del bloque de cilindros.
Se deben retirar todas las manchas del bloque de cilindros.

La mejor prevención es ser cuidadoso, checar el nivel de refrigerante y que los ventiladores del radiador funcionen correctamente. Antes de manejar tu vehículo sin refrigerante o forzar el motor ¡mejor piénsalo dos veces!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Léa también

cm-bradd-y-ricardo-2

Clear Mechanic, la aplicación necesaria en todo taller mecánico

PUERTO VALLARTA, Jalisco.– En una visita especial a las oficinas centrales de Clear Mechanic, empresa …

3 Comentarios

  1. Una vez tuve una mala experiencia con un Pointer en un viaje de vacaciones. El auto poseía una sola banda para motor, alternador, bomba de agua.. en fin, todo el sistema. Y ya que no se revisó antes dicha banda resulta que se reventó. Fue en un viaje de Chihuahua a Morelos. cerca de Salamanca Guanajuato, el auto anduvo por 3 minutos sin banda antes de misteriosamente detenerse. Resulta que lo llevan a la agencia y le ponen la banda. Ya en el viaje de regreso a Chihuahua el carro se sentía con menos potencia. Transcurridos días, un familiar que era el que mas usaba el carro se dio cuenta que empezó a pasar agua al motor…
    El resultado fueron cabezas dañadas y como $8000 pesos en reparaciones.

    En contraposición, mi Tsuru 1993 1.6L 8 válvulas, se recalentó en una ocasión por traer una fuga en las junturas de la cabeza del radiador a la cual hice confianza, y de pilón, la aguja medidora de la temperatura en el tablero no funcionaba. El auto se apagó cerca de mi casa. Lo revisé y me di cuenta que no traía agua, se había vaciado el radiador casi por completo. El anticongelante se había vuelto una gelatina espesa y viscosa. Logré avanzar el coche a mi casa y sin apagar el motor bañé a chorro de agua el radiador hasta que bajó la temperatura. temí una desbielada pero ahí se puso a prueba la buena fama de los Tsuru. No pasó a mayores. No tuve problemas con el motor. Corrí con mucha suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *